¿Vive Israel el fin de la «era Netanyahu»?

0
283

Benny Gantz, quien aspira a dirigir el gobierno en Israel, suspendió la reunión prevista para mañana porque “no hay naturalmente razón para mantener un encuentro entre los dos líderes de los partidos en estos momentos».

Apolinar Martínez-Mario Beroes/Israel Internacional

La soledad y hasta decadencia, según analistas, que vive el primer ministro Benjamín Netanyahu, se pusieron nuevamente del bulto, al anunciarse anoche la decisión del partido Azul y Blanco de cancelar el encuentro previsto para hoy entre su líder Beni Gantz y el primer ministro en funciones, que ha recibido el encargo de formar gobierno.

No existen condiciones

«En este momento, las precondiciones para que pueda haber más encuentros entre los equipos negociadores no se han cumplido. Por ello, no habrá reunión el miércoles. Cuando se considere apropiado y necesario, se programará un nuevo encuentro, esta semana o la próxima», explicó un comunicado de Azul y Blanco.

Además de suspenderse la reunión entre los negociadores, Azul y Blanco también ha informado de que «bajo estas circunstancias, no hay naturalmente razón para mantener un encuentro entre los dos líderes de los partidos en estos momentos».

Así, Gantz deja a Netanyahu solo en la mesa de negociación, en la que este pretende representar no solo a su partido, sino al bloque de partidos de derecha y ultraortodoxos que son sus socios habituales.

Sorprendido el partido del primer ministro

El Likud respondió asegurando que estaba «sorprendido» por la decisión de «volar las negociaciones» para un gobierno de unidad y acusó a su rival de dar carpetazo al debate para ir a unas terceras elecciones «todo porque Yair Lapid (segundo en la lista) está saboteando el gobierno de unidad porque no quiere una rotación entre Netanyahu y Gantz, solo aceptará una rotación entre él mismo y Gantz».

En la nota, el primer ministro insta a Gantz a «mostrar responsabilidad, impedir otras elecciones y encontrarse con él mañana como estaba previsto».

Así, Gantz deja a Netanyahu solo en la mesa de negociación, en la que este pretende representar no solo a su partido, sino al bloque de partidos de derecha y ultraortodoxos que son sus socios habituales.

En la nota, el primer ministro insta a Gantz a «mostrar responsabilidad, impedir otras elecciones y encontrarse con él mañana como estaba previsto».

Los equipos negociadores, encabezados por Yoram Turbowicz y por el ministro Yariv Levin, se estancaron en la negociación el domingo, tras intensas conversaciones que finalizaron sin acuerdo.

Netanyahu el solitario

Este nuevo golpe que acaba de recibir Benjamín Netanyahu, derrotado en las elecciones por Gantz, pero a pesar de ello llamado a formar gobierno por el presidente Reuvén Rivlin, indica claramente que el primer ministro parece estar viviendo sus momentos de despedida, aunque el haga esfuerzos excepcionales y cual ave fénix pretenda regresar desde sus cenizas.

Por otra parte, muchos en Israel se preguntan si el presidente Rivlin no ha errado, al otorgar un «nuevo chance» a Netanyahu para que forme gobierno; además con el handicap de que el actual primer ministro, en la más reciente elección, sacó menos votos que en el proceso anterior.

¿Habrá llegado el fin de la «era Netanyahu»? ¿Las acusaciones sobre hechos de corrupción habrán influido en ese rechazo electoral, o será que el israelita le acaba de enviar un contundente mensaje al primer ministro indicándole que ya es tiempo de un cambio? La respuesta, en las próximas semanas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here