Suspendidas totalmente actividades del sistema educativo

0
276

«Estamos en la cúspide de un evento global y nacional que no ha tenido parangón en toda la existencia del país. En este momento no hay vacuna para el virus, y la expectativa es que, si se encuentra, tomará mucho tiempo. No es cuestión de días o semanas y desearía que pudiera ser meses”

Apolinar Martínez-Mario Beroes/Israel Internacional

Con estas dramáticas palabras anunció el primer ministro Benjamín Netanyahu el cierre de todas las escuelas y universidades de Israel debido a la propagación del virus COVID-19.

Netanyahu aclaró que la decisión no incluye a los colegios de internados, jóvenes en situación de riesgo y jardines de infantes. Sin embargo, al contrario de lo que se esperaba, la decisión se aplicará a los grados primero, segundo y tercero, con la excepción de las soluciones especiales que encuentren los equipos médicos.

Gobierno de unidad nacional

Netanyahu también abordó la situación política y pidió el establecimiento de un gobierno de unidad nacional «esta noche», e invitó al líder del principal partido opositor, Azul y Blanco, Benny Gantz, a reunirse para discutir el asunto.

«Estamos en la cúspide de un evento global y nacional que no ha tenido parangón en toda la existencia del país. En este momento no hay vacuna para el virus, y la expectativa es que, si se encuentra, tomará mucho tiempo. No es cuestión de días o semanas y desearía que pudiera ser meses”, apuntó Netanyahu.

«El objetivo principal es reducir el ritmo de contagio tanto como sea posible. De esa forma podremos ganar un tiempo valioso, atender a los pacientes que han enfermado de tal manera que el sistema de salud no colapse y tratar de encontrar una vacuna contra el virus con las mejores mentes de Israel y el extranjero», expresó el primer ministro.

«Estamos en un evento en desarrollo que nadie conoce, y todos se acomodan durante el movimiento. Eviten las multitudes. Invertimos enormes recursos para aumentar nuestro ritmo de detección, queremos mejorar aún más».

Con respecto a las medidas tomadas esta noche en el ámbito educativo, Netanyahu declaró: «Hacemos esto con consideración. La decisión no incluye a la educación especial, los internados, jóvenes en riesgo, guarderías para bebés y jardines de infantes», subrayó. «No hay solución para el cien por ciento de la población».

El primer ministro en funciones también se refirió a otras áreas donde se esperan medidas en el marco de la lucha contra la difusión del coronavirus: «Comprendemos que tendremos que tratar con el transporte público, las cárceles y cualquier lugar dondes se pueda propagar el virus. También se abrirán innovadores puestos de control».

52 años de un gobierno de unidad

Netanyahu apeló a sus opositores: «Hace 52 años, en vísperas de la Guerra de los Seis Días, se formó un gobierno de emergencia nacional en Israel. Llamo al establecimiento de un gobierno similar ahora. Un gobierno de emergencia nacional, sin dubitaciones y sin postergación. Será un gobierno de emergencia por un período limitado. Juntos lucharemos para salvar las vidas de decenas de miles de ciudadanos».

«Me gustaría expresar mi agradecimiento a las personas del otro lado de la divisoria política. Ellos entienden que estamos en una emergencia. Debemos dejar a un lado la política y hacer lo que sea necesario. Lo que se precisa es responsabilidad nacional y personal, y eso supera cualquier otra consideración. Abordaremos la crisis juntos. Luego, podemos volver al punto en el que estábamos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here