Trump: «Soy el mejor amigo que Israel pueda tener en la Casa Blanca»

0
288

Al intervenir en la conferencia anual del Consejo Americano – Israelí, el presidente norteamericano Donald Trump reiteró la «increíble asociación» forjada entre los dos países está «más fuerte que nunca» y es «esencial para un mundo más seguro y más justo».

Apolinar Martínez-Mario Beroes/Israel Internacional

“Es un verdadero honor para mí estar aquí esta noche, para celebrar nuestro progreso, para profundizar la increíble asociación entre Estados Unidos e Israel, que sufrió mucho en la última administración. No creo que les gustara mucho Israel, lo siento”.

Trump, que fue recibido por los participantes en la conferencia, que se celebra en un hotel de Hollywood (Florida), con gritos de «cuatro años más» en respaldo a su reelección en 2020, se declaró el «mejor amigo que Israel ha tenido en la Casa Blanca».

Además subrayó que su Gobierno confrontará con todos los medios a su alcance el antisemitismo, que definió como «un veneno».
Sus primeras palabras fueron, sin embargo, para las tres personas que perdieron la vida en un tiroteo en la Estación Aeronaval de Pensacola (Florida) este viernes, cuyo autor, un militar saudí, murió después por disparos de la policía.

El traslado de la embajada a Jerusalén

El presidente recordó que hace dos años anunció que trasladaba la embajada de EE.UU. de Tel Aviv a Jerusalén, pese a que muchos gobernantes del mundo le pidieron que no lo hiciera y que los medios auguraran que iba a producirse un estallido de la violencia. «Otra noticia falsa, que no se cumplió».

Según Trump, muchos de los presidentes de Estados Unidos anteriores a él dijeron que lo iban a hacer pero no cumplieron su promesa.

Especialmente criticó a la administración de Barack Obama, de la que dijo que no creía que «quisiera mucho a Israel», porque «subestimó y abandonó» la alianza entre los dos países.

Gran parte de su discurso lo dedicó a contar todo lo que su administración ha hecho por Israel, interrumpido por vítores y gritos del público.

Así, mencionó el reconocimiento de la soberanía de Israel sobre los Altos del Golán, que Siria reivindica, y el fin de una política adoptada en 1975 por EE.UU. que consideraba no acordes con la ley internacional los asentamientos de civiles israelíes en Cisjordania (Judea y Samaria).

Trump mencionó y criticó a políticos demócratas como Hillary Clinton, su rival en las elecciones de 2016, pero también a la senadora Elizabeth Warren, a la que se refirió como «Pocahontas», que busca la nominación de su partido para las elecciones de 2020, y a Nancy Pelosi, la líder de la Cámara de Representantes. También mencionó el juicio político al que se enfrenta, lo que fue recibido con señales de disgusto.

La salida de lo que denominó el «catastrófico» acuerdo suscrito por la administración Obama con una «terrible dictadura» (en alusión a Irán), cuyos líderes, afirmó, han dicho que Israel es un tumor al que hay que extirpar, fue mencionada como otra de las pruebas de su amistad con Israel.

Lucha contra el estado islámico


No faltó la referencia a los esfuerzos de EE.UU. contra el Estado Islámico, que hoy está «cien por cien destruido» y con su líder y fundador, Abu Bakr Al Bagdadi, muerto, subrayó Trump.

En su discurso, el presidente también afirmó que hay algunos judíos en Estados Unidos que no aman lo suficiente a Israel.

Tenemos que conseguir que la gente de nuestro país, de este país, ame más a Israel, tengo que decírselo. Tenemos que hacerlo. Tenemos que hacer que amen más a Israel”, dijo Trump, con algunos aplausos. “Porque tienes un pueblo judío que es un gran pueblo, pero no aman lo suficiente a Israel”

Y después concluyó diciendo unas palabras, con un poco de olor antisemita y racista: » Ustedes son asesinos brutales, los conozco bien, negociantes, no van a votar por Pocahontas, si votan por ellos, van a perder los negocios en 15 minutos», agregó Trump.

La reacción de la comunidad local no se hizo esperar. Aaron Keyak, ex-presidente del consejo judío democrático, dijo: «Trump siempre usa referencias antisemitas cuando habla a un público judío, eso es peligroso y debe preocupar a la comunidad judía, hasta a los judíos republicanos. El mensaje de Trump refiriéndose al judío como al «otro» es claro, y la retórica antisemita de Trump debe acabar. Punto. En contra de lo que dice, no ayuda nada a las relaciones de Israel con los EE.UU, y menos a la seguridad de Israel en el Medio Oriente».

Palestina no quedó por fuera

Trump fue presentado por el matrimonio Adelson, Sheldon y su esposa Miriam: «El presidente Trump merece nuestra gratitud, como israelíes, estadounidenses y judíos orgullosos, sin tener en cuenta nuestra política».

En su largo discurso, Trump se refirió a la situación con los palestinos: «Cuando se lanzan cohetes sobre el sur de Israel desde Gaza, siempre hemos apoyado a Israel y al derecho de su autodefensa. También pedimos por los rehenes y los restos de los soldados que tiene Hamás», dijo Trump.

La reunión finalizó con la actuación emocionante del conjunto israelí, Shalva, el conjunto que se hizo famoso porque todos sus integrantes son con limitaciones, ciegos, sordos y syndrome de down. Al finalizar la actuación, fueron corriendo a abrazar a Trump, en medio de los aplausos del público entero, algo que nadie va a olvidar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here