Startup de Point .AI sólo contrata empleados en el espectro autista

0
16

La empresa emergente Point.AI de Tel Aviv, de fuerte impacto social, brinda datos críticos para la industria de inteligencia artificial orientada a la agricultura, la seguridad, el comercio minorista y otros sectores de rápido crecimiento.

Redacción Israel Internacional/Israel 21c.-

Según informó la startup, que sólo contrata a personas con alto funcionamiento en el espectro del autismo, se estima que para 2025 se crearán 500 exabytes diarios de datos en todo el mundo.

Para que esta cantidad de información sea utilizable, esta debe estar anotada y resguardada. Esta es una tarea muy detallada y repetitiva que puede provocar errores y el agotamiento de los empleados.

Los trabajadores de Point.AI se adaptan bien a este trabajo debido a su mayor sentido de curiosidad, capacidad para ver patrones y detalles y determinación para hacer el trabajo.

“Luego de pasar tres años en el ejército haciendo trabajo administrativo, luchaba para que mi búsqueda de trabajo diera sus frutos. Incluso iba a los negocios para preguntar si necesitaban empleados. Hace unos dos años, una organización que ayuda a las personas en el espectro autista a encontrar trabajo me habló de una nueva compañía en fase piloto que estaba contratando  personal”, afirmó Yalon Shani, de 25 años.

Claro, se trataba de Point.AI, donde Shani hizo una prueba y dos meses después llegó a ocupar su jornada allí como uno de sus primeros empleados.

Hoy, el primer trabajo del joven es analizar imágenes pero las tareas varían de un proyecto a otro. “Buscamos ciertos objetos y alimentamos los datos en una computadora para que aprenda a hacerlo por sí misma. De ese modo ayudamos a la inteligencia artificial”.

Empleados de Point.AI en sus puestos de trabajo. Foto cortesía de Point.AI

Si bien el trabajo puede ser tedioso, Shani explicó que disfruta del entorno laboral y sus interacciones con las personas a cargo. “Aprendo nuevas habilidades y reconstruyo mi confianza. Fuera del trabajo, la gente de la empresa nos ayuda a crecer, solucionar problemas y convertirnos en mejores”.

Shani cree que su experiencia en Point.AI lo ayudará a avanzar en cualquier campo. Cuando le dijo al líder del equipo Shir Bartzur, un especialista en recursos humanos de la organización Shekulo Tov que desarrolla y brinda empleo vocacional con apoyo para personas como Shani, que soñaba con ser maestro, recibió mucho apoyo.

Trabajadores “buenos y cariñosos”

“En los últimos dos años, nuestro equipo no ha parado de crecer”, expresó Tomer Gorovici, de 23 años y cofundador y director gerente de Point.AI creada en junio de 2019.

La fuerza laboral de la compañía cuenta ya con diez personas.  Y tres de ellas han estado allí desde el primer día.

Tomer Gorovici, cofundador de Point.AI. Foto cortesía de Point.AI

“Si bien todos los empleados se encuentran en el espectro autista, toso es más diverso de lo que parece. Cada uno tiene diferencias individuales. Por ejemplo, uno de nuestros empleados también tiene síndrome de Tourette”, contó Gorovici.

Point.AI es un emprendimiento familiar iniciado e impulsado por Eli Gorovici, padre de Tomer y veterano del sector de alta tecnología.El otro cofundador es Assaf (26), hermano mayor de Tomer y estudiante de informática.

“Todo comenzó a partir de Roim Rajok (ver más allá, en hebreo), una iniciativa de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) para entrenar soldados en el espectro del autismo en profesiones requeridas por el ejército y el mercado civil”, explicó Gorovici.

Assaf Gorovici, cofundador de Point.AI. Foto cortesía de Point.AI

El emprendedor indicó que la familia contrató a dos de sus soldados recién salidos del ejército para su primer proyecto, que comenzó en una habitación pequeña donde les empezaron a enseñar.

Hoy, Point.AI presta servicios a 15 nuevas empresas y a la mayoría de las compañías de la industria de defensa en Israel, como Rafael.

“En general, la anotación de datos -indicó Gorovici-, se realiza en el Lejano Oriente con mano de obra barata o con estudiantes. Muchos tienen dificultades para mantener un nivel de alta calidad y permanecer en el trabajo. Después de unas semanas, hay personas que la pasan mal y se dan por vencidas”.

Sin embargo, añadió, para muchos trabajadores en el espectro del autismo, una parte importante de lo que buscan en un trabajo es la repetición y son realmente buenos para mantener la calidad y la eficiencia. “Están muy orientados a los detalles y son buenos en proyectos precisos y complejos que requieren paciencia”, manifestó.

Ganas de demostrar su valía

Point.AI se distingue de otras por ser una empresa que se basa únicamente en personas en el espectro autista.

Con la ayuda de su gerente de recursos humanos, Tamar Dvir, una terapeuta de artes creativas que se especializa en autismo, la familia Gorovici hace todo lo posible para brindarles a los empleados el entorno y las herramientas adecuadas para tener éxito.

El líder del equipo Bartzur explica que la colaboración entre Point.AI y Shekulo Tov comenzó con el reconocimiento de que las dificultades y necesidades específicas de los empleados con discapacidad requieren estilos de gestión, formación y orientación adaptados. “Shekulo Tov tiene un proyecto llamado HighEnter, que es un programa para integrar a los empleados con discapacidades en la industria de alta tecnología”.

HighEnter integra a grupos de empleados con discapacidades, todos con una formación técnica y un inglés excelente, en los lugares de trabajo como un equipo dedicado, con un representante que administra y coordina su trabajo. “Mi función es verificar su formación profesional, su capacidad para cumplir los objetivos de la empresa y, lo que es más importante, prepararlos mejor para afrontar el mundo laborar con una buena actitud emocional y profesional”, afirmó.

Gorovici enfatizó que Point.AI tiene grandes expectativas para los trabajadores y que estos están ansiosos por demostrar su valía. “Tratamos de mostrarle a la industria que si les brinda un ambiente cálido y todas las herramientas y la ayuda que necesitan, es rentable contratar personas en el espectro”, remarcó.

Además de Roim Rajok, la startup encuentra trabajadores de varias formas. El gobierno brinda asesoramiento laboral a todos los adultos israelíes del espectro a través de una red de organizaciones y empresas.Incluso, Point.AI recibe consultas directamente de los padres de adultos con autismo de alto funcionamiento.

“Les damos una plataforma para usar sus habilidades que de otra manera no habrían tenido. Realmente se sienten parte de algo de una manera que usa sus desventajas a su favor. Son trabajadores muy buenos y cariñosos”, agregó.

Debido a que el autismo es más común en los hombres, el equipo actual está formado por hombres pero Gorovici dijo que de forma activa también están buscando mujeres.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here