Gobierno estudia aplicar tercera vacuna contra virus chino

0
23

Durante una visita a una casa de retiro en Jerusalén este martes, el primer ministro israelí Naftali Bennett dijo que el país pronto podría aprobar una tercera vacuna de refuerzo de COVID-19, informó The Times of Israel.

Redacción Israel Internacional/Enlace Judío.-

“Estamos en la cima, créanme”, dijo Bennett. “Durante al menos un mes [hemos estado trabajando en] cosas que deben hacerse realidad. Estamos muy cerca. Cuanto menos hablemos de ello, mayor será la probabilidad de que suceda. Estoy en ello”.

El primer ministro no especificó qué poblaciones recibirían el refuerzo, pero reportes recientes de los medios de comunicación israelíes han indicado que las discusiones del gobierno se han centrado en administrarlo a los adultos mayores.

Israel comenzó a administrar una tercera inyección de refuerzo hace 2 semanas a quienes tienen el sistema inmunológico gravemente comprometido, como los receptores de trasplantes y con ciertos tipos de cáncer, lo que sentó un precedente mundial.

Los datos recientes publicados por el Ministerio de Salud muestran que aquellos que fueron los primeros en recibir sus 2 dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech ahora tienen más probabilidades de infectarse, ya que las vacunas parecen perder la potencia de protección con el tiempo.

“Observamos a decenas de miles de personas a las que se les hizo la prueba en el mes de junio, junto con datos sobre cuánto tiempo había pasado desde su segunda inyección, y descubrimos que las que se vacunaron temprano tenían más probabilidades de dar positivo”, dijo Yotam Shenhar.

Los datos publicados por el Ministerio de Salud la semana pasada sugirieron que las personas vacunadas en enero tienen ahora solo un 16% de protección contra la infección, mientras que en las vacunadas en abril, la efectividad fue del 75%.

Algunos analistas han advertido que las cifras sobre la efectividad de la vacuna son propensas a importantes inexactitudes debido a una variedad de factores, incluidas preguntas sobre si hay datos precisos sobre los niveles de infección entre los no vacunados, lo cual es vital para tales estadísticas. Y los datos británicos indican que los estudios israelíes pueden estar exagerando el caso.

Sin embargo, Bennett reiteró su llamado el martes para que cualquier persona elegible que aún no esté vacunada lo haga lo antes posible.

“Me estoy ocupando de que nuestras reservas de vacunas estén llenas”, dijo. “El público debe ir a vacunarse y, por lo tanto, protegernos no solo a nosotros mismos, sino también a nuestros abuelos”.

Más de 2,100 israelíes dieron positivo por COVID-19 el lunes, un máximo no visto desde mediados de marzo. Este martes se han confirmado al menos 2,123 nuevos contagios. Actualmente hay 145 casos graves en Israel, más del doble que hace una semana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here