Yom Ha’atzmaut / יום העצמאות‎ 

0
169

Yom Ha’atzmaut  2021    /   5781 יום העצמאות‎ 

El Día de la Independencia (en hebreo: יום העצמאות Yom Ha’atzmaut, literalmente «Día de la Independencia») es el día nacional de Israel, que conmemora la Declaración de Independencia en 1948. 

Eduard Yitzhak/Israel Internacional.-

Debido a que Israel declaró su independencia el 14 de mayo de 1948, que correspondía con la fecha hebrea 5 Iyar en ese año, Yom Ha’atzmaut se celebró originalmente en esa fecha.El día está marcado por ceremonias y observancias oficiales y no oficiales.

Sin embargo, para evitar la profanación del Shabat -sábado-, se puede conmemorar uno o dos días antes o después del 5 de Iyar si cae demasiado cerca del sábado judío.

Yom Hazikaron, el Día del Recuerdo de los Soldados Caídos y Víctimas del Terrorismo de Israel siempre está programado para el día anterior al Día de la Independencia.

El Día de la Independencia Yom Haatzmaut tendrá lugar desde el atardecer del 14 de abril de 2021 al del día siguiente, el 15, en el calendario gregoriano, que corresponde al año 5781 del calendario hebreo.

El Día de la Independencia se basa en la declaración del establecimiento del Estado de Israel por el liderazgo judío encabezado por el futuro Primer Ministro David Ben-Gurion el 14 de mayo de 1948.

El ambiente fuera de la casa de Ben-Gurion justo antes de la declaración era alegre:

Los judíos de Palestina … estaban bailando porque estaban a punto de darse cuenta de  uno de los logros más notables e inspiradores de la historia de la humanidad: un pueblo que había sido exiliado de su patria dos mil años antes, que había soportado innumerables pogromos, expulsiones. y persecuciones, pero que se había negado a renunciar a su identidad, lo que, por el contrario, había fortalecido sustancialmente esa identidad; un pueblo que solo unos años antes había sido víctima del mayor acto de asesinato en masa de la humanidad, exterminando a un tercio de los judíos del mundo que regresaban a casa como ciudadanos soberanos en su propio estado independiente.

La independencia se declaró ocho horas antes del final del Mandato Británico de Palestina, que debía finalizar el 15 de mayo de 1948.

David Ben-Gurion, quien fue el primer primer ministro de Israel, leyó públicamente la Declaración de Independencia de Israel el 14 de mayo de 1948. Según el calendario judío, este era el quinto día de Iyar, el octavo mes del año civil. en el año 5708.

El aniversario de esta fecha en el calendario judío se conoce como Yom Ha’atzmaut y generalmente cae en abril o mayo del calendario gregoriano.

El Día de la Independencia es un día festivo en Israel y, como muchas celebraciones judías, este «día» comienza la noche anterior. En esta noche, el presidente del Parlamento israelí, o Knesset, pronuncia un discurso y hay una dramática presentación televisada.

Los grupos de soldados llevan banderas israelíes y modelan formas que representan símbolos del judaísmo, incluido un candelabro de siete brazos, conocido como Menorah, y un hexagrama regular, conocido como la Estrella de David.

Además, 12 balizas son encendidas por personas que hicieron una contribución especial a la sociedad israelí en un campo en particular. Cada una de las balizas representa una de las 12 tribus de Israel.

Mucha gente organiza fiestas o canta y baila en las calles para celebrar y se encienden fuegos artificiales. Los jóvenes a menudo golpean a los transeúntes en la cabeza con martillos de plástico o los rocían con espuma de afeitar.

También es común exhibir la bandera israelí de manera prominente en casas y automóviles. Muchas personas religiosas pueden leer la Torá o decir el Hallel, que son seis Salmos, o tocar el shofar, un instrumento hecho con cuerno de carnero.

Yom Ha’atzmaut también es celebrado por judíos que viven fuera de Israel. En los Estados Unidos, varias comunidades judías organizan grandes festivales, por ejemplo, en Los Ángeles.

Otras comunidades organizan servicios especiales en sinagoga, así como danzas, barbacoas o picnics. Estos eventos pueden realizarse un domingo cercano al Día de la Independencia de Israel para que las familias puedan asistir.

El Día de la Independencia es un día festivo en Israel. No es un día festivo en otros países, incluidos Australia, Canadá, Reino Unido o Estados Unidos.

 Sin embargo, las organizaciones judías pueden estar cerradas u ofrecer un servicio limitado para permitir la celebración de celebraciones. Puede haber alguna interrupción local del tráfico alrededor de eventos públicos a gran escala.

