A Netanyahu solo le quedan 48 horas

0
285

En dos días el primer ministro deberá devolver el mandato al presidente Rivlin para intentar formar Gabinete

Israel Internacional

Inútiles han sido los intentos del primer ministro Benjamín Netanyahu para formar gabinete, luego de haber recibido la encomienda por parte del presidente Reuvén Rivlin.

La desconfianza en Netanyahu ha sido evidente y todo parece indicar que no le quedará otra alternativa que devolver el mandato

Decisiva la decisión de Liberman

Ayer fuentes del partido Likud dijeron  que el primer ministro, Benjamín Netanyahu, no ha regresado al presidente Reuvén Rivlin el mandato para formar el próximo gobierno, porque está esperando una declaración pública de Avigdor Libeman, líder del partido nacionalista secular Israel Beitenu (Israel Nuestro Hogar), de que se opondrá al establecimiento de un gobierno de centroizquierda con el apoyo desde afuera de la Lista [Árabe] Conjunta.

Los funcionarios del partido Likud, que encabeza Netanyahu, aseguraron que el primer ministro regresará el encargo al presidente una vez que Liberman se comprometa públicamente. Hasta el momento, Liberman no ha dicho eso; sin embargo, los diputados de su partido, Israel Beitenu, han manifestado reiteradamente que se oponen a una movida de ese tipo. Pero los funcionarios del Likud insistieron que esperan que el propio Liberman formule esa declaración.

De cualquier manera, el mandato de Netanyahu para formar gobierno finaliza el próximo jueves; aunque existe la posibilidad de que el presidente Rivlin lo extienda por otros catorce días. Algo que los analistas estiman que no sucederá.

Mientras tanto, la diputada Yulia Malinovsky, del partido Israel Beitenu, le respondió  que se trata de “una maniobra mediática. En el partido Likud ya no saben qué inventar. La razón por la que Netanyahu no regresa el mandato no es Liberman, sino por las primarias dentro del Likud. Hay un lío fuera de lo común [dentro del partido]”.

Acusan al Likud de mentir

“Que no haya dudas, en estos momentos dentro del Likud las primarias están en su apogeo”, añadió Malinovsky. La diputada añadió que no existe la posibilidad de establecer un gobierno de centroizquierda con el apoyo de la Lista [Árabe] Conjunta desde el exterior.

“No hay tal posibilidad. Que terminen en el Likud de difundir mentiras. Si tienen problemas que tomen píldoras (calmantes). Que Netanyahu ponga orden en su casa”.

Entre tanto, el presidente del partido Nueva Derecha, instó al líder de la alianza Azul y Blanco (Kajol Laván), Benny Gantz, a regresar a la mesa de negociaciones y conformar un gobierno de unidad con el Likud.

»Bajo las circunstancias creadas, un gobierno de unidad nacional amplio y equitativo dirigido por Netanyahu y Gantz debería establecerse lo antes posible. Cada parte tendrá que aceptar un compromiso».

«En ese gobierno», apuntó Bennett, «la derecha no puede extender la ley israelí al Área C [de Cisjordania] como quisiera. La izquierda no puede entregar territorio. No habrá legislación pro-religiosa ni antirreligiosa. El gobierno enfrentará a Irán, Hamas y Hezbollah, reducirá el déficit, mejorará el estado de los hospitales, los atroces embotellamientos de tránsito y fortalecerá aún más la educación».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here