Trump aplicará sanciones económicas a Irán

0
415

Cuando parecía que el mundo estaba a punto de un conflicto de grandes dimensiones en el Oriente Medio en el ataque con misiles de Irán contra dos bases norteamericanas en Irak, el presidente Donald Trump, siempre sorprendente, dio un paso atrás al señalar que no respondería militarmente al ataque, y aunque no hubo bajas en esas acciones, las fuerzas estadounidenses en la región se mantenían en alerta.

Apolinar Martínez/Israel Internacional

“Apaciguamiento de Irán”

Trump señaló concretamente que “Irán al parecer se ha apaciguado, lo cual es bueno para todas las partes implicadas y muy bueno para el mundo”.

El líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Khamenei, había señalado que el ataque con misiles a las bases norteamericanas, no constituía necesariamente la totalidad de la reacción del país.

“Anoche recibieron una bofetada”, declaró Khamenei. “Estas acciones militares son insuficientes (para una venganza). Lo importante es que la presencia corrupta de Estados Unidos en esta región llegue a su fin”.

Trump, que enfrenta quizá la mayor prueba de su presidencia, atribuyó la minimización de daños a un sistema de advertencia anticipada “que funcionó muy bien”, y señaló que los estadounidenses deberían estar “extremadamente agradecidos y contentos” del resultado.

Los ataques acercaron peligrosamente a Teherán y Washington a un conflicto de gran envergadura, y el mundo quedó a la espera de ver si el mandatario norteamericano respondería con mayor fuerza militar. Trump, en su discurso televisado de nueve minutos, mencionó que las fuerzas armadas de Estados Unidos son fuertes y están provistas de misiles “grandes, poderosos, precisos, letales y veloces”. Pero agregó: “No queremos emplearlos”.

Durante días, Irán insistió que respondería enérgicamente a la muerte de Soleimani, pero su ataque limitado contra dos bases, una en la ciudad de Irbil y la otra en Ain al-Asad, al parecer también muestra la indisposición de Teherán a una colisión mayor con Estados Unidos. El canciller Mohammad Javad Zarif señaló en un tuit que Irán “concluía sus medidas proporcionadas de autodefensa”.

Trump, quien busca reelegirse en noviembre, había prometido durante su campaña por la presidencia que sacaría a Estados Unidos de “guerras interminables”.

El miércoles, el mandatario dijo que Estados Unidos está “dispuesto a alcanzar la paz con todos los que la buscan”. El tono de esta declaración marca un fuerte contraste respecto de su advertencia del día anterior de que “si Irán hace cualquier cosa que no debería, sufrirá las consecuencias y muy severamente”.

No se permitirá a Irán tener armas nucleares

Trump abrió su discurso en la Casa Blanca reiterando su promesa de que “a Irán nunca se le permitirá tener un arma nuclear”. Irán había anunciado después del asesinato de Soleimani que ya no cumpliría ninguna de las restricciones al enriquecimiento de uranio previstas en el acuerdo nuclear de 2015, el cual fue elaborado para impedir a Teherán fabricar un arma atómica.

El presidente, que retiró hace tiempo a Estados Unidos del acuerdo nuclear, aprovechó el momento de calma para proponer negociaciones tendentes a un nuevo convenio que restrinja los programas de misiles balísticos de Irán y las campañas militares con aliados en la región como las dirigidas por Soleimani.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here