Alarma incremento en casos de coronavirus infantil en el país

0
132
(AP Photo/Oded Balilty)

En noviembre de 2020, a unos 400 bebés y párvulos se les había diagnosticado COVID-19, para febrero ese número había aumentado a más de 5.800.

Redacción Israel Internacional.-

Los expertos en salud atribuyen un aumento masivo a mutaciones de patógenos recientemente descubiertas, informa YNET.NEWS.

Israel ha visto un aumento preocupante en el número de infecciones por coronavirus en adolescentes, niños pequeños e incluso bebés en los últimos meses, principalmente debido a la aparición de una serie de variantes del patógeno en el país.

En noviembre pasado, a unos 400 niños menores de dos años se les diagnosticó COVID-19. En febrero, la cantidad de niños pequeños infectados había aumentado a más de 5.800, a pesar del tercer cierre a nivel nacional y la muy alabada campaña de vacunación masiva de Israel.

Un niño pequeño es examinado por coronavirus en Jerusalem (Foto: AP)

«La alta tasa de infección entre los niños se está expandiendo a edades más tempranas y llega a los bebés», dice el profesor Tzachi Grossman, director de la Asociación de Pediatría de Israel.

«Estos son fenómenos nuevos que reflejan todo lo que está sucediendo en el país en términos de infecciones. Todo se deriva de las nuevas mutaciones, incluida la británica que muchos temen que sea más mortal que el virus original», dice.

«Si esto es cierto, significa que no solo se están infectando más niños, sino que incluso pueden morir a tasas más altas. La solución es inocular a tantas personas como sea posible».

Entre los niños pequeños infectados con COVID-19 se encuentra Iyar Melamed, de cinco meses, que actualmente se encuentra hospitalizado en el Centro Médico Kaplan en Rehovot.

Ohad Melamed ha estado con su hija Iyar de cinco meses en la sala de coronavirus infantil en el Hospital Kaplan desde el lunes.

Los padres Bar y Ohad Melamed también dieron positivo por el virus, y mientras Bar está en casa con su hija de dos años, Ohad está constantemente al lado de Iyar.
«Nuestra hija tiene cinco meses y ya ha sido ingresada en la sala de coronavirus», dice Ohad.

“Mi esposa llora y no puede soportar el hecho de que Iyar tenga el coronavirus, especialmente teniendo en cuenta que la semana pasada nos enteramos de un bebé que murió a causa del virus. Es muy estresante y aterrador».

Ohad dice que Iyar comenzó a mostrar síntomas activos del virus, como fiebre, llanto y fatiga, aproximadamente al mismo tiempo que la familia descubrió que estaban infectados.
“Decidimos el lunes llevarla al hospital y me sorprendió lo que vi”, dice Ohad.

“Cerca de ocho ambulancias esperaban en la entrada de la sala de emergencias, todas con pacientes con coronavirus, mientras el personal esperaba durante horas una cama vacía.

Por suerte para nosotros, en la sala de coronavirus infantil teníamos un par de camas libres así que fuimos admitidos inmediatamente.»

Niños pequeños con mascarillas en una escuela en Tel Aviv (Foto: Moti Kimchi)

El profesor Amnon Zung, director del departamento de Pediatría del Centro Médico Kaplan, dice que ha habido un marcado aumento de casos entre los jóvenes. «Afortunadamente, muchos de ellos pasan fácilmente por la enfermedad, pero también hemos visto casos graves de niños que llegan con fiebre alta y dificultad para respirar, e incluso hubo algunos que tuvieron que ser ingresados en cuidados intensivos».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here