Rublin elogia discurso antisemita del rabino Mivis

0
269

Ephraim Mivis, rabino jefe del Reino Unido, atacó severamente el antisemitismo del Partido Laborista

Apolinar Martínez/Israel Internacional

“Su clara voz y liderazgo, particularmente en los últimos días, nos llena a todos de orgullo”, le dijo el presidente de Israel, Reuven Rivlin,  al rabino jefe del Reino Unido Ephraim Mirvis en Londres, días después de que el líder religioso británico adoptara una postura sin precedentes contra el antisemitismo en el Partido Laborista del Reino Unido y provocara una nueva protesta contra el líder del partido, Jeremy Corbyn.

“Nuevo veneno del antisemitismo”

Mirvis en una columna del lunes en The Times instó a los votantes a ver el “nuevo veneno” del antisemitismo que ha echado raíces en el principal partido de la oposición, y expresó su temor por el destino de los judíos en el país en caso de que Corbyn se convirtiera en primer ministro.

Rivlin expresó su apoyo al trabajo “inspirador” de Mirvis durante la reunión. “Su clara voz y liderazgo, particularmente en los últimos días, nos llena a todos de orgullo”

“La tolerancia cero con el antisemitismo significa proporcionar seguridad a las comunidades judías y contrarrestar el extremismo religioso. Significa insistir en que no hay lugar para el antisemitismo en las salas de poder, y no hay lugar para la incitación en los medios de comunicación social. Significa una legislación eficaz y una educación eficaz sobre el Holocausto”, dijo Rivlin en una declaración.

Rivlin también denunció el antisemitismo en una reunión el miércoles con el grupo benéfico británico United Jewish Israel Appeal.

“Desde la Declaración de Balfour, Israel ha compartido con Reino Unido una historia y unos valores democráticos comunes. Es debido a estos fuertes lazos que estamos extremadamente preocupados por el aumento del antisemitismo en el Reino Unido”, dijo Rivlin.

Celebración de la liberación de Auschwitz 

El presidente dijo que celebraría el 75 aniversario de la liberación de Auschwitz[P2]  en enero con líderes mundiales para hacer un llamamiento contra el antisemitismo.

En una columna publicada el lunes en el sitio web de The Times, Mirvis dijo que se vio obligado a intervenir en la política porque los judíos británicos estaban “agarrados por la ansiedad” sobre el futuro de la comunidad y del judaísmo en el país en medio de la perspectiva de una victoria laborista en las elecciones del 12 de diciembre.

Sin pedir explícitamente a la gente que no vote por el Partido Laborista, ni siquiera mencionar a Corbyn por su nombre, Mirvis advirtió que “un nuevo veneno, sancionado desde arriba, ha echado raíces en el Partido Laborista”.

“La pregunta que ahora se me hace con más frecuencia es: ¿Qué será de los judíos y del judaísmo en Reino Unido si el Partido Laborista forma el próximo gobierno?”.

“Esta ansiedad está justificada. Plantear preocupaciones sobre el racismo antijudío en el contexto de una elección general es uno de los momentos más dolorosos que he experimentado desde que asumí el cargo”, escribió el rabino jefe, explicando su bombazo de intervención al decir que “desafiar el racismo no es una cuestión política, sino que va mucho más allá”.

Corbyn se niega a pedir disculpas

Para avivar aún más las llamas, Corbyn se negó repetidamente a pedir disculpas a los judíos británicos por su manejo del antisemitismo en su partido durante una entrevista con la BBC el martes por la noche.

Andrew Neil, de la BBC, presionó a Corbyn varias veces para que pidiera disculpas a la comunidad judía a raíz de la declaración de Mirvis de que los judíos británicos estaban “agarrados por la ansiedad” sobre el futuro de la comunidad en el país.

“Lo que diré es esto: Estoy decidido a que nuestra sociedad sea segura para las personas de todas las religiones”, dijo Corbyn.

El martes pasado, en lo que en Reino Unido se consideraba una respuesta a los comentarios de Mirvis, Corbyn dijo a los miembros laboristas: “El antisemitismo en cualquiera de sus formas es vil e incorrecto y un mal dentro de nuestra sociedad”.

Grupos judíos han acusado a Corbyn, un político de extrema izquierda, de permitir un aumento masivo del antisemitismo dentro de las filas del partido que una vez fue considerado el hogar natural de la comunidad judía británica. Desde 2015, cuando Corbyn fue elegido para dirigir el partido, se han registrado miles de casos de supuestas expresiones de odio contra los judíos en el seno del Partido Laborista.

Gran parte del miedo a Corbyn se debe a las revelaciones sobre su pasado que han surgido desde que se convirtió en líder laborista. Entre ellos se encuentran la descripción de Hamas y Hezbolá como “amigos”; la defensa de un mural antisemita en el este de Londres; y una aparente voluntad de asociarse con supuestos antisemitas, terroristas y negadores del Holocausto. El partido está siendo investigado formalmente por el organismo británico de control contra el racismo.

La candidata judía al Partido Laborista, Ruth Smeeth, dijo el martes que estaba siendo acosada con amenazas de muerte, la mitad de las cuales eran antisemitas. El abuso tanto de la extrema izquierda como de la extrema derecha la había hecho temer dejar su propia casa, y ya no iba a ninguna parte sola, dijo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here