Vuela, pensamiento (va, pensiero)

0
184

Este coro es el tercer acto de la ópera Nabucco de Giuseppe Verdi y es considerada su obra cumbre, está basada en el Salmo 137 que narra el exilio del pueblo hebreo en Babilonia. Es un canto a la libertad que fue adoptado también por los italianos bajo la dominación austriaca.  Los italianos,  identificados con el pueblo hebreo, buscaban la unidad nacional y soberanía frente al dominio austríaco.

Redacción Israel Internacional.-

Este lamento puede aplicarse a la actualidad, aunque parte de la tierra de Israel está bajo soberanía del pueblo de Israel, una parte importante, Judea-Samaria (mal nombrada como Cisjordania) es tierra en disputa con el totalitarismo panislámico y el panarabismo.

¡Qué  pronto la tierra de Israel sea completa y liberada del panarabismo y del totalitarismo panislámico!

Salmo 137  Lamento de los cautivos en Babilonia

137:1 Junto a los ríos de Babilonia,
Allí nos sentábamos, y aun llorábamos,
Acordándonos de Sion.
137:2 Sobre los sauces en medio de ella
Colgamos nuestras arpas.
137:3 Y los que nos habían llevado cautivos nos pedían que cantásemos,
Y los que nos habían desolado nos pedían alegría, diciendo:
Cantadnos algunos de los cánticos de Sion.
137:4 ¿Cómo cantaremos cántico del Eterno
En tierra de extraños?
137:5 Si me olvidare de ti, oh Jerusalén,
Pierda mi diestra su destreza.
137:6 Mi lengua se pegue a mi paladar,
Si de ti no me acordare;
Si no enalteciere a Jerusalén
Como preferente asunto de mi alegría.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here