Continúa sin acuerdo conformación de nuevo gobierno en Israel

0
315

El primer punto, la formación de un gobierno de unidad integrado por los partidos más religiosos, no se concretó, disminuyendo las posibilidades de que Israel tenga gobierno

Apolinar Martínez-Mario Beroes/Israel Internacional

Benjamín Netanyahu es un verdadero caso de resistencia política. En ocasiones pareciera liquidado, pero cual ave fénix vuelve de sus cenizas con nuevos y renovados bríos.

Tal es el caso del presente estado de cosas en Israel. Pese a haber estado un punto por debajo de Benny Gantz en las elecciones parlamentarias, recibió de manos del presidente Reuvén Rivlin la encomienda de formar gabinete, con un plazo para hacerlo.

Las conversaciones no han dado resultado hasta ahora, y todo parecía acabado para él. Pero ese no es el talante de Netanyahu y ayer reaccionó.

Nueva oferta

El primer ministro, Benjamín Netanyahu, hizo una nueva oferta para formar un gobierno de unidad junto a sus socios de derecha y ultraortodoxos al líder de la coalición Azul y Blanco (Kajol Laván), Benny Gantz, que la rechazó rápidamente.

El mandatario insistió en que Gantz se sume a un «gobierno amplio de unidad nacional», del que formarían parte los partidos más religiosos.

Netanyahu invitó a Gantz a reunirse y comenzar a negociar la creación de un ejecutivo, y destacó la necesidad de hacerlo de manera urgente por los «desafíos en materia de seguridad» que se le presentan a Israel y que «están creciendo».

Su propuesta incluyó medidas específicas, como la aprobación de un plan de defensa para los próximos años y cambios en prioridades presupuestarias para invertir más en seguridad, así como buscar una «postura conjunta» para la anexión del Valle del Jordán o frente al plan de paz para palestinos e israelíes que Estados Unidos sigue pendiente de presentar.

Netanyahu también propuso preservar el «statu quo» en materia de religión y Estado y avanzar en un compromiso para el reclutamiento en el ejército de los partidos ultraortodoxos, un asunto controvertido que las formaciones religiosas rechazan y que hasta ahora ha supuesto un obstáculo para formar gobierno.

Gantz no da esperanzas

Gantz rechazó la propuesta de forma casi inmediata y en un comunicado explicó que los ciudadanos no quieren un gobierno con «extremistas».

Añadió que esperará a que el presidente del país, Reuvén Rivlin, le otorgue el mandato para formar gobierno y comenzar «negociaciones serias» para crear un ejecutivo «liberal de unidad que genere un cambio y restaure la esperanza de los ciudadanos de Israel».

Agregó que el comportamiento del primer ministro en funciones muestra que su interés «no es la unidad, sino la inmunidad», en referencia a los cargos de corrupción que enfrenta el mandatario y sobre los que se espera una resolución del fiscal general del Estado en los próximos meses.

Gantz argumentó que ve las cuestiones de seguridad y la voluntad de discutir sobre la relación entre religión y Estado de Netanyahu con buenos ojos, pero lo acusó de anteponer sus propios intereses a los problemas fundamentales que enfrenta Israel.

A Netanyahu le queda una semana para poder formar gobierno y, de no lograrlo, podrá solicitar al presidente una extensión de dos semanas más.

En caso de que Netanyahu falle en todos sus intentos, Rivlin podría otorgar el mandato a Gantz, que tendría 28 días para intentarlo y evitar una tercera ronda de elecciones tras los comicios de abril y del pasado 17 de septiembre.

Kusher viaja Israel «a ayudar»

El asesor principal y yerno del presidente estadounidense Donald Trump, Jared Kushner, viajará a Israel durante la última semana de octubreinformó el Canal 13 de israel

Según el informe, se espera que Kushner se reúna con el primer ministro Benjamin Netanyahu y con el presidente del partido Azul y Blanco, Benny Gantz.

Kushner conoce bien a Netanyahu después de sus muchos encuentros, pero éste será su primer encuentro con Gantz desde su entrada en la política. Este es otro reconocimiento de la administración Trump, que había tratado únicamente con Netanyahu durante dos años y medio, de que Gantz es un actor político clave en Israel, según Barak Ravid, del Canal 13.

Se espera que la visita de Kushner se produzca en medio de los esfuerzos en Israel para formar un nuevo gobierno tras las elecciones del mes pasado.

Llegará varios días después de que el mandato de Netanyahu para formar un gobierno expire el 23 de octubre. Asumiendo que Netanyahu fracase, la visita de Kushner probablemente llegará después de que el mandato haya pasado a Gantz.

Kushner llegará a Israel con el ayudante adjunto del presidente Avi Berkowitz y el enviado de Irán Brian Hook.

Los funcionarios israelíes le dijeron a Ravid que creen que el propósito de su visita es principalmente tomarle el pulso tanto a Gantz como a Netanyahu y obtener una impresión de primera mano de la dinámica política en Israel.

No está claro cuánto se discutirá el tan esperado plan de paz de la Casa Blanca durante la visita de Kushner. Funcionarios de la Casa Blanca han dicho que esperarán a la formación de un nuevo gobierno antes de decidir si publican el plan.

El acuerdo de paz de los EE.UU., conocido como el “Acuerdo del Siglo”, fue mencionado en el borrador de Netanyahu para el establecimiento de un gobierno de unidad que fue presentado el jueves y que Gantz rechazó.

Una cláusula de la propuesta establece que Netanyahu y Gantz “presentarán al gobierno una posición conjunta sobre el ‘Acuerdo del Siglo’ de Trump cuando se introduzca, y sobre la aplicación de la soberanía israelí al Valle del Jordán y al norte del Mar Muerto”.

EFE/Noticias de Israel/ Aurora

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here