Seamos resilentes

0
167

La Resiliencia es la conjunción flexible del pensamiento, la conducta y las emociones para responder ante las dificultades. Es un proceso adaptativo ante la adversidad, problemas, traumas, tragedias y amenazas de cualquier índole bien sea familiares o de  relación, salud, ambientales, laborales o financieras.

José Petrizzo*/Israel Internacional.-

Ser resiliente no significa estar exento de riesgos o dificultades; la tristeza y el dolor son comunes en las personas que hemos sufrido adversidad o trauma en nuestras vidas. De hecho, el camino hacia la resiliencia puede suponer un gran esfuerzo emocional.

La resiliencia es una condición que todos poseemos en mayor o menor cantidad, pues es la mezcla de valores, creencias, estrategias, y técnicas que aunado al pensamiento positivo y la autoestima contribuyen a mejorar nuestro desempeño y prevenir el riesgo asociado a factores psicosociales. 

La persona resiliente exhibe: 

  • Flexibilidad mental: adaptabilidad durante la adversidad y diversas situaciones ambientales.
  • Flexibilidad física: Confianza, energía y “full stamina” durante el cambio de objetivos.
  • Flexibilidad emocional: habilidad para incursionar en otras áreas de la vida sin perder el balance, la perspectiva y la salud.

Para empezar adecuadamente un proceso resiliente debemos primero cuidarnos nosotros mismos. Prestar atención a nuestras propias necesidades físicas, mentales y espirituales, y lograr un equilibrio, un balance en nuestra vida, una estrategia esencial para mantener el cuerpo y la mente preparados para lidiar con situaciones difíciles o conflictivas.

El subconsciente (Sistema 1) es una poderosa fuerza que determina nuestras acciones, incluyendo nuestros hábitos, y puede ser un gran aliado en los procesos decambios. Sin embargo, para cambiar debemos pasar al estado consciente (Sistema 2) que nos permita entender la necesidad de planificar la flexibilidad física en función de la optimización de nuestro sueño, dieta y ejercicio. 

No olvidemos la importancia de ser consecuentes con nuestros valores, la razón de ser y el significado de la vida: el amor, la compasión, la justicia, la honestidad, el igualitarismo, la libertad, la inclusión, la cooperación, la tolerancia, la responsabilidad, el autocontrol, la trascendencia, la integridad y el expresar siempre y abiertamente nuestra gratitud.

Ejercicios: ¿Estás cuidando de ti mismo?

A. Reflexión

Por favor complete la siguiente auto-observación e insertar la puntuación en ()

Si estás completamente satisfecho con las cosas que haces, marca el nueve o diez. Si 

por el contrario te sientes muy insatisfecho, marca el uno o el dos.

Está satisfecho con …

• ¿Tu dieta? (  )

• ¿El tiempo que inviertes en actividades placenteras? (  )

• ¿El tiempo que le dedicas al ejercicio físico? (  )

• ¿La atención que le prestas a tu salud? (  )

• ¿La calidad/cantidad del tiempo que pasas con las personas queridas? (  )

• ¿El grado de atención a tus necesidades espirituales? (  )

• ¿La cantidad de descanso y de sueño que inviertes diariamente? (  )

• ¿El balance vida/trabajo? ( )

• Cualquier otro aspecto que se relaciona con el cuidado/bienestar (por favor, 

especifícalo 

…………………………………………………………………………… … … … … … … … … … … … ….)? 

B. Establecimiento de objetivos

Basado en tu reflexión del ejercicio anterior, ahora identifica una meta en la que vas a esforzarte para lograr una mejor atención de ti mismo?

Recuerda que el objetivo tiene que ser A.M.A.R.T.E: actual, medible, alcanzable, relevante, temporal y específico

Mi objetivo es:

…………..…………………………………………………………………………………………

………………………………………………………………………………………………………

Que debo alcanzar?

………………………………………………………………………………………………………

(fecha)

Pasos (acciones/estrategias) para lograr el objetivo:

………………………………………………………………………………………………………

………………………………………………………………………………………………………

………………………………………………………………………………………………………

………………………………………………………………………………………………………

C. Técnica de la visualización.

La visualización o creación de una imagen mental de tu propia meta o resultado deseado es una técnica poderosa para programar el subconsciente para facilitar el cambio y ayudarnos a lograr nuestro objetivo.

Para tu propia visualización, siga los siguientes pasos: 

Adquiere una posición cómoda y toma una serie de respiraciones profundas y lentas 

para relajar su cuerpo. A medida que exhalas, suelta toda tu tensión, las preocupaciones y las ansiedades de todo su cuerpo. Cuenta lentamente de diez a uno, sintiéndose cada vez más profundamente relajado con cada conteo.

Cierra los ojos y crea una imagen visual de tu meta o resultado deseado (la imagen podría ser un recuerdo de un estado previamente experimentado o estar basado en imaginarse a ti mismo en esa situación). Borra la pantalla del ojo de tu mente. Libera todos los demás pensamientos y sentimientos.

Llena tu imagen con el mayor detalle agregando todos los sentidos asociados. Usa TODOS LOS SENTIDOS para realmente SENTIR lo que es estar en la imagen: Puedes añadir colores, o Sonido o Aroma, textura, temperatura, sabor, sabores o ver y sentirlo con tanto detalle como puedas. Disfruta de la visión.

Habla verbalmente a través de tu imagen usando todos los sentidos para describirlo. Involucra tus emociones y sentimientos. ¿Cómo se siente cuando alcanzas tu meta o resultado deseado? Sean cuales sean las emociones, alegría, orgullo, confianza, amor, sentirlas plenamente, dejar que inunden tu cuerpo, deleitarse en su positividad.

Sostén la imagen intensamente durante unos minutos antes de dejar que se desvanezca. Permite que tu cuerpo responda plenamente a la imagen, siéntete sonriendo de felicidad, siéntete radiante de orgullo, siente tu pecho hinchando con la satisfacción del logro. Si hay pensamientos o emociones negativas, reemplázalos por los positivos Sumérgete completamente en la imagen que has creado para ti mismo.

Después de 1 a 2 minutos, deja que la imagen se desvanezca. Entonces abre los ojos.

*Ingeniero. Este artículo se publicó en www.collageinformativols76.blogspot.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here