La idea de un estado moderno de Israel se remonta a las ideas de Theodor Herzl, un judío nacido el 2 de mayo de 1860 en Pest, ahora parte de Budapest, Hungría.

Hizo campaña por un estado judío en el Medio Oriente y jugó un papel decisivo en la creación de la Organización Sionista y la organización del Primer Congreso Sionista celebrado en Basilea, Suiza, en agosto de 1897. Herzl murió el 3 de julio de 1904.

Tras las horrendas atrocidades cometidas contra el pueblo judío y la cultura hebrea en Europa en el período previo a la Segunda Guerra Mundial y durante ella, hubo más llamamientos para la creación de un estado judío.

El 14 de mayo de 1948, David Ben Gurion, el primer primer ministro de Israel, leyó públicamente la Declaración de Independencia de Israel. Este evento se conmemora cada año en el Día de la Independencia de Israel, también conocido como Yom Ha’atzmaut. El día antes de Yom Ha’atzmaut es Yom Hazikaron.

Esta es una ocasión solemne y un día de conmemoración y se conoce oficialmente como «Día de conmemoración de Israel para los soldados caídos y las víctimas del terrorismo».

Según el calendario judío, el quinto día del mes de Iyar no puede caer en domingo. Si esta fecha cae en viernes o sábado, Yom Ha’atzmaut se celebra el tercer o cuarto día del mes.

Si la fecha cae en lunes, se observa el sexto día de Iyar. Esto es para que las festividades no caigan justo antes, en o justo después del sábado.

Símbolos

El símbolo más destacado del Día de la Independencia de Israel es la bandera de Israel. Este es un rectángulo blanco en la proporción 11:8 con dos franjas azules horizontales, una en la parte superior y otra en la parte inferior.

Un hexagrama regular, conocido como la Estrella de David, o Maguen David, está representado en azul entre las rayas. El diseño representa un chal de oración judío, conocido como talit, y fue introducido en 1897 como símbolo de la Organización Sionista en el Primer Congreso Sionista.

En la época de los israelitas, el pueblo judío coloreaba un solo hilo o los flecos de sus chales de oración con el tinte tekhelet, que se obtenía de un determinado tipo de molusco y daba un color azul oscuro.

Sin embargo, se perdió el conocimiento sobre cómo recolectar y procesar este tinte. Con el tiempo, se hizo común que los judíos tejieran rayas azules o púrpuras en los bordes de sus chales de oración.

El uso de un hexagrama para simbolizar el pueblo judío y el judaísmo parece haberse originado en la época medieval en Praga, ahora en la República Checa.

Hatikva, himno nacional de Israel

Autores del Hatikva, el himno de Israel

Letra: Naphtali Herz Imber, nacido el 27 de diciembre de 1856, Zolochov, Ucrania, poeta judío  que escribió “Hatikva”, el Himno Nacional del estado de Israel, quien falleció en Nueva York, Estados Unidos el 8 de octubre de 1909.

Música: Samuel Cohen, nació en 1870 en Ungheni, Moldavia fue el compositor de la melodía de “Hatikvah” y falleció en Rishon Lezion, Israel en 1940.

Hatikva es un poema de nueve estrofas, editado en Jerusalem en 1886 y fue publicado por primera vez en un libro con el nombre de “Barkai”, que contenía varios trabajos del poeta  Imber cuya inspiración está basada en el asentamiento de judíos en Eretz Israel y su amplio conocimiento en el idioma hebreo.

La composición de la melodía es una inspiración de una antigua oración sefardí, pasando por una armonía italiana del siglo XVII y una canción popular rumana, utilizadas en el poema sinfónico “Vltava” (“El Moldava”) concerniente a la obra de “Má vlast” (“Mi Patria”) del músico checo Bedřich Smetana, que fue adaptada por Samuel Cohen para convertirse en vehículo musical en 1878 de la obra del poeta Naftalí Herz Imber quien lo llamó Hatikva (Esperanza), bajo la colisión de la fundación Petaj Tikva en Eretz Israel (la tierra de Israel).

Hatikva es un mensaje de esperanza del Movimiento Sionista por la instauración de un estado judío y es cuando comienza a ser cantada cada vez que finaliza la actividad de ese movimiento, y se oficializa como Himno de esa delegación en el Congreso Sionista 18° de 1988, en la ciudad de Praga

Los británicos durante su gobierno prohibieron el contenido del texto según sobrevivientes de la Shoá. Hatikva también se cantó en los tiempos más desafortunados de la época moderna de Am Israel (Pueblo Judío).

