¿Venezuela en la mira del terrorismo iraní?

0
357

El establecimiento de la ruta aérea directa Teherán-Caracas, es un paso más en el camino de obtener  en América Latina un puente de plata para la Guardia Revolucionaria Islámica y el Hezbollah.

Por Apolinar Martínez/Israel Internacional

Sin ningún pudor, como quien hace una macabra gracia, el Canciller de la dictadura venezolana, Jorge Arreaza, anunció  que Irán había establecido una línea  aérea directa con Venezuela, y que en el primer vuelo de la línea Mahan Air  llegó nada menos que el director del Departamento de Relaciones Exteriores para América, Mohsen Baharvand, personaje  siniestro denunciado por distintos gobiernos por sus acciones terroristas y defensor de los asesinos que destruyeron la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en 1994 y que causó la muerte de 85 personas.

Muy ufano Arreaza indicó que esa presencia iraní se negociaba desde  los tiempos de Hugo Chávez Chávez, y que sería el principio de una serie de convenios entre Venezuela e Irán.

Silencio ignorante y cómplice

En modo alguno sorprende el paso dado por el régimen de Maduro. Su accionar permanente es la unión con gobiernos y presidentes señalados como enemigos de la paz universal.

Desde hace años se ha denunciado la presencia en Venezuela de células terroristas del Hezbollah;  se sabe la identificación del ministro Tareck El Aissami con esos grupos. Se han fortalecido las alianzas con Siria, Turquía, Palestina y ahora Irán.

Los rusos no solamente han conseguido introducirse en la industria petrolera venezolana, en la extracción del oro y el coltán, sino que ya poseen una avanzada militar.  China no se queda atrás y la deuda venezolana que se paga con petróleo es  cada día creciente.

Y ante este panorama sombrío pareciera que los dirigentes opositores no parecieran comprender, o no quieren comprender el grave riesgo que se cierne sobre el país.

Mahan Air es el símbolo del terror y la muerte

La línea aérea Mahan Air, a la que el régimen de Maduro abre los brazos complacientemente, ha sido denunciada por los gobiernos de Estados Unidos, Francia y Alemania de ser el transporte para llevar miembros 380 mil combatientes de Hezbollah a Siria, así como colocar 90 mil toneladas de suministros a la sufrida nación.

La carga de pasajeros es sólo la máscara que esconde su verdadera misión que es el traer y llevar a los agentes del terrorismo y la muerte

La presencia cada vez más creciente de Irán en Venezuela,  es no apenas una amenaza para la patria de Bolívar, sino para todo el hemisferio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here