Solo 300 fieles permiten en el Muro de los Lamentos

0
287

La normalización de la vida en Israel da pasos significativos, y cada vez se suspenden algunas de la restricciones a que ha conducido la pandemia de COVID-19.

Apolinar Martínez/Israel Internacional.-

Tal es el caso del Muro de los Lamentos, símbolo sagrado para el encuentro y la oración para las principales religiones monoteistas en el mundo.

Desde este martes, gracias a las nuevas medidas comunicadas por Benjamín Netanyahu, el Kotel reabrió al público con una restricción más amplia. El Muro de los Lamentos permitirá hasta 300 fieles a la vez.

En cuanto al ingreso de las personas deberán someterse a medición de temperatura, mantenerse a 2 metros de distancia y usar máscara. La plaza de oración se dividirá en muchos complejos para que los rezos se realicen para 19 personas. Si los complejos de oración asignados están llenos, se les pedirá a los fieles que esperen fuera de la entrada al Muro de los Lamentos hasta que haya espacio disponible.

Otra de las novedades especiales a partir de esta semana será la celebración de Bar / Bat Mitzvah. Los familiares deberán coordinar su llegada con anticipación al centro de atención telefónica (*5958). De esta forma podrán  asegurarse de que el complejo de oración esté vacante a su llegada. La administración se dedicará a asignar a cada familia un área definida y programada donde se llevará a cabo el rezo.

Por el momento, el Túnel del Muro Occidental permanecerá cerrado hasta nuevo aviso. El rabino del Muro Occidental, el rabino Shmuel Rabinowitz, recibió muy contento la decisión del gobierno de abrir nuevamente el Kotel para el público en general.

Cada día, las oraciones se transmiten en vivo por la plataforma digital,  y se seguirán respetando las pautas del Ministerio de Salud con una estricta separación de las personas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here