Trump exige «alto al fuego» en Siria a Erdogan

0
300

El vicepresidente Mike Pence y el Secretario de Estado Mike Pompeo viajarán hoy a Turquía con ese objetivo

Apolinar Martínez-Mario Beroes/Israel Internacional

La respuesta del gobierno turco en el sentido de que seguirán sus ataques en Siria “hasta lograr sus objetivos”, pese a las sanciones norteamericanas contra tres ministros del régimen de Ankara, y a la elevación de los aranceles al acero y al aluminio, ha llevado al presidente Donald Trump a tomar medidas más audaces para intentar frenar la acometida turca.

Petición de alto al fuego

En ese sentido el presidente Trump ha declarado que el vicepresidente, Mike Pence, y el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, viajarán hoy a Turquía para presionar a Ankara para que detenga la ofensiva contra los kurdos en Siria.

El mandatario ha informado de que se está “pidiendo un alto el fuego” mientras que se ponen “las sanciones más fuertes que se puedan imaginar”.

Un día después de que Pence anunciara la visita a Turquía sin un calendario concreto, Trump ha anunciado que la delegación se irá “mañana” (hoy).

«Mike se está preparando para un gran viaje», ha explicado el presidente, quien ha afirmado que Washington «está teniendo conversaciones firmes con mucha gente». Hasta el momento, cualquier intento de conversación ha sido rechazado por Ankara y el presidente Recep Tayyip Erdogan ha condenado cualquier mediación con las fuerzas kurdas, a las que considera terroristas.

El presidente turco Tayyip Erdogan

Trump insistió  sobre las fuertes sanciones que Washington está aplicando a la economía turca. “Tienen que mantener sus propiedades. Tienen que mantener la paz y la seguridad y veremos cómo lo hacen”, dijo Trump.

“Hemos puesto sanciones muy duras”, prosiguió el presidente que añadió que si esto no funciona tienen “otras cosas” en almacén, como tarifas muy altas al acero. “Envían por barco mucho acero a Estados Unidos”, contó Trump.

“Hacen mucho dinero transportando acero. No harán tanto [con las sanciones]”. El presidente incidió en que la Casa Blanca estaba pidiendo “un cese el fuego”.

La Casa Blanca, a su vez, anunció que Pence se encontrará mañana con el presidente turco Recep Tayyip Erdogan. Por su parte, la oficina de Pence difundió por separado un comunicado en el que indica que el vicepresidente manifestará «el compromiso de Estados Unidos para alcanzar un inmediato cese al fuego y el establecimiento de condiciones para una solución negociada».

El comunicado también agrega que Pence reiterará el compromiso de Trump de aplicar «sanciones económicas» contra Turquía hasta alcanzar una solución.

OTAN y Rusia

Este lunes, tropas sirias apoyadas por Rusia aprovecharon la abrupta retirada de Estados Unidos en Siria para desplegarse en el interior del territorio que tienen las fuerzas kurdas respaldadas por Estados Unidos al sur de la frontera turca. Washington había anunciado planes para una retirada completa del norte de Siria menos de 24 horas antes.

Los exaliados kurdos de Washington dijeron que invitaron a las tropas del Gobierno sirio como un paso de emergencia para ayudar a defenderse del ataque turco, lanzado el miércoles después de la maniobra de Estados Unidos, que consideraron una traición.

El despliegue del ejército sirio es una victoria para el presidente Bashar al-Assad y su aliado más poderoso, Rusia, al darles entrada a la mayor franja del país que estaba fuera de su control.

Según la agencia británica Reuters, Donald Trump habría exigido a su aliado en la OTAN que detuviera la incursión militar en el noreste de Siria que está remodelando rápidamente el campo de batalla de la guerra más mortífera del mundo.

Trump, que ha sido criticado por dar la luz verde de facto al ataque de Turquía al ordenar a las fuerzas estadounidenses que se alejaran de la zona de conflicto, solicitó el cese al fuego en una llamada al presidente Tayyip Erdogan.

«Los Estados Unidos de América simplemente no van a tolerar más la invasión de Turquía en Siria. Pedimos a Turquía que se retire, ponga fin a la violencia y se siente a la mesa de negociaciones», dijo el vicepresidente Mike Pence a los periodistas.

Trump también anunció planes para reimponer los aranceles sobre el acero a Turquía y detener inmediatamente las negociaciones sobre un acuerdo comercial de US$100.000 millones.

Turquía pretende neutralizar a la milicia kurda de YPG, el principal elemento del aliado de Washington liderado por los kurdos, las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), que ha sido un aliado clave de Estados Unidos en el desmantelamiento del «califato» yihadista establecido por los militantes del Estado Islámico en Siria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here