Renuevan libelos medievales

0
190

En estos días que el mundo vive la expansión vertiginosa de la epidemia del coronavirus, con consecuencias devastadoras para enormes sectores sociales y económicos, vemos a uno de los regímenes más irresponsables sobre esta enfermedad: el de Irán.

Beatriz de Rittigstein/Israel Internacional.-

Inicialmente negó el brote y en estos días reporta unos 300 muertos, 8 mil infectados y daños en todas sus provincias; pero, pese a estas altas cifras, resulta imposible saber cuál es la dimensión de la tragedia, pues las tiranías se caracterizan por la opacidad; de hecho, a quien informe le espera la cárcel; eso ocurrió con la persona que fotografió a un grupo de fallecidos a causa de ese virus.

El mal manejo de la salud pública de la retrógrada teocracia islamista la ha llevado a adoptar en el presente, un mito de la sombría Edad Media: el libelo del envenenamiento de las fuentes de agua durante la peste negra.

Los medios controlados por el Estado teocrático usan la misma retórica antisemita de sus campañas internacionales que plantean las absurdas teorías conspirativas, acomodadas al coronavirus; están distribuyendo “informes” que señalan a los “sionistas” de estar detrás del coronavirus; así, Press TV dijo que “los elementos sionistas han desarrollado una cepa más letal de coronavirus contra Irán”. Líderes de la Guardia Revolucionaria afirmaron que era una “guerra biológica” desatada por EEUU e Israel. 

Hispan TV, el medio iraní de propaganda en español, viene señalando que “Israel envenena a los palestinos y los asesina para traficar con sus órganos”, añadiendo la renovación del libelo de sangre, la calumnia por la que cientos de miles de judíos fueron masacrados: utilizar sangre de niños cristianos para preparar el pan ácimo de la fiesta de Pesaj.

En Venezuela, Aporrea publicó los artículos de Hugo Moyer que van en ese patético tenor: acusar a los judíos de una serie de estereotipos propios del oscurantismo medieval, de las irreales teorías conspirativas del nazismo y como “pruebas” muestra la información manipulada de los pasquines forjados por extremistas palestinos y por el régimen de los ayatolas. 

La auténtica libertad de expresión no puede, basada en engaños, dirigir agresiones hacía ningún sector; en el siglo XX ese abuso derivó en genocidios. Por ello, las leyes deberían ser previsivas.

[email protected]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here