En la declaración de la Independencia del Estado de Israel tuvo como orador a David Ben Gurión cuyo acto se realizó en el Museo de Tel Aviv, la letra de Hatikva fue armonizada por la orquesta filarmónica y cantada por todos los presentes que conllevo a que dicha melodía naciera como el Himno Nacional.

En el año 2004 el Parlamento israelí que lleva por nombre La Knesset postuló a “Hatikva” como el Himno Nacional del estado de Israel.

 

 


Declaración del Estado de Israel

El nuevo estado (14 de mayo de 1948) fue rápidamente reconocido por los Estados Unidos de facto, la Unión Soviética,​ y muchos otros países, pero no por los estados árabes circundantes, que marcharon con sus tropas hacia el área del antiguo mandato británico y declararon oficialmente la guerra al nuevo Estado.

Declaración de Independencia 

ERETZ ISRAEL fue la cuna del pueblo judío. Aquí se forjó su identidad espiritual, religiosa  nacional. Aquí logró por primera vez su soberanía, creando valores culturales de significado nacional y universal, y legó al mundo el eterno Libro de los Libros.

Luego de haber sido exiliado por la fuerza de su tierra, el pueblo le guardó fidelidad durante toda su Dispersión y jamás cesó de orar y esperar su retorno a ella para la restauración de su libertad política.

Impulsados por este histórico y tradicional vínculo, los judíos procuraron en cada generación reestablecerse en su patria ancestral. En los últimos decenios retornaron en masa.

Pioneros, maapilim y defensores hicieron florecer el desierto, revivieron el idioma hebreo, construyeron ciudades y pueblos, y crearon una sociedad pujante, que controlaba su economía y cultura propias, amante de la paz, pero capaz de defenderse a sí misma, portadora de las bendiciones del progreso para todos los habitantes del país, que aspira a la independencia y a la soberanía.

En el año de 5657 (1897), respondiendo al llamado del padre espiritual del estado judío, Teodoro Herzl, se congregó el Primer Congreso Sionista que proclamó el derecho del pueblo judío a la restauración nacional en su propio país.

Este derecho fue reconocido en la Declaración Balfour del 2 de noviembre de 1917 y reafirmado en el mandato de la Liga de las Naciones que, específicamente sancionó internacionalmente la conexión histórica entre el pueblo judío y Eretz Israel y al derecho del pueblo judío de reconstruir su Hogar Nacional.

La catástrofe que recientemente azotó al pueblo judío – la masacre de millones de judíos en Europa – fue otra clara demostración de la urgencia por resolver el problema de su falta de hogar, restableciendo en Eretz Israel el Estado Judío, que habrá de abrir las puertas de la patria de par en par a todo judío y conferirle al pueblo judío el status de miembro privilegiado en la familia de las naciones.

Sobrevivientes del holocausto nazi en Europa, como también judíos de otras partes del mundo, continuaron inmigrando a Eretz Israel superando dificultades, restricciones y peligros, y nunca cesaron de exigir su derecho a una vida de dignidad, de libertad y de trabajo en su patria nacional.

Durante la Segunda Guerra Mundial, la comunidad judía de este país contribuyó con todas sus energías en la lucha de las naciones amantes de la libertad y la paz en contra la iniquidad nazi, y, por la sangre derramada por sus soldados y el esfuerzo bélico desplegado, le valieron el derecho de contarse entre los pueblos que fundaron las Naciones Unidas.

El 29 de noviembre de 1947, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó una resolución que disponía el establecimiento de un estado judío en Eretz Israel.

La Asamblea General requirió de los habitantes de Eretz Israel que tomaran en sus manos todas las medidas necesarias para la implementación de dicha resolución.

Este reconocimiento por parte de las Naciones Unidas sobre el derecho del pueblo judío a establecer su propio estado es irrevocable.

Este derecho es el derecho natural del pueblo judío de ser dueño de su propio destino, con todas las otras naciones, en un Estado soberano propio.

POR CONSIGUIENTE NOSOTROS, MIEMBROS DEL CONSEJO DEL PUEBLO, REPRESENTANTES DE LA COMUNIDAD JUDIA DE ERETZ ISRAEL Y DEL MOVIMIENTO SIONISTA, ESTAMOS REUNIDOS AQUI EN EL DIA DE LA TERMINACION DEL MANDATO BRITANICO SOBRE ERETZ ISRAEL Y, EN VIRTUD DE NUESTRO DERECHO NATURAL E HISTORICO Y BASADOS EN LA RESOLUCION DE LA ASAMBLEA GENERAL DE LAS NACIONES UNIDAS, PROCLAMAMOS EL ESTABLECIMIENTO DE UN ESTADO JUDIO EN ERETZ ISRAEL, QUE SERA CONOCIDO COMO EL ESTADO DE ISRAEL.

