Sir Ben Helfgott: del Holocausto a la gloria olímpica

0
14

Queridos amigos:

Macabi tiene una larga lista de héroes extraordinarios en sus 126 años desde la fundación de su primer Club en Constantinopla[1], o los 100 años de Maccabi World Union como Confederación de Confederaciones[2].

Durante la Shoá, el peor episodio de la historia de la Humanidad, muchos atletas y líderes de Macabi mostraron su compromiso con los ideales macabeos de continuidad judía y sionismo. Algunos de ellos son mártires que perecieron defendiendo esos ideales; otros sobrevivieron, y convirtieron esos ideales en un referente para ellos y para las sociedades a las que servían – y sirven.

Sir Ben Helfgott es una de esas figuras destacadas macabeas. Sir Ben, nacido el 22 de noviembre de 1929, es un sobreviviente del Holocausto británico nacido en Polonia y ex Campeón de levantamiento de pesas, conocido como uno de los dos atletas judíos que compitieron en los Juegos Olímpicos después de sobrevivir al Holocausto. 

Sir Ben tenía 10 años en Piotrków Trybunalski, Łódź, Polonia, cuando Alemania invadió el país en 1939. En octubre de 1939, todos los judíos de Piotrków y sus alrededores recibieron la orden de trasladarse al ghetto el 1 de noviembre. Este ghetto fue el primero en ser establecido por los nazis en Europa.

Al principio, quince mil personas del área local se apiñaron en un área que anteriormente sólo había albergado de tres a cuatro mil. Posteriormente, otros 13.000 judíos fueron llevados al ghetto desde el oeste de Polonia, que fue anexado al Tercer Reich. Ben y su familia se mudaron a principios de noviembre. Las condiciones de vida eran deplorables, la comida escasa, el saneamiento era deficiente y, después de un tiempo, la fiebre tifoidea se propagó rápidamente. Murieron miles de personas.

Aunque sólo era un niño, Ben encontró formas de desafiar a los nazis. No usaba el brazalete con la Estrella de David impuesto por el régimen racista nazi y pasaba gran parte de su tiempo fuera del ghetto – su cabello rubio lo ayudaba a fingir ser un polaco no judío. Contrabandeaba periódicos al ghetto y se volvió bastante conocedor de la política y el progreso de la guerra.

Ben vivió en el ghetto durante tres años – aunque pareciera mucho más tiempo. Los niños judíos tenían prohibido asistir a la escuela. Continuó durante todo ese período pasando tiempo fuera del ghetto – a veces asumiendo grandes riesgos.

 En Piotrkow, la deportación y el asesinato sistemáticos de judíos comenzaron en octubre de 1942. Una tarde de 1942, Ben se puso a trabajar en el turno de noche. Su madre estaba en casa, mientras su hermana y su padre estaban en algún lugar fuera del ghetto.

Después del trabajo, él y sus compañeros de trabajo judíos se estaban preparando para regresar al ghetto, pero no pudieron pasar. El ghetto había sido sellado y la gente estaba siendo detenida para «reasentamiento» – un eufemismo de la deportación a la muerte.

En una semana, aproximadamente 22.000 judíos de una población total de más de 24.000 fueron detenidos. 3.000 ya habían muerto de hambre y fiebre tifoidea. Algunas personas aceptaron que estaban siendo deportadas para ser reubicadas, pero comenzaron a difundirse rumores sobre las cámaras de gas.

Era difícil saber qué creer. De hecho, obligados a viajar en condiciones terribles, fueron enviados por ferrocarril directamente al campo de exterminio de Treblinka. Ben y sus compañeros trabajadores de la fábrica no tenían noticias del paradero de sus familias, aunque le dijeron a Ben que no se había visto a ninguno de sus padres cuando se llevaron a cabo las redadas.

  La madre y la hermana menor de Ben fueron asesinadas por los nazis en un tiroteo de unos 100 judíos llevados a la sinagoga de Piotrkow. Era el 20 de diciembre de 1942.

   En julio de 1943, los nazis decidieron liquidar el pequeño ghetto y la ciudad se convirtió en Judenrein («libre de judíos», es decir, deportando y asesinando a todos los judíos de la zona). Los judíos que trabajaban en las fábricas de vidrio y carpintería se quedaron: 1.650 personas en total. El resto fue deportado a otros campos de trabajo en Polonia.

Los nazis huyeron de Piotrkow en agosto de 1944. El ejército ruso avanzaba hacia ellos. Nadie estaba protegiendo a los judíos restantes y parecía que la ciudad pronto sería liberada, pero no fue así. El levantamiento de Varsovia tuvo lugar y fue brutalmente aplastado.

