Rabino Pynchas Brener: La diáspora judía no debe cambiar».

0
118

El rabino Brener mencionó que a su parecer el judaísmo de la diáspora no debería cambiar, al contrario, se debe de apegar a las tradiciones de cada comunidad sin dejar de lado la sabiduría que hay disponible en el mundo, siempre respetando los preceptos de propios del judaísmo.

Redacción Israel Internacional/Enlace Judío México.-

“Yo no creo que el judaísmo de la diáspora debe cambiar, más bien todo lo contrario. Debemos de ser fieles a la tradición de nuestros antepasados. No debemos de dividirnos, o sea, todos tenemos cupo bajo la misma carpa. Pero, sin duda alguna, yo soy ortodoxo, yo creo en la tradición judía tal como debe ser, pero al mismo tiempo también creo en educación general.

Añade que cree que el gran mundo tiene mucho para enseñarnos. «Tenemos mucha sabiduría, pero hay mucha sabiduría en la en la humanidad. O sea, que hay que buscar una síntesis, una combinación entre lo que el mundo ofrece y lo que la tradición judía te ordena pero no te salgas de la tradición judía, porque esas son las rayas que nos hacen tigres.”

Venezuela

El Rabino Pynchas Brener platicó sobre como ha cambiado la comunidad judía en Venezuela y cómo fue que Juan Guaidó lo nominó como embajador de Venezuela en Israel.

Relató que actualmente la comunidad judía sufre al igual que el resto de la población, especialmente los de clase media y la comunidad judía en es país básicamente es clase media.

“Yo llegué a Venezuela en 1967 y en aquel entonces era un país de inmigrantes, venían de todas partes del mundo, de Europa, de España, de de Argentina, de Chile, buscando mejores horizontes. Porque Venezuela tenía una industria petrolera muy floreciente y la economía estaba avanzando y además el venezolano es sumamente muy abierto”

“Yo crecí en Lima, Perú. Mi juventud fue en Lima, Perú, yo cursé la primaria de la secundaria en Lima, Perú. No era lo mismo, ahí hay como castas, hay ciertos niveles en la sociedad, y en Venezuela, no. Mira, todas las puertas estaban abiertas. Mientras yo estaba ahí para decir que todos los presidentes de Venezuela durante mi estadía pasaron por mi casa. Y no es que yo era excepcional, ese es el ambiente venezolano”, continuó.

“Tenía muy buenas relaciones que mantengo hasta el día de hoy con la iglesia, con los protestantes, conformamos algo que se llama el Comité de Relaciones entre Iglesias y Sinagogas Establecidas en Venezuela (CRISEV), donde había un diálogo de convivencia, no un diálogo teológico, cada uno tiene su prisma, su manera de ver las cosas, pero en cuestión de acción social, etcétera, tenemos todo en común”.

Sobre su nombramiento como embajador de Venezuela en Israel, el Rabino Brener comentó que para él fue una gran sorpresa, pero sin duda fue producto de su trayectoria social de más de 44 años en la sociedad venezolana.

“Fue sorpresa para mí, aparentemente alguien me recomendó a Juan Guaidó y a la gente de la oposición, porque durante mi actividad en Venezuela yo era rabino en la comunidad judía por cuarenta y cuatro años, pero al mismo tiempo tenía cierta proyección fuera de la comunidad judía. Porque Venezuela tiene esas puertas abiertas, yo escribía cada dos semanas en uno de los dos diarios principales de Venezuela, aparecía por televisión y a través de esa institución que se llama CRISEV tenía muchas relaciones con todo el mundo a todo momento”.

El rabino Brener señaló que también influyó la publicación de su libro por el Congreso de la República de Venezuela.

«Mi primer libro fue publicado por el Congreso de la República de Venezuela, y el presidente del Congreso me escribió un enorme ensayo de introducción y de entonces me metí en la publicación de libros, algo que creía que no era mi campo, pero ahí ahí está eso, que fue mi introducción, ese es gracias a la apertura que había en Venezuela. Mira, no es que yo sea extraordinario”.

Hoy en día, de acuerdo al Rabino Brener, en Venezuela viven entre 5 y 6 mil personas de la comunidad judía, y pesé a que han sufrido de algunos atropellos por parte de grupos paramilitares, él no calificaría de antisemita al actual gobierno pese a su conocida postura anti Israel.

“La política dentro del país no es que haya leyes discriminatorias contra judíos, realmente no lo hay, aunque han habido varios atropellos a la comunidad judía, inocentes tampoco son, pero no podría decir de que se trata de un gobierno antisemita dentro del país, o sea no hay tal cosa como si tú eres judío tú no puedes acceder a tal y tal cosa, realmente”, reconoció.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here