DECLARAMOS que, desde el momento en que termina el Mandato, esta noche, víspera de Shabat, el 6 de iyar, 5708 (14 de mayo, 1948) y hasta el establecimiento de las autoridades electas y permanentes del estado, de acuerdo con la constitución que habrá de ser adoptada por la Asamblea Constituyente a ser elegida, a más tardar el 1o de octubre de 1948, el Consejo del Pueblo actuará en calidad de Consejo Provisional del Estado y su brazo ejecutivo, la Administración del Pueblo, será el Gobierno Provisional del estado judío, que se llamará «Israel».

EL ESTADO DE ISRAEL permanecerá abierto a la inmigración judía y el crisol de las diásporas; promoverá el desarrollo del país para el beneficio de todos sus habitantes; estará basado en los principios de libertad, justicia y paz, a la luz de las enseñanzas de los profetas de Israel; asegurará la completa igualdad de derechos políticos y sociales a todos sus habitantes sin diferencia de credo, raza o sexo; garantizará libertad de culto, conciencia, idioma, educación y cultura; salvaguardará los Lugares Santos de todas las religiones; y será fiel a los principios de la Carta de las Naciones Unidas.

EL ESTADO DE ISRAEL está dispuesto a cooperar con las agencias y representantes de las Naciones Unidas en la implementación de la resolución de la Asamblea General del 29 de noviembre de 1947, y tomará las medidas necesarias para lograr la unión económica de toda Eretz Israel.

APELAMOS a las Naciones Unidas para que asistan al pueblo judío en la construcción de su Estado y a admitir al Estado de Israel en la familia de las naciones.

EXHORTAMOS – aun en medio de la agresión sangrienta que es lanzada en contra nuestra desde hace meses – a los habitantes árabes del Estado de Israel a mantener la paz y participar en la construcción del Estado sobre la base de plenos derechos civiles y de una representación adecuada en todas sus instituciones provisionales y permanentes.

EXTENDEMOS nuestra mano a todos los estados vecinos y a sus pueblos en una oferta de paz y buena vecindad, y los exhortamos a establecer vínculos de cooperación y ayuda mutua con el pueblo judío soberano asentado en su tierra. El Estado de Israel está dispuesto a realizar su parte en el esfuerzo común por el progreso de todo el Medio Oriente.

HACEMOS un llamado a todo el pueblo judío en la diáspora para que se congregue en torno de los judíos de Eretz Israel y lo secunde en las tareas de inmigración y construcción, y estén juntos en la gran lucha por la materialización del sueño milenario – la redención de Israel.

PONIENDO NUESTRA FE EN EL TODOPODEROSO, COLOCAMOS NUESTRAS FIRMAS A ESTA PROCLAMACION EN ESTA SESION DEL CONSEJO PROVISIONAL DEL ESTADO, SOBRE EL SUELO DE LA PATRIA, EN LA CIUDAD DE TEL AVIV, EN ESTA VISPERA DE SABADO, EL QUINTO DIA DE IYAR DE 5708 (14 DE MAYO DE 1948).

El párrafo resolutivo de la Declaración del Establecimiento del Estado de Israel del 14 de mayo de 1948  expresa la declaración en virtud de nuestro derecho natural e histórico y sobre la base de la resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

El párrafo resolutivo concluye con las palabras de Ben-Gurion, donde declara así el establecimiento de un estado judío en Eretz Israel, que se conocerá como el Estado de Israel.

Israel se vio obligado a defender a su recién proclamada independencia  contra el ataque de ejércitos árabes

Nace el Estado de Israel

El 14 de mayo de 1948, Israel proclamó su independencia. Menos de 24 horas más tarde, los ejércitos regulares de Egipto, Jordania, Siria, Líbano e Irak lo invadieron, forzando a Israel a defender la soberanía recién recobrada en su patria ancestral.

En lo que pasó a ser conocido como la Guerra de la Independencia de Israel, las recién formadas y mal equipadas Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) rechazaron a los invasores en combates intermitentes que se prolongaron por unos 15 meses y cobraron más de 6.000 vidas (casi el uno por ciento de la población judía del país en aquel entonces).
Durante los primeros meses de 1949, se mantuvieron negociaciones directas, bajo los auspicios de la ONU, entre Israel y cada uno de los países invasores (excepto Irak, que se ha negado a negociar con Israel hasta la fecha), cuyo resultado fueron acuerdos de armisticio que reflejaban la situación al término de los combates.
La planicie costera, la Galilea y todo el Néguev, quedaron bajo la soberanía de Israel, Judea y Samaria (la Cisjordania) pasaron a dominio jordano, la Franja de Gaza quedó bajo administración egipcia, y la ciudad de Jerusalén quedó dividida, controlando Jordania la parte oriental, incluida la Ciudad Vieja, e Israel el sector occidental.
Las puertas del país se abrieron de par en par, otorgando a todo judío el derecho a ser ciudadano

La construcción del Estado

Terminada la guerra, Israel se centró en la construcción del estado por el que había luchado tanto y tan duramente. La primera Knéset (parlamento) de 120 bancas empezó a sesionar después de las elecciones nacionales (25 de enero de 1949) en las que participó cerca del 85 por ciento del electorado.

