Rivlin: «No podemos ir a un tercer proceso electoral»

0
255

Angustiado porque todo parece indicar que Israel se encamina a una tercera elección en el año, el presidente Reuvén Rivlin instó a Benny Gantz, líder del partido Azul y Blanco (Kajol Laván), a no conformar  un gobierno de minoría que dependa del apoyo externo de los partidos árabes, señala un reporte del canal estatal Kan.

Apolinar Martínez-Mario Beroes/Israel Internacional

Las fuentes que presenciaron el encuentro, en la Residencia Presidencial, expresaron que Rivlin no se opone en principio  a un gobierno de minoría apoyado desde afuera por la Lista [Árabe] Conjunta, pero exteriorizó su temor de que una coalición minoritaria de ese tipo no podrá funcionar y tampoco reparará las divisiones que afectan a la sociedad.

Desea un gobierno amplio

Rivlin sigue apoyando la idea de un gobierno amplio de unidad que incluya tanto a Azul y Blanco como al partido Likud, encabezado por el primer ministro, Benjamín Netanyahu.

«Pido a Likud y Azul y Blanco (Kajol Laván) que entiendan y comprendan que la gente no quiere otra ronda de elecciones», declaró Rivlin en el encuentro con Gantz.

Mientras tanto, Netanyahu se reunió con el líder del partido nacionalista secular, Israel Beitenu (Israel Nuestro Hogar), Avigdor Liberman, durante una hora, en la sede del ministerio de Defensa, en Tel Aviv, con el objetivo de armar un gobierno de unidad. Ambas partes describieron las discusiones como “sustanciosas y positivas”.

Netanyahu y Liberman acordaron volver a reunirse para “completar” las conversaciones.

Liberman advirtió que el establecimiento de un gobierno de minoría será un “desastre” para Israel y aseveró que la formación de una coalición de unidad es el único camino para evitar la convocatoria  a terceras elecciones en menos de un año.

Paralelamente, Netanyahu señaló a los ministros y diputados del Likud que terceras elecciones sería un “desastre”. Pero “un gobierno de minoría dependiente de la Lista [Árabe] Conjunta será mucho peor”. El primer ministro expresó que un Ejecutivo de ese tipo “dependerá de partidarios de la Jihad Islámica y Hamás” y “será históricamente peligroso” para el Estado judío.

Gantz tiene plazo hasta este miércoles  medianoche para formar un gobierno de coalición. Luego de este plazo, Rivlin podría otorgar 21 días para que cualquier diputado de la Knéset (Parlamento) trate de conseguir una mayoría. Si ningún legislador lo logra, se convocará a nuevas  elecciones.

Probablemente, esta semana o a principios de la semana próxima el fiscal general (y asesor jurídico del Gobierno) Avichai Mandelblit anuncie su decisión sobre si imputará al primer ministro en tres casos de corrupción, lo que complicaría aún más los esfuerzos para formar una coalición, debido a que Gantz ha prometido que no se sentará en un gobierno bajo un primer ministro que enfrenta cargos delictivos.

Rivlin en desacuerdo con Netanyahu

En un mensaje de video publicado poco después en sus redes sociales, el presidente expresó una “aguda protesta contra las cosas que se han escuchado en los últimos días contra los miembros árabes de la Knéset y el público árabe”.

Rivlin se refirió así a las recientes y constantes declaraciones de Netanyahu y sus aliados en contra de los miembros de la alianza de partidos árabes Lista Conjunta, de la que han expresado su temor que pueda ser parte de un gobierno sin mayoría dirigido por Benny Gantz del partido Kajol Lavan, a los que acusan de ser “antisionistas”, “una amenaza existencial para Israel” y políticos que “respaldan el terrorismo”.

El presidente dejó en claro que pese a que es de la idea de que algunas expresiones vertidas por los legisladores árabes alrededor de Israel y de las Fuerzas de Defensa de Israel son “graves, impactantes e inaceptables”, rechaza en absoluto que se les llame una “amenaza existencial” o una “quinta columna” dentro del país.

“Nosotros los que vivimos como somos soberanos en nuestra tierra, en el Estado de Israel judío y democrático, debemos de salvaguardar la igualdad de derechos y de discurso respetuoso y significativo frente a todos los ciudadanos de Israel”, señaló Rivlin.

“Insto a todo aquel para quien el Estado de Israel es apreciado en su corazón, a que se detengan de expresar de una vez por todas estas declaraciones terribles. No podemos llegar a una situación en la los resultados electorales lleven a esto, en que las maravillosas comunidades que componen al Estado sientan una y otra vez que su legitimidad es degradada”, manifestó el presidente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here