Siria recibe nuevo sistema misilístico ruso

0
257

Que las grandes potencias sólo están interesadas en sus intereses, independientemente de las consecuencias, queda una vez más demostrado , el ejército sirio ha recibido permiso  ruso para utilizar sus sistemas S-300 de defensa aérea de fabricación rusa contra Israel, siempre que Siria asuma la responsabilidad de las consecuencias, informó la agencia de noticias rusa Avia.pro citando su fuente.

“Rusia ha autorizado al ejército sirio para que el S-300 esté listo para el combate y para que ataque a los aviones israelíes si existe la más mínima amenaza”, afirmó la fuente a la agencia rusa.

Es interesante observar que este informe salió a la luz un día después de que los cazas F-35 israelíes llevaran a cabo nuevos ataques con misiles contra Siria, haciendo caso omiso por completo de la postura de Moscú al respecto.

Según algunas fuentes, a finales de mes el ejército sirio también podría tener a su disposición sistemas de defensa aérea BAVAR-373, que son similares a los S-300 rusos y pueden detectar cazas sigilosos, incluidos los F-35 israelíes, a una distancia de entre 150 y 180 kilómetros.

Los S-300

Los sistemas de defensa aérea S-300 de Rusia entregados a Siria han demostrado anteriormente su total ineficacia durante un ataque israelí contra posiciones de Irán y Hezbolá en la madrugada del 1 de julio, escribió el sitio ruso de noticias Avia.pro.

La ineficacia del S-300 de Siria es más evidente a la luz del hecho de que actualmente son considerados los sistemas antiaéreos de mayor alcance en el ejército de Assad, señala el sitio.

Los expertos anónimos de la agencia de noticias llamaron la atención sobre el hecho de que Israel utilizó misiles de largo alcance en su ataque, disparando desde fuera del alcance efectivo de los sistemas S-300. Además, según se informa, los cazas israelíes dispararon mientras se encontraban en el espacio aéreo internacional.

Los analistas creen que la eficacia de los sistemas de defensa aérea de Siria podría mejorarse si se reubicaran las baterías más cerca del mar Mediterráneo, pero eso pondría en peligro a los propios S-300, ya que ellos mismos serían casi con toda seguridad el objetivo de los israelíes.

El artículo del sitio ruso termina con un mensaje bastante inesperado: «Si Moscú quiere cambiar la situación drásticamente, debería enviar sistemas S-400 a Siria, que tiene un alcance mucho mayor«.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here