Dos personas que guiaron a Israel hacia la independencia pasaron a ser los líderes del país: David Ben-Gurión, presidente de la Agencia Judía, fue elegido primer ministro, y Jaim Weizmann, presidente de la Organización Sionista Mundial, fue designado primer presidente del país.

El 11 de mayo de 1949, Israel ocupó su lugar como 59° miembro de las Naciones Unidas.

De acuerdo con el concepto de «reunión de los exiliados», razón de ser de Israel, las puertas del país se abrieron de par en par, otorgando a todo judío el derecho a establecerse en Israel y obtener la ciudadanía a su llegada.

En los primeros cuatro meses de independencia alrededor de 50.000 inmigrantes, en su mayoría sobrevivientes del Holocausto, arribaron a Israel. Hacia fines de 1951, habían llegado 687.000 hombres, mujeres y niños, más de 300.000 de ellos refugiados de los países árabes, duplicándose así la población judía.

Los aprietos económicos causados por la Guerra de Independencia y la necesidad de mantener a una población en rápido crecimiento obligaron a imponer un régimen de austeridad interna y recurrir a ayuda financiera del exterior.

La asistencia otorgada por el gobierno de los Estados Unidos, préstamos de bancos norteamericanos, contribuciones de los judíos de la diáspora y las reparaciones pagadas por Alemania se emplearon en la construcción de viviendas, la mecanización de la agricultura, la creación de una marina mercante y una línea aérea, la explotación de minerales, el desarrollo de la industria y la ampliación de las redes de caminos, telecomunicaciones y electricidad.

Hacia fines de la primera década de la existencia del estado la producción industrial se había duplicado, al igual que el número de personas empleadas, y las exportaciones industriales se habían cuadruplicado.

La vasta expansión de la agricultura había permitido la autosuficiencia en el abastecimiento de todos los productos alimenticios básicos excepto carne y granos. Unas 20.000 hectáreas de tierra, en su mayoría árida, fueron reforestadas y se plantaron árboles a lo largo de unos 800 km. de carreteras.

El sistema de educación que había sido desarrollado por la comunidad judía en el período preestatal, e incluía ahora al sector árabe, fue ampliado grandemente. La educación pasó a ser gratuita y obligatoria para todos los niños entre los 5 y 14 años de edad (desde 1978 es obligatoria hasta los 16 años y gratuita hasta los 18).

La actividad cultural y artística floreció, combinando elementos del Oriente Medio, de África del Norte y del Occidente, a medida que los judíos que llegaban de todas partes del mundo traían consigo las tradiciones particulares de sus comunidades, así como aspectos de la cultura prevaleciente en los países en los que habían vivido durante generaciones. Cuando Israel celebró su décimo aniversario, la población del país sobrepasaba los dos millones de almas.

Los acuerdos de armisticio de 1949 fueron constantemente violados

La Campaña del Sinaí, 1956

Los años de construcción del estado se vieron enturbiados por serios problemas de seguridad. Los acuerdos de armisticio de 1949 no solamente no abrieron el camino hacia una paz permanente, sino que fueron constantemente violados.

En violación de la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU del 10 de septiembre de 1951, se impidió el paso por el Canal de Suez de barcos en camino a Israel o que habían zarpado de él; se intensificó el bloqueo del Estrecho de Tirán; se multiplicaron las incursiones de terroristas a Israel desde los países árabes vecinos para cometer asesinatos y sabotaje; y la península del Sinaí se convirtió gradualmente en una enorme base militar egipcia.

Después de la firma de una alianza militar tripartita entre Egipto, Siria y Jordania (octubre de 1956), la inminente amenaza a la existencia de Israel se intensificó.

En el curso de una campaña de ocho días las Fuerzas de Defensa de Israel tomaron la Franja de Gaza y toda la península del Sinaí, deteniéndose a 16 km. al este del Canal de Suez.

