Príncipe Mohammed bin Salman anuncia reformas en Arabia Saudita

0
22

Una serie de reformas estructurales o profundas, que incluirían lo económico, religioso y político dio a conocer el príncipe heredero saudita, , durante una entrevista con el periodista ‘Abdallah Al-Mudaifer.

Redacción Israel Internacional-Enlace Judío México.-

También el heredero al trono dijo que la legislación debe basarse únicamente en estipulaciones explícitas del Corán y la Sunna del Profeta, al tiempo que las usa como una herramienta para desarrollar el país y adaptarlo a las necesidades de los ciudadanos y a las normas aceptadas internacionalmente.

Rechazó la afirmación  que  es un «estado wahabí» y aclaró que siempre es posible aplicar un razonamiento independiente ( ijtihad) en la interpretación de la sharia.

«Si el jeque Mohammed bin ‘Abd Al-Wahhab se levantara de su tumba y viera que estamos comprometidos con su texto, mientras cerramos nuestras mentes al ijtihad , deificando así y exagerando [su significado], él sería el primero en oponerse a esto».

Estas declaraciones de bin Salman reflejan un cambio significativo en la percepción de las relaciones religión-estado en el reino, lo que puede allanar el camino para nuevas reformas además de las que ya se han promulgado allí en los últimos años. [1]

Bin Salman rechazó la afirmación que  es un estado wahabí, es decir, sigue la percepción conservadora del erudito islámico del siglo XVIII Mohammed ‘Abd Al-Wahhab, socio del fundador del reino saudí Mohammed bin Sa’ud.

Explicó que la interpretación del Islam del reino no se limita a las directivas de Mohammed bin ‘Abd Al-Wahhab, y que  «no está comprometida» con ninguna escuela islámica específica de jurisprudencia, sino que sigue las cuatro escuelas islámicas sunitas canónicas: Hanbali , Shafi’i, Maliki y Hanafi. 

«Estar comprometido con una sola escuela de pensamiento o con un solo erudito equivale a deificar a los seres humanos … Allah envió el Corán, y el Profeta lo implementó sobre el terreno, y el ijtihad está abierto por toda la eternidad.Si el jeque Mohammed Bin ‘Abd Al-Wahhab se levantara de su tumba y viera que estamos comprometidos con su texto, mientras bloqueamos nuestras mentes en la ijtihad , deificando así y exagerando [su significado], él sería el primero en oponerse esto «. [3]

Esta no es la primera vez que bin Salman rechaza la definición de  como estado wahabí. En una entrevista del 2 de abril de 2018 con The Atlantic , dijo «no hay wahabismo. No creemos que tengamos wahabismo». [4]

Estas declaraciones de hecho se ajustan a la narrativa que Arabia Sauditaha estado adoptando durante años, especialmente desde los ataques del 11 de septiembre de Al-Qaeda en los Estados Unidos, 15 de  los perpetradores eran de Arabia Saudita.

Los funcionarios sauditas a menudo han negado que el reino esté dominado por una ideología wahabí que fomenta el extremismo, y lo calificaron de una acusación falsa dirigida al reino por sus enemigos en un intento de manchar su reputación.

Aclararon que Arabia Saudita es un estado salafista que sigue el Islam original del Profeta y sus compañeros, y desposa wasatiyya , es decir, el enfoque del camino intermedio en el Islam, que la Hermandad Musulmana también afirma respaldar.

El rey Salman bin ‘Abd Al-‘Aziz, el padre del príncipe heredero, fue uno de los que se manifestaron en contra de la etiqueta wahabí. En 2010, mientras se desempeñaba como gobernador del distrito de Riad durante el reinado de su hermano, ‘Abdullah bin’ Abd Al-‘Aziz, afirmó que el término «wahabismo», que se utiliza de manera despectiva, no tiene nada que ver con el enfoque de Mahoma bin ‘Abd Al-Wahhab, que es un enfoque salafista. Bin al-Wahhab y sus seguidores, explicó, se adhirieron al Islam original del Profeta y sus compañeros, mientras que «wahabismo» es un término que fue acuñado para difamarlos como los inventores de una escuela separada de pensamiento religioso «. [5]

Mucho más que decir

Bin Salman no fue suficiente con renunciar al wahabismo, sino que  también hizo otras declaraciones pragmáticas con respecto a la jurisprudencia y la legislación en Arabia Saudita.

