Senadora sobreviviente del Holocausto nombrada doctora “honoris causa”

0
284

A pesar de tener que acudir a la Universidad de la Sapienza de Roma, escoltada por personas de seguridad que la protegen, a causa de los fanáticos antisemitas que la han acosado, la senadora Liliana Segre, de 89 años,  entró al claustro en medio de la ovación de quienes plenaban la sala.

Apolinar Martínez/Israel Internacional

Y no era para menos. Este excepcional personaje, sobreviviente de Auschwitz, y quien ha recibido todo el reconocimiento del país, Italia, hasta el punto de ser nombrada Senadora Vitalicia, acaba nombrada de recibir el doctorado «honoris causa» en Historia de Europa por la Universidad de La Sapienza de Roma.

En una ceremonia con ocasión del inicio del Año Académico  asistieron autoridades como el presidente de la República, Sergio Mattarella.

Saber es necesario«

En su discurso de aceptación del doctorado «honoris causa», la senadora vitalicia, que fue deportada a Auschwitz con trece años, citó al escritor Primo Levi, al que llamó «mi maestro» y recordó sus palabras: «comprender, comprender es imposible, pero saber es necesario».

Segre agradeció a todos «pero especialmente a los estudiantes» porque «como abuela, he recibido de ellos mucho más de lo que he tratado de darles».

Y recordó cuando el año pasado fue recibida por el presidente Mattarella, que le preguntó qué había buscado al ingresar al Senado y respondió «Dentro de mí, aunque soy muy vieja, sigo siendo esa pequeña niña expulsada de la escuela por haber nacido judía y hoy me veo sentada en el Senado de esa Italia mía donde nací y crecí con mi familia».

Segre también dedicó este «honoris causa» en Historia de Europa a su padre, «el hombre más importante para mí, asesinado por haber nacido».

Senadora vitalicia desde 2018, le fue asignada protección policial el pasado noviembre, tras recibir hasta 200 amenazas al día de carácter antisemita.

Segre fue deportada desde Italia al campo nazi de Auschwitz en 1944, cuando tenía trece años, y fue uno de los 776 niños italianos menores de catorce años enviados a ese lugar, de los cuales solo 25 sobrevivieron.

A la ceremonia, además de Mattarella, asistieron los ministros de Educación, Lucia Azzolina, y de la Universidad, Gaetano Manfredi, y la alcaldesa de la capital, Virginia Raggi.

El regreso del infierno del campo de concentración

Nada más conmovedor que leer las razones, por las cuales estuvo silenciosa durante muchos años. Relata que » fue muy difícil para sus parientes «vivir con un animal herido como yo: una niña pequeña regresada del infierno, que decía ser mansa y resignada».

-Pronto aprendí a guardar mis recuerdos trágicos y mi profunda tristeza para mí. Nadie me entendía, era yo quien tenía que adaptarme a un mundo que quería olvidar los dolorosos sucesos que acababan de pasar, que querían comenzar de nuevo, ansiosos de diversión y despreocupación.

Afortunadamente hoy en un ser humano querido, aunque existan criminales sueltos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here