La decisión de las Naciones Unidas de apostar una Fuerza de Emergencia de la ONU (FENU) a lo largo de la frontera entre Israel y Egipto, y el compromiso egipcio de permitir la libre navegación en el Golfo de Eilat, llevaron a Israel a aceptar una retirada por etapas (noviembre de 1956 a marzo de 1957) de las áreas conquistadas algunas semanas antes. Se abrió así el paso por el  Estrecho de Tirán, permitiendo a Israel desarrollar su comercio con los países de Asia y Africa Oriental, así como importar petróleo del Golfo Pérsico.

La segunda década

Años de consolidación

Durante la segunda década de existencia del país (1958-68) las exportaciones se duplicaron y el PNB aumentó en un 10%. Algunos productos previamente importados, como papel, neumáticos, radios y refrigeradores ahora eran manufacturados en el país, pero el más rápido crecimiento tuvo lugar en las recién creadas industrias de metales, maquinaria, químicos y electrónica.

Dado que el mercado interno para los alimentos cultivados en el país estaba alcanzando rápidamente el punto de saturación, el sector agrícola empezó a plantar una variedad de cultivos para la industria procesadora de alimentos, así como para la exportación de productos frescos.

Se construyó un segundo puerto de aguas profundas en Ashdod, en la costa Mediterránea, adicional al existente en Haifa, para ocuparse del gran volumen de comercio.

En Jerusalén, se construyó la sede permanente de la Knéset y se edificaron las instalaciones del Centro Médico Hadassah y de la Universidad Hebrea en nuevos sitios, para reemplazar las sedes de ambas instituciones en el Monte Scopus, que debieron ser abandonadas durante la Guerra de la Independencia.

También se creó el Museo de Israel con el objeto de reunir, conservar, estudiar y exhibir los tesoros artísticos y culturales del pueblo judío.

Las relaciones exteriores se ampliaron constantemente, estrechándose los lazos con Estados Unidos, los países de la Comunidad Británica de Naciones, la mayoría de los estados de Europa Occidental, prácticamente todos los países de Latinoamérica y Africa y algunos de Asia.

Se emprendieron amplios programas de cooperación, en los que cientos de médicos, maestros, ingenieros, agrónomos, expertos en regadío y organizadores juveniles israelíes compartieron sus conocimientos y experiencias con sus homólogos de otros países en desarrollo.

En 1965, Israel intercambió embajadores con la República Federal de Alemania, un paso que había sido demorado debido a los amargos recuerdos del pueblo judío por  los crímenes cometidos contra él durante el régimen nazi (1933-45). La normalización de las relaciones entre ambos países tropezó en Israel con una vehemente oposición y suscitó amplias controversias.​

El juicio de Eichmann

En mayo de 1960, Adolf Eichmann, uno de los principales organizadores del programa de exterminio nazi durante la Segunda Guerra Mundial, fue traído a Israel para ser sometido a juicio bajo la Ley de Castigo a Nazis y Colaboradores con los Nazis (1950).

En el juicio (abril de 1961), Eichmann fue hallado culpable de crímenes contra la humanidad y contra el pueblo judío y fue sentenciado a muerte.

Su apelación ante el Tribunal Supremo fue rechazada y el 30 de mayo de 1962 fue ahorcado. Esta es la única ocasión en que se ha cumplido una pena de muerte en Israel.​

Dado que los países árabes vecinos se preparaban a destruirlo, Israel invocó su derecho de defensa propia

Guerra de los Seis Días – 1967

Las esperanzas de gozar de otra década de relativa tranquilidad se borraron con la escalada de las incursiones de terroristas árabes a través de las fronteras de Egipto y de Jordania, los persistentes bombardeos de la artillería siria contra asentamientos agrícolas en el norte de la Galilea, y el masivo equipamiento militar de los países árabes vecinos.

Cuando Egipto nuevamente trasladó grandes fuerzas militares al desierto del Sinaí (mayo de 1967), ordenó a las fuerzas de paz de la ONU (desplegadas desde 1957) retirarse de la zona, reimpuso el bloqueo del Estrecho de Tirán y estableció una alianza militar con Jordania, Israel se encontró ante ejércitos árabes hostiles en todos los frentes.

Dado que los países árabes vecinos se preparaban a destruirlo, Israel invocó su derecho inherente de defensa propia, lanzando (5 de junio de 1967) un ataque preventivo contra Egipto en el sur, seguido por un contraataque a Jordania en el este y la expulsión de las fuerzas sirias atrincheradas en las Alturas del Golán en el norte.

Al término de seis días de contienda, las líneas de cese el fuego anteriores fueron reemplazadas por otras nuevas, quedando bajo control israelí Judea, Samaria, Gaza, la península del Sinaí y las Alturas del Golán.

