Rivlin y el papa Francisco conversaron sobre coronavirus

0
204

De los malos acontecimientos también pueden salir acciones positivas que redundan en beneficio del género humano.

Apolinar Martínez/Israel Internacional

El presidente Reuven Rivlin conversó por teléfono con el Papa Francisco ayer miércoles, y ambos hablaron de sus preocupaciones sobre la actual pandemia de coronavirus, a la vez que compartieron saludos.

El coronavirus que afecta a todos los hombres por igual, independientemente de su nacionalidad o credo religioso, ha sido el marco en el cual han hablado el presidente de Israel Reuven Rivlin y el Papa Francisco.

“El coronavirus no respeta fronteras y nadie es inmune
El coronavirus nos muestra que no respeta fronteras y que nadie es inmune”, dijo Rivlin al Pontífice según una declaración de la oficina del presidente. “Estamos luchando juntos contra un enemigo terco y cruel, y así es como lo superaremos, trabajando juntos en todo el mundo”.

Rivlin también expresó su agradecimiento por el apoyo del Papa en la lucha contra el antisemitismo, diciendo que el esfuerzo es particularmente importante “dado el creciente número de incidentes antisemitas a medida que el coronavirus se propaga”.

El presidente terminó la llamada, enviando deseos de buenas noticias y bendiciones para una feliz Pascua, que los cristianos celebrarán el 12 de abril.

Cuando enciendan sus velas de fiesta esta noche en Israel, todos estaremos con ustedes. Estaré contigo en mi corazón y en mis oraciones”, respondió el Papa, según la oficina de Rivlin.

No es la primera vez que ambas autoridades conversan vía telefónica, además de que mantienen una buena amistad

El presidente Rivlln ha hablado con líderes de todo el mundo sobre la pandemia, incluyendo a los reyes de España y Holanda y con los presidentes de Alemania, Francia, Italia, Austria, Moldavia, República Checa, Croacia, Armenia, Chipre, Grecia, Portugal, Rumania, Colombia, Perú, Honduras, Kazajstán y Serbia.

El martes, Rivlin envió un mensaje de vídeo a los líderes judíos de todo el mundo, deseándoles a todos un feliz Pésaj.

Este año, todos nos enfrentamos al desafío del coronavirus y al desafío de la distancia con nuestra familia y seres queridos. Pero a pesar de la distancia, Pésaj nos recuerda que el pueblo judío es una sola familia, con una historia y valores compartidos y un destino común. Y, al reunirnos alrededor de la mesa del Séder, aquí en Israel pensaremos en ustedes y rezaremos por sus comunidades”, dijo el presidente.

Dirigiéndose a los niños judíos en Israel y en el extranjero, dijo: “Aunque no celebremos la noche del Séder de la misma manera que todos los años, pero con nuestra familia más cercana, no olviden las tradiciones y canciones especiales de Pésaj”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here