Gantz y Abbás hablaron en Ramallah de seguridad, economía y política

0
54

El ministro de Defensa, Benny Gantz, se reunió con el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbás, en Ramallah, para discutir asuntos políticos, económicos, civiles y de seguridad.

Redacción Israel Internacional.-

El encuentro tuvo lugar con el conocimiento y la aprobación del primer ministro, Naftalí Bennett. Se trata del primer encuentro israelí-palestino cara a cara a nivel ministerial en una década.

Gantz le dijo a Abbás que Israel está listo para tomar medidas que fortalezcan la economía de la Autoridad Palestina (AP), según un comunicado del Ministerio de Defensa.

Ambos funcionarios también hablaron de “los medios para mejorar la seguridad y la situación económica en Cisjordania y la Franja de Gaza”, apunta el comunicado que indica también que “acordaron continuar con el diálogo”.

Aunque los radicales de Hamas y Yihad Islámica hayan criticado duramente al presidente de la Autoridad Palestina por haberse reunido con el ministro de la Defensa israelí Benny Gantz, lo concreto es que el encuentro comienza a dar resultados. 

Benny Gantz, anunció que Israel ha ofrecido a la Autoridad Palestina (AP) un préstamo de 155 millones de dólares para evitar su colapso.

“A medida que la Autoridad Palestina se fortalece, Hamás se debilita. Mientras tenga una mayor gobernanza, nosotros tendremos más seguridad”, indicó Gantz hoy en rueda de prensa para informar sobre el encuentro con el líder palestino de 85 años.

Gantz y Abbas se reunieron  en Ramallah, en el primer encuentro de alto nivel entre oficiales israelíes y palestinos desde 2010, que se produjo dos días después de que el nuevo primer ministro de Israel, Naftali Bennett, fuera recibido en la Casa Blanca por Joe Biden.

Reunión de confianza

“Le dije a Abu Mazen (como se denomina popularmente a Abbas) que nosotros no iremos a ninguna parte y los palestinos tampoco. Fui a la reunión para generar confianza y preservar los intereses de Israel y los importantes vínculos que tenemos con la AP, que creo que debemos fortalecer”, señaló Gantz.

El dinero comprometido proviene de los fondos confiscados por Israel entre los impuestos que recauda para la Autoridad Palestina. Israel los incauta en virtud a una ley aprobada en 2018 al considerar que era dinero destinado a terroristas.

Gantz también se comprometió a conceder permisos para trabajar en Israel a 16.000 palestinos, 1.000 de ellos en el turismo, y a aprobar la construcción de viviendas para palestinos en zonas de Cisjordania (Judea y Samaria), medidas que ya se habían anunciado en las últimas semanas.

Mientras parece improbable la reanudación de un proceso de paz, el Gobierno israelí sí se ha mostrado favorable a rescatar la maltrecha economía palestina, que cayó un 11,5 % en 2020, para sostener a la AP.

Críticas de los más radicales

Los grupos integristas Hamas y Yihad Islámica han condenado a Abu Mazen por reunirse con el que llaman «ministro sionista de Guerra». Según el portavoz de Hamas, Fawzy Barhum, «refleja una política de rendición». «Es una puñalada en la espalda del pueblo palestino y su sacrificio», añade el islamista Abdel Latif Qanou sobre la discreta reunión que acabó siendo mediática.

“Este es un encuentro que trata cuestiones de seguridad. No hay proceso diplomático con los palestinos y no lo habrá”, apuntó la oficina de Bennett en un comunicado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here