Los soldados nazis regresaron a Piotrkow. Hubo más redadas. 300 hombres judíos fueron enviados al campo de concentración de Buchenwald, Ben y su padre entre ellos, mientras que su hermana mayor Mala y su prima, Ann, fueron deportadas al campo de concentración de Ravensbruck. El resto fue enviado a Czestochowa, donde se les puso a trabajar en fábricas de municiones.

Ben y su padre estuvieron en Buchenwald durante casi dos semanas, y luego Ben fue separado de su padre y enviado al campo de concentración en Schlieben, donde se producían armas antitanques. El padre de Ben se quedó atrás en Buchenwald. En abril de 1945, Ben fue transportado al campo de Theresienstadt, en Checoslovaquia. Tres semanas después, el campo fue liberado.

Después de la liberación, Ben se enteró de que su padre había recibido un disparo unos días antes del final de la guerra, mientras intentaba escapar de una marcha de la muerte. Su hermana Mala y su prima habían sobrevivido y se encontraban en el campo de desplazados de Bergen-Belsen.

Ben viajó al Reino Unido con un grupo de unos 300 niños que fueron enviados a Troutbeck Bridge a su llegada, todos alrededor de los 16 años, 30 niñas y 20 niños pequeños. Llegaron el día de la victoria final contra Japón[3] y pasaron un tiempo en Windermere en el Distrito de los Lagos.

Finalmente estaba a salvo. Ben asistió a Plaistow Grammar School, en un intento por recuperar 6 años de su educación perdida. Disfrutaba participando en actividades deportivas como gimnasia, fútbol, ​​atletismo y tenis de mesa. Le fue bien en la escuela y disfrutó de la oportunidad de volver a estudiar.

Recuerda haber sido “un glotón por aprender”, cuando no mandaba a los otros chicos como un capitán autoproclamado en sus partidos de fútbol. “Yo era más joven que la mayoría. Pero cuando corríamos en el parque, siempre ganaba».

Su gran oportunidad deportiva fue unirse al Primrose Club para jóvenes sobrevivientes, dirigido por Paul “Yogi” Mayer, un atleta alemán que había estado esperando un lugar en los Juegos Olímpicos de Berlín de 1936 hasta que los nazis lo prohibieron por ser judío. Mayer vio el potencial de Helfgott. Eso no fue sorprendente: fue el primero en todos los deportes que practicó.

El deporte se había convertido casi en una obsesión, especialmente en el levantamiento de pesas. Eso empezó cuando vio a un grupo de jóvenes entrenando. Le preguntó al entrenador de los chicos si podía unirse y obtuvo un firme «no». “Así que fui yo mismo a las pesas y comencé a levantarlas”. El hombre dijo: “No me hago responsable de ti”. No era necesario.

  En pocos años, la víctima de la persecución nazi se convirtió en campeón. Ben tenía quince años y se describía a sí mismo como un esqueleto ambulante. En 1950, ya vuelto ciudadano británico, Ben ganó una serie de competiciones y se convirtió en campeón nacional de peso ligero a principios de los 50, incluido el undécimo campeonato de la nación (70 kg) en 1954 y el campeón de peso ligero en 1955, 1956 y 1958.

Representó a Gran Bretaña en el levantamiento de pesas en los Juegos Olímpicos de Verano de 1956 en Melbourne, Australia. Fue capitán de los equipos británicos de levantamiento de pesas en los Juegos Olímpicos de 1956 (Melbourne) y 1960 (Roma). Además, ganó la medalla de bronce en los Juegos del Imperio Británico y la Commonwealth de 1958 celebrados en Cardiff, Gales del Sur.

Sir Ben Helfgott es nombrado Knight Bachelor del Imperio Británico por el Príncipe de Gales durante una ceremonia de investidura en el palacio de Buckingham, Londres

Ben se convirtió en «Sir Ben» por la Corona británica y obtuvo la Orden del Imperio Británico, la Orden Más Excelente del Imperio Británico, en 2000.

Sir Ben Helfgott

La historia de Sir Ben en Macabi comenzó con el Macabiot: se convirtió en campeón de oro en la clase de peso ligero de 3 Macabiot: 1950, 1953 y 1957. Su vida estuvo relacionada con el deporte y con el deporte judío, convirtiéndose en miembro de pleno derecho del Maccabi Great Britain.

Sir Ben se convirtió en un verdadero amigo y una inspiración para todos en Maccabi GB. Desde el apoyo a las actividades de la comunidad judía en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, hasta la asistencia a los premios Maccabi GB Sports Awards y, en tiempos más recientes, a través del proyecto Yellow Candle para Yom HaShoá … Sir Ben personifica el verdadero espíritu de ser un Macabeo con mayúsculas – y líder Maccabi GB.

