Rosh Hashaná 5780: ¡Shaná Tová Umetuka!

0
451

Todos los años antes de Rosh Hashaná leemos en la Torá Parashat Nitzavim, como nada es casual es obvio que debemos tomar un mensaje de esta porción semanal como preparación para recibir las bendiciones del año entrante.

Mario A. Beroes Ríos/Israel Internacional

Los primeros versículos de la Parashá nos hablan de que todo el pueblo estaba parado firme para escuchar las últimas palabras de Moshe antes de despedirse. Por primera vez la Torá menciona las diferentes escalas sociales del pueblo judío.

“Desde los líderes de las tribus, los ancianos hasta los leñadores y aguateros”. Los comentaristas nos dicen que estos últimos ni siquiera eran parte del pueblo sino que eran los trabajadores extranjeros de otras naciones que se acercaban al pueblo judío para aprender. Nadie podía faltar.

Los seres humanos tenemos la tendencia natural a agruparnos y diferenciarnos del prójimo ya sea por nuestra clase social, por nivel intelectual, por nuestro origen y hasta por nuestro equipo favorito de futbol. “Nosotros no somos como ellos”.

Cuando llega un día tan sagrado como Rosh Hashana en el que según la tradición se define el destino del próximo año y buscamos ser meritorios de una bendición y buen augurio, la Torá nos murmulla cual es la clave y el secreto.

Si estamos unidos, firmes, entendiendo que cada uno ocupa un rol en la sociedad pero respetándolo y sin hacer diferencia, ahí recibimos la bendición para todos. Si por el contrario, estamos buscando beneficios solo para nuestro sector o grupo y nos olvidamos de los demás, ahí la bendición se torna esquiva.

Solo unidos seremos bendecidos.

Este domingo por la noche ya comienza Rosh Hashaná, es importante reunirse en familia y disfrutar de los manjares de la fiesta, pero lo más importante y movilizador es escuchar el Shofar durante los días de Rosh Hashaná, aprovecha para ir a tu Beit Jabad más cercano o la congregación en la que te sientes más cómodo, pero no dejes de escuchar el shofar.

Rabino Eli Levy

En 2019, la comunidad judía celebra el año hebreo 5780. Se le llama Rosh Hashaná y conmemora el momento en que Dios creó el mundo según la tradición hebrea y da lugar al Tishrei, el primer mes del año hebreo y que ocupa los meses de septiembre y octubre del calendario gregoriano.

Durante el mes de septiembre se celebran en Israel el año nuevo hebreo

El Rosh Hashaná es el nuevo año judío y se celebra el primer y el segundo día de tishrei, que como se denomina al primer mes del calendario hebreo moderno, y el séptimo mes según la Biblia, siendo según este orden el primer mes Nisán, conmemorando la salida de los hebreos de Egipto.

Este año se celebrará con la llegada de la primera estrella de la tarde del domingo 29 de septiembre hasta el martes 2 de octubre de 2019. Este tiempo se presenta para los judíos como un tiempo de meditación y de reflexión, haciendo balance de todos los actos que han realizado durante el año, haciendo rectificación a través de las plegarias de arrepentimiento.

El momento más importante de esta celebración ocurre con el toque del Shofar que representa el grito de todo el pueblo judío a Dios, reconociéndolo como Rey Eterno y como Creador.

Origen de Rosh Hashaná

El Rosh Hashaná también se conoce como Iom Hadin, es decir, Día del Juicio, y hace referencia al momento de creación del mundo y de Adán y Eva como primer hombre y primera mujer. Por ello, también se realizan plegarias de celebración por la creación del ser humano y por la paz del universo.

El 1º de Tishrei es el primer día de un nuevo año y con él empieza un tiempo de 10 días que los judíos utilizan para reflexionar y volver a su lado más espiritual. Durante estos días Dios pide librarse de todo lo que no corresponde en la vida de cada uno para así, rectificar y vivir de acuerdo a la ley divina. Este período de 10 días termina con el Día del Perdón conocido como Iom Kipur o Yom Kippur.

Celebración del Rosh Hashaná o Año Nuevo Judío

Como decíamos más arriba, el toque del Shofar es el centro de celebración del Rosh Hashaná. El Shofar es un instrumento primitivo hecho a partir de un cuerno de carnero y hace referencia al carnero que sacrificó Abraham, en lugar de sacrificar a su hijo Issac, a quién pensaba utilizar para el sacrificio en un primer momento. Este instrumento se toca durante la plegaria de la mañana y todo hace referencia al arrepentimiento, esta vez representado en el arrepentimiento de Abraham. De ahí que el sonido emitido por el Shofar es parecido al sonido del llanto. Para los judíos, este es el llanto de Dios, que llora porque el hombre se a alejado de su camino.

Los sonidos que se emiten con el Shofar con Tekiá, que se corresponde con un sonido fijo y largo, después el Shevarim o Teruá, que significa rotura y después otra vez el Tekiá. Estos son los sonidos que se utilizan porque son los mismos que sonaban cuando el pueblo judío quería avisar al campamento en el desierto de que continuaba su viaje.

La primera Tekiá representa la convocatoria en un lugar, la Teruá quiere decir «desmontar» y la última Tekiá habla del nuevo lugar al cual se llegará a nivel espiritual.

Durante la festividad del Rosh Hashaná se toman todo tipos de alimentos con manzana y miel que representan el deseo de un año dulce, así como otros alimentos especiales para celebrar el año nuevo.

¿Cómo desear feliz año a los judíos? se suele decir «Shaná Tová» y el significado es parecido a tener un año próspero. La otra persona debe responder con «Leshaná tová tikatev vetejatem» que significa «que seas inscrito y sellado para un buen año».

Como en el resto de las festividades judías, después de encender las velas se reza y se recita el Kidush y se bendice la comida antes de tomar la jalá, que es el pan trenzado tan típico en estas fechas.

Cada país tiene sus tradiciones y si ese país es profundamente religioso, esas tradiciones tienen mucho que ver con sus creencias. Es el caso de Israel, un país moderno pero que mantiene sus tradiciones ancestrales, que cada año se repiten. Durante el mes de septiembre Israel celebra dos de sus festividades más importantes y es un buen momento para viajar hasta el país y conocer algo más sobre esta religión tan antigua.

Y es bastante más vieja que el cristanismo, al que estamos más acostumbrados. De hecho, el día 9 de septiembre comienza el año hebreo 5779, con unas celebraciones que duran dos días y que llegan hasta el día 11. A esta fiesta se le llama Rosh Hashaná y conmemora el momento en que Dios creó el mundo según la tradición hebrea y da lugar al Tishrei, el primer mes del año hebreo y que ocupa los meses de septiembre y octubre del calendario gregoriano.

La llegada del nuevo año trae, según los hebreos, muerte para los pecadores, una vida próspera para los piadosos y un estado de incertidumbre para los arrepentidos. Estos tienen que vivir durante diez días los Días de Arrepentimiento, que culmina en el Yom Pikur, la fiesta más importante del judaísmo. Este día tan importante llega el décimo día del Tishrei y coincide este año 2018 el 19 de septiembre.

Ese día, los arrepentidos verán si se han ganado el perdón o no. Son días intensos en Israel y permite que los visitantes puedan conocer mejor la cultura de Israel, que nos parece bastante desconocida. Eso sí, son días en los que la fe tiene mucho protagonismo y muchos museos y atracciones turísticas permanecen cerradas e incluso se interrumpen las emisiones de radio y televisión, así que puede ser un buen día para sumergirse en la ciudad y ser testigo de la tradición más.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here