Snir Gueta: de futbolista a rabino

0
436

Snir Gueta, uno de los rabinos más reconocidos de Israel, fue jugador destacado, formó parte de la selección sub-21 hasta tuvo oferta de clubes profesionales

Mario A. Beroes Ríos/Israel Internacional

Seguir los dictados de lo que consideraba su camino espiritual hizo que Snir Gueta, un futbolista de prometedoras condiciones, abandonara una profesión de prometedoras perspectivas económicas, por lo que considera su “justo camino judío”.

Del campo de juego a enseñar la Torá

El Rabino Snir Gueta pasó de ser un jugador de la categoría sub 21 a ser un rabino que enseña la Torá a jugadores de fútbol prominentes. El ex centrocampista de 31 años de edad recuerda su viaje personal y sugiere que jugar al fútbol sólo los días laborables, en lugar de hacerlo también en el Shabbat, en realidad aumentará el número de estrellas del fútbol en Israel.

Datos recabados en Israel Noticias señalan que comenzó en el departamento juvenil del Maccabi Haifa y jugó con el Maccabi Netanya y con la selección nacional sub-21 de Israel. Hoy en día, Gueta es considerada por la generación más joven como uno de los rabinos más reconocidos de Israel.

Hace siete años, el prometedor centrocampista se retiró del fútbol, en parte debido al conflicto de competir en partidos el sábado, durante el Shabbat judío.

Sus nuevas creencias religiosas tomaron precedencia y abandonó el deporte que amaba para seguir las Halajot (leyes judías) que rodean la observancia del shabbat. Hoy en día, es un padre casado de tres hijos.

Tiene tantas peticiones de asistencia y exigencias pedagógicas que ha contratado a un ayudante. Es común ver estudiantes de la yeshiva sentados junto a jugadores de fútbol en sus clases.

“Luchando con el equilibrio moderno de la vida personal y profesional de hoy, estos discursos motivadores nos ayudan a ganar claridad”, dijo el rabino.

Gueta había llegado a una encrucijada. Dijo que, “fue un proceso muy largo… Me di cuenta de que no iba por buen camino como judío. En lugar de esperar a terminar su carrera futbolística a los 35 años antes de buscar su camino espiritual, Geuta eligió seguir su corazón.

“En el último año de mi carrera, tuve muchas ofertas de clubes de fútbol, pero tomé la decisión de retirarme. Saludo a mi esposa – sin ella, hubiera sido más difícil tomar la decisión; ella habría estado dispuesta a ir a cualquier parte conmigo”.

Aunque hubo muchos sacrificios, entre ellos financieros, Gueta explica que, “No me falta nada…”. Cuando los partidos de fútbol están programados para un sábado, automáticamente mantiene alejada del deporte a una gran base de fanáticos religiosos. Quién sabe, tal vez algunas estrellas del fútbol se esconden en el sector religioso – y no vale la pena perderlas”, dijo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here