StoreDot desarrolla baterías para autos que cargan en 5 minutos

0
73

La recarga de la batería de los vehículos eléctricos es hoy la mayor desventajas de los mismos para su aceptación generalizada. Pero esto parece que va a dejar de ser un problema según una statup israelí que promete fabricar una batería recargable en “tiempo récord”.

Redacción Israel Internacional.-

Especializada en recarga ultrarrápida, StoreDot, con sede en Herzliya, cerca de Tel Aviv, desarrolló una primera generación de baterías de iones de litio que alcanzan su carga máxima en cinco minutos.

El reemplazo del grafito en el ánodo de las celdas por nanopartículas de metaloides es la “fórmula secreta” para hacer esto posible. De este modo, StoreDot confirma que sus baterías no tendrán ningún tipo de inconveniente intrínseco de seguridad, hinchamiento y reducción de la vida útil.

Al reemplazar el grafito del ánodo de la batería con silicio “se puede cargar baterías de iones de litio en cinco minutos”, en tanto “antes era considerado imposible”, destaca Doron Myersdorf, CEO de StoreDot, doctor en ingeniería industrial graduado en el instituto Technion, de Haifa.

Para Eric Espérance, especialista del sector automóvil en el gabinete Roland Berger de París, la recarga ultrarrápida es absolutamente una “revolución”, pero habrá que esperar para que estas nuevas baterías sean utilizables.

“Aún estamos lejos”, indicó a AFP. Sobre todo porque los bornes de carga también tendrán que ser adaptados.

Para comerciarlas, “se necesitarán entre cuatro y cinco años desde el comienzo del trabajo en un modelo o un ciclo de diseño de vehículos”, explica Myersdorf, cuya start-up cuenta con cuatro principales inversores: el coreano Samsung, el alemán Daimler (autos), el gigante petrolero británico BP y el especialista japonés en electrónica TDK.

StoreDot ya trabaja en una segunda generación de baterías, más económica. “La batería tendrá un costo de unos 100 dólares (84 euros) por kilovatio-hora, precio de una batería de ion-litio tradicional”, señala Myersdorf.

Queda pendiente la espinosas cuestión del impacto medioambiental de la extracción y reciclaje de metales pesados utilizados en las baterías.

“La extracción –de litio– necesita mucha agua y seca las napas freáticas, provocando catástrofes ecológicas locales”, explica Espérance, y una batería “no es eterna, sino diseñada para cumplir 3000-3500 ciclos de carga/descarga”.

También para drones

En la actualidad, la carga de un dron comercial suele durar entre 60 y 90 minutos, y una carga completa proporciona un tiempo de vuelo de poco más de 30 minutos. Como resultado, los drones pasan mucho más tiempo en la estación de carga que en funcionamiento, “un nivel inaceptable de tiempo de inactividad para cualquier aplicación”, dijo la compañía israelí en un comunicado.

“Al reducir el tiempo de carga de las baterías a sólo 5 minutos -lo que es hasta 18 veces más rápido que las baterías de los drones existentes- y eliminar la necesidad de intervención humana, los operadores de drones tienen mucha más libertad en cuanto a la ubicación de las estaciones de carga. Como resultado, el funcionamiento continuo y totalmente autónomo de los drones se está convirtiendo por fin en una realidad”, dijo Myersdorf.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here