Los poblados del norte del se libraron de la pesadilla de 19 años de constante bombardeo sirio; se aseguró el paso de embarcaciones israelíes por el Canal de Suez y los Estrechos de Tirán, y Jerusalén, que había quedado dividida entre Israel y Jordania desde 1949, fue reunificada bajo autoridad israelí.​

De guerra en guerra

Después de la guerra, el desafío diplomático de Israel fue cómo traducir sus ganancias militares en una paz permanente, basada en la resolución 242 del Consejo de Seguridad que llamaba, entre otras cosas, al «reconocimiento de la soberanía, integridad territorial e independencia política de cada uno de los estados del área y a su derecho a vivir en paz dentro de fronteras seguras y reconocidas, libre de amenazas o actos de fuerza».

La posición árabe, sin embargo, tal como fue formulada en la conferencia cumbre de Jartum(agosto de 1967) fue: «no paz con Israel, no negociaciones con Israel y no reconocimiento de Israel.»

En septiembre de 1968, Egipto inició una «guerra de desgaste«, con acciones estáticas esporádicas a lo largo de las márgenes del Canal de Suez, que gradualmente aumentó hasta llegar a ser una guerra total limitada, con graves pérdidas para ambas partes. Las hostilidades concluyeron en el verano de 1970, cuando Egipto e Israel aceptaron restablecer el cese de fuego a lo largo del Canal de Suez.

La guerra de Yom Kipur, 1973

Tres años de relativa calma en las fronteras concluyeron súbitamente , cuando Egipto y Siria lanzaron por sorpresa un ataque coordinado contra Israel el 6 de octubre de 1973, el día de Yom Kipur, la fiesta más sagrada del año judío. El ejército egipcio cruzó el Canal de Suez, y las tropas sirias invadieron las Alturas del Golán.

Durante las siguientes tres semanas, las Fuerzas de Defensa de Israel lograron repeler a los atacantes y, pasando a la ofensiva, cruzaron el Canal de Suez hacia territorio egipcio y avanzaron hasta 32 km. de la capital siria, Damasco.

Dos años de difíciles negociaciones entre Israel y Egipto y entre Israel y Siria, llevaron a acuerdos de separación de fuerzas, según los cuales Israel se retiró de partes de los territorios capturados durante la guerra.

Operación Paz para la Galilea, 1982

Israel nunca deseó un conflicto con su vecino del norte, el Líbano. Sin embargo, cuando la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) se redesplegó en el sur del Líbano después de haber sido expulsada de Jordania (1970) y perpetró reiterados actos terroristas contra los poblados y aldeas del norte de Israel (Galilea), causando numerosas víctimas y muchos daños materiales, las Fuerzas de Defensa de Israel cruzaron la frontera (1982).

La «Operación Paz para la Galilea» obligó a la OLP a  retirar del área la masiva infraestructura organizativa y militar que había establecido allí.

Durante los siguientes 18 años, Israel mantuvo una pequeña zona de seguridad en el sur de ese país, adyacente a su frontera norte, para proteger a la población de la Galilea de posibles ataques por parte de elementos hostiles.

Segunda Guerra del Líbano

En mayo de 2000, Israel retiró todas sus fuerzas desde la zona de seguridad en el sur del Líbano. Líbano, sin embargo no cumplió con las Resoluciones 425 y 1559 del Consejo de Seguridad, que exigen el desmantelamiento de Hezbolá y el despliegue del ejército libanés en el sur del Líbano.

Como resultado de este fracaso, la violencia estalló en julio de 2006, tras el secuestro por Hezbolá de dos soldados israelíes y el bombardeo de las ciudades del norte de Israel.

En el conflicto que siguió, que llegó a ser conocida como la Segunda Guerra del Líbano, más de 4.000 cohetes fueron disparados contra objetivos civiles en Israel.

La lucha concluyó en agosto de 2006 y la Resolución CSNU 1701 se aprobó, pidiendo la liberación incondicional de los soldados israelíes capturados, el despliegue de soldados de la FPNUL y libaneses en el sur del Líbano, y el establecimiento de un embargo sobre el suministro de armas suministradas a los grupos armados libaneses.

Operación de Gaza 2008

Después de la retirada de Israel de la Franja de Gaza y cuatro en los asentamientos del norte de Cisjordania en 2005, y la elección de Hamás en 2007, el terrorismo contra Israel aumentó.

Miles de cohetes han sido disparados contra el sur de Israel desde la Franja de Gaza, resultando en daños a la propiedad y lesiones físicas y psicológicas a la población que vive en el sur.

Esto creó una situación en la que Israel se vio obligado a emprender una acción militar en la forma de laOperación Plomo Fundido (27 de diciembre de 2008 hasta 18 enero 2009).