Hoy, Sir Ben está convencido de que el deporte hizo dos cosas por él: impulsó el sentido del juego limpio y le dio fuerza interior. «Nunca podría haber sobrevivido al Holocausto sin esa fuerza», dice… y… nunca podría haberse convertido en un atleta de clase mundial.

El superviviente del Holocausto y doble olímpico Sir Ben Helfgott recibe su premio Pride of Britain de manos de Stephen Fry en el Holocaust Memorial en Hyde Park, Londres. Se le representa con su esposa Arza y sus tres hijos y nietos. Foto: Philip Coburn

Sir Ben asumió su papel de testigo vivo del Holocausto. Ha pasado su vida adulta promoviendo la educación sobre el Holocausto, reuniéndose con líderes nacionales en el Reino Unido para promover la integración cultural y la paz.

En esta hora de dolor y de memoria de todo lo inconmensurablemente perdido, quiera D-s que sepamos ser dignos continuadores del mensaje de vida y de acción que los asesinados y los sobrevivientes nos legaron, multiplicando la vida judía por doquier a través de nuestra decidida acción en todas las comunidades judías del mundo y en nuestro magnífico Centro, el Estado de Israel.

Quiera D-s que sepamos recordar a las comunidades judías arrasadas de cuajo bajo la garra de los asesinos, evocando lo extraordinario de sus vidas, de su producción y de su creación.

¡D-s proteja al Estado de Israel!

Que las memorias de los 6.000.000 de asesinados sean siempre benditas, recordadas, honradas y perpetuadas por nuestras obras de bien.

  ¡JAZAK VE’EMAZ!

[1] Hoy Estambul, Turquía. Allí se fundó el primer Maccabi Club, en 1895.

[2] Maccabi World Union se fundó en Carlsbad, Checoslovaquia, durante el XII Congreso Sionista Mundial, en 1921.

[3] El día (15 de agosto) de 1945 en que Japón dejó de luchar en la Segunda Guerra Mundial, o el día (2 de septiembre) en que Japón se rindió formalmente.

*El Rabino Carlos Tapiero, nacido en Argentina en 1962 y casado con Ronit (tienen tres hijos: Rafael, Liat y Nir), es el Director General Adjunto y Director de Educación de la Unión Mundial Macabi / Maccabi World Union – con 400 Centros Comunitarios / clubes en 80 países, y medio millón de miembros.

Entre sus responsabilidades: la dirección del movimiento juvenil mundial Macabi Tzair Olamí, la coordinación del programa mundial de jóvenes adultos FLF (Maccabi Future Leaders Forum), el diseño y la producción educativa de capacitaciones para todos los estratos de liderazgo (profesional y voluntario) del Movimiento Macabeo en todo el mundo, el diseño y la conducción de un programa conjunto con el Gobierno del Estado de Israel contra la delegitimación que sufre el Estado Judío en su existencia misma, la supervisión de los programas para todas las edades en Israel, la producción de materiales educativos y la responsabilidad por los Shlijim enviados desde Israel.

Durante una docena de años el Rabino Carlos se desempeñó como Director Comunitario  y Rabino de la Comunidad Judía de Guatemala, responsable del establecimiento de su red educativa para todas las edades, la reorganización comunitaria, el establecimiento de un Fondo Patrimonial (Endowment Fund, primero para una comunidad judía latinoamericana), y la conducción de todas las actividades rabínicas.

Su educación se obtuvo en Israel, Argentina, Guatemala y los EE. UU., con una Licenciatura (Biblia y Filosofía General) y una Maestría (Judería Contemporánea, con especialización en Educación Judía y Estudios del Holocausto) de la Universidad Hebrea de Jerusalén, y su Smijá (su título rabínico) del Instituto Rabínico Schechter de Jerusalén. Completó el prestigioso Programa Jerusalem Fellows, se capacitó en el desempeño de las asociaciones sin fines de lucro en la Universidad de Harvard, y actualmente está trabajando en su Tesis Doctoral en Sociología.

El Rabino Carlos da conferencias sobre numerosos temas en más de 30 países en 5 Continentes, y su experiencia abarca gran parte del nexo teórico y práctico de la organización de las comunidades judías contemporáneas: dirección y organización comunitaria e institucional; construcción de redes; judaísmo como cultura; diseño e implementación de programas educativos – especialmente para juventud y jóvenes adultos. Ha sido también catedrático de la Universidad Hebrea de Jerusalem, y de varias Universidades en el mundo.

Desde hace más de década y media, el Rabino Carlos se voluntariza para la dirección de los Servicios Religiosos de las Altas Fiestas – por 14 años en Alicante, España, en el Kibutz Or HaNer, frente a la Franja de Gaza (afectado en forma brutal por los ataques incendiarios y de misiles del terrorismo del Hamás), y, últimamente, en Kibutz Revivim.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here