Sirios y turcos ¿en guerra?

0
249

Ante la salida del ejército norteamericano y el desplazamiento de las tropas de Erdogan, los sirios intentan recuperar su territorio

Apolinar Martínez/Israel Internacional

No podía ser más complicada y peligrosa la situación del Medio Oriente; la salida de las últimas tropas americanas, ordenadas por el presidente Donald Trump y criticada por la mayoría de países europeos porque prácticamente deja a los kurdos indefensos ante los turcos, Bashar Al Assad intenta recuperar lo que sigue siendo territorio sirio

Se despliega el ejército sirio

La agencia de noticias española EFE informó que anoche unidades del Ejército sirio se desplegaron  en la localidad nororiental de Tal Tamer, frente a las tropas turcas, después de que anoche los kurdos anunciaran un acuerdo con Damasco para impedir la invasión e intentar recuperar las zonas conquistadas por Turquía desde el inicio de su ataque, el pasado miércoles.

El Ministerio de Defensa sirio y la agencia estatal SANA confirmaron la entrada de los militares leales al presidente Bashar al Assad en Tal Tamer, donde recibieron la «bienvenida» de los residentes.

El Gobierno de Al Asad, que no reconoce la administración autónoma de esta región, controlada en casi su totalidad por las kurdosirias Fuerzas de Siria Democrática (FSD), se ha unido a esta alianza de milicias para hacer frente a la ofensiva de Turquía y sus grupos aliados.

Según datos de la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), entre 150.000 y 160.000 personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares en el norte de Siria en los últimos seis días.
En su último informe de situación, la agencia de la ONU advirtió de que se siguen produciendo desplazamientos «significativos» y contabilizó en más de 150.000 los ocurridos desde el miércoles, mientras continúan los bombardeos y ataques terrestres en varios puntos del norte del país.
El Ejército turco lanzó el pasado 9 de octubre una operación contra los territorios controlados por las milicias y las autoridades kurdosirias, donde quiere establecer una «zona de seguridad» de unos 30 kilómetros desde la frontera turca y de 480 kilómetros de largo, desde el río Éufrates hasta el extremo oriental de Siria.

Con ello, busca sacar de allí a las FSD y a su principal grupo, las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), a las que considera una organización terrorista vinculada con la guerrilla del Partido de Trabajadores de Kurdistán (PKK).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here