​Terrorismo

El terrorismo árabe y palestino se inició décadas antes de la independencia de Israel y continúa hasta ahora. Durante las dos décadas anteriores a la Guerra de los Seis Días, miles de ataques terroristas causaron una multitud de victimas israelíes.

La fundación de la OLP en 1964 colocó a esa organización a la cabeza de la acción terrorista.

Durante las décadas de 1970 y 1980, las varias organizaciones integrantes de la OLP lanzaron numerosos ataques dentro de Israel y en el exterior.

Uno de los más notables fue el asesinato de 11 deportistas israelíes en la Olimpíada de Munich en 1972.

A pesar del compromiso asumido por los palestinos en 1993 de renunciar al terror, sentando así las bases del proceso de paz palestino-israelí, los ataques continuaron y aún se intensificaron seriamente desde septiembre 2000, causando la muerte de centenares de israelíesy dejando miles de heridos.

De la guerra a la paz

Las elecciones a la Knéset de 1977 llevaron al poder al bloque del Likud, (una coalición de partidos de derecha y de centro), poniendo término a casi 30 años de gobierno del Partido Laborista.

El nuevo primer ministro, Menajem Beguin, reiteró el compromiso de todos los primeros ministros anteriores de bregar por una paz permanente en la región y llamó a los líderes árabes a entablar negociaciones.

El ciclo de rechazos árabes a las ofertas de paz israelíes se rompió con la visita del presidente de Egipto Anwar Sadat a Jerusalén (noviembre de 1977), seguida por negociaciones entre Israel y Egipto bajo los auspicios de Estados Unidos.

Los Acuerdos de Camp David (septiembre de 1978), definieron un marco de paz global para el Oriente Medio, incluyendo una propuesta detallada de autogobierno para los palestinos.

El 26 de marzo de 1979, Israel y Egipto firmaron un tratado de paz en Washington, que ponía término a 30 años de beligerancia.

Conforme al tratado, Israel se retiró de la Península del Sinaí y las anteriores líneas de cese de fuego quedaron sustituidas por fronteras internacionales mutuamente reconocidas.

Tres años de conversaciones entre Jordania e Israel, como consecuencia de la Conferencia de Paz de Madrid de 1991, concluyeron con una declaración conjunta del rey Hussein y el primer ministro Itzjak Rabín (julio de 1994) que ponía fin a los 46 años de beligerancia entre ambos países.

El tratado de paz jordano-israelí fue firmado en el puesto fronterizo Aravá (cerca de Eilat en Israel y Akaba en Jordania) el 26 de octubre de 1994, en presencia del presidente de Estados Unidos, Bill Clinton.

Desafíos internos

Durante las décadas del 80 y del 90, Israel absorbió más de un millón de inmigrantes, principalmente de la ex Unión Soviética, de la Europa oriental y de Etiopía.

El flujo de tantos nuevos consumidores y de mano de obra cualificada y no cualificada impulsó la economía hacia un período de acelerada expansión.

El gobierno que subió al poder después de las elecciones a la Knéset de 1984 estaba formado por los dos mayores bloques políticos: el laborista (izquierda/centro) y el Likud (derecha/centro).

En 1988 fue reemplazado por una coalición dirigida por el Likud  a la que sucedió en 1992, una coalición del bloque laborista con otros partidos pequeños de centro izquierda.

Después del asesinato del primer ministro Itzjak Rabín en 1995, se llamó a nuevas elecciones en 1996.

Estas fueron elecciones directas para el cargo de primer ministro, subiendo al poder Biniamín Netaniahu, que formó una coalición encabezada por el Likud.

Cada año Israel lleva a cabo un acto conmemorativo especial en el aniversario del asesinato del Primer Ministro Itzjak Rabín, cometido el 4 de noviembre de 1995, por un extremista judío.

El asesinato sumió al país en un profundo duelo por el soldado-estadista que pasó de los frentes de batalla a las lides políticas para conducir a la nación por el camino de la paz.

En 1999, Ehud Barak, líder del partido “Un Israel” (centro izquierda), fue elegido Primer Ministro y formó un gobierno de coalición, que cayó en diciembre del 2000.

Ariel Sharón, líder del Likud, fue Primer Ministro desde comienzos del 2001 hasta que quedó impedido por un ataque de apoplejía a principios del 2006.Ehud Olmert, líder del Partido Kadima formado por Ariel Sharón, le sucedió como Primer Ministro.

Cada gobierno se esforzó por lograr la paz, el desarrollo económico y la absorción de los inmigrantes, de acuerdo a sus propias convicciones políticas.​

 

 

 

עם ישראל חי

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here