U-Tel Aviv mejora estudios sobre cáncer de piel

0
344

El más extendido de los tipos de cáncer, comienza en forma benigna hasta que se extiende en forma de metástasis y se convierte en mortal.

Apolinar Martínez/Israel Internacional

Ninguna palabra más aterradora que cáncer, cuya sola indicación era sinónimo de muerte segura. Afortunadamente la ciencia ha evolucionado hasta el punto de poder prevenirlo, extirparlo y puede decirse que hasta controlarlo.

Uno de los tipos más extendidos universalmente, es sin duda el cáncer de piel, una afección por la que se forman células malignas en los tejidos de la piel. Generalmente se piensa que es una afección benigna

Los estudios de Tel Aviv

En la Universidad de Tel Aviv se han realizado sin embargo estudios que demuestran que el cáncer de piel se mantiene benigno y permanece restringido a una pequeña porción de la piel hasta que súbitamente comienza a enviar sus células malignas hacia el interior de los tejidos en un proceso conocido como metástasis y se vuelve mortal para el paciente.

Se descubrió una impactante relación entre las células malignas del melanoma y las células del tejido adiposo del cuerpo humano.

Las células adiposas alrededor del tejido transfieren una proteína llamada citocina a las células del melanoma, permitiendo que estas absorban grandes concentraciones de la beta-proteína TGF, que activa la agresividad del melanoma y dispara la metástasis.

El equipo liderado por Carmit Levy y Tamar Golan descubrió que este proceso puede ser revertido y producir los efectos contrarios, es decir, el melanoma agresivo volvería a su estado «dormido» al dejar de recibir el estímulo por parte de las células adiposas.
Hasta el momento las pruebas han tenido éxito en tejidos animales en el laboratorio y se espera refinar sustancias que generen el efecto deseado en la perniciosa relación que establecen las células adiposas del cuerpo y las cancerosas del melanoma.

Al día de hoy esas sustancias existen y se aplican para lograr la paralización de la metástasis en otros tipos de cáncer como el pancreático y el de próstata, pero no se habían diseñado aún para ser aplicadas en los melanomas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here