«Las fatwas están sujetas a juicio de tiempo y lugar. Por ejemplo, si un jeque honorable emitió una fatwa hace 100 años, sin saber si el mundo es redondo o no, y sin tener conocimiento sobre los continentes, sobre tecnología, etc., su fatwa se basó en los datos y la información que tenía a su disposición, y en su comprensión del Corán y la Sunna. . Pero estas cosas han cambiado en nuestra situación actual. En última instancia, el Corán y la Sunna constituyen nuestra fuente de autoridad, como dije.»

El príncipe heredero agregó que, al confiar en la Sunna, es mejor seguir los hadices transmitidos por varias personas ( hadith mutawatir ), que son pocas pero cuya autenticidad está muy comprobada, y su interpretación está sujeta a ijtihad , según el tiempo. lugar y en la comprensión de su contenido.

«Nuestra constitución es el Corán. Fue, es y seguirá siendo por toda la eternidad. En asuntos sociales y personales, solo estamos obligados a implementar los textos que se mencionan explícitamente en el Corán. En otros palabras, no puedo llevar a cabo un castigo prescrito por la sharia a menos que esté respaldado por una referencia clara en el Corán o la Sunna.

«Nuestro papel es asegurarnos  que las leyes legisladas en Arabia Saudita no violen el Corán y la Sunna … Además, debemos asegurarnos que estas leyes refuercen nuestros intereses y protejan la seguridad y los intereses de los ciudadanos » y ayudar en el desarrollo y la prosperidad del país. Con esto en mente, legislamos leyes que están en línea con las normas internacionales. Quieres que vengan turistas. Tu objetivo es tener 100 millones de turistas, para crear tres millones de puestos de trabajo. Pero si anuncia que inventó un nuevo [sistema legal] que no sigue las leyes reconocidas internacionalmente, esos turistas no vendrán». [7]

El extremismo retiene el reino

En la entrevista, bin Salman también abordó el tema del extremismo y el terrorismo en Arabia Saudita y dijo que «el progreso es imposible mientras haya un pensamiento extremista en el reino», lo que frustra incluso el desarrollo y el crecimiento económicos.

Señaló que la propia Arabia Saudita es un objetivo para las organizaciones extremistas y que «cualquiera que defienda la ideología extremista, incluso si no es un terrorista, es un criminal que debe ser procesado de acuerdo con la ley». [13]

Estas declaraciones del príncipe heredero, así como las expresiones de voluntad de entablar un diálogo con Irán y coordinar con los EE. UU., tienen como objetivo señalar a Occidente y especialmente a la nueva administración estadounidense que Arabia Saudita es un país pragmático y moderado y así destrozar su imagen como un estado rígidamente religioso que exporta terror y viola los derechos humanos, una visión que ha prevalecido en los medios estadounidenses, especialmente desde el asesinato del periodista disidente saudí Jamal Khashoggi. [14]

*

[1] En la entrevista, bin Salman también entregó otros mensajes pragmáticos, por ejemplo cuando dijo que Arabia Saudita quiere buenas relaciones con su vecino Irán y que está de acuerdo con la administración Biden en el 90% de las cuestiones. Al-Sharq Al-Awsat (Londres), 28 de abril de 2021. Vea el clip de  TV No. 8808, «Príncipe heredero de Arabia Saudita Mohammed Bin Salman Al Saud: Estamos de acuerdo con la administración de Biden en el 90% de los problemas; China, Rusia e India son Socios estratégicos de Arabia Saudita; no aceptaremos interferencias en nuestros asuntos internos « , 27 de abril de 2021.

[4] Theatlantic.com, 2 de abril de 2018.

[5] El ex príncipe heredero saudí Naif bin ‘Abd Al-‘Aziz, quien fue ministro del interior bajo el rey’ Abdullah, también dijo que el reino saudí es un estado salafista sunita cuya constitución es el Corán y la Sunna del Profeta, al tiempo que enfatiza que » El wahabismo no es una escuela de pensamiento «y que» no existe el wahabismo «(Al-Madina, Arabia Saudita, 30 de septiembre de 2011). Una declaración similar se le atribuye al propio bin Sa’ud, el fundador y primer rey del reino saudí, como se indica en un artículo de Al-Riyadh titulado «El fundador: nos llaman wahabíes … [pero] estas son afirmaciones falsas que se han convertido [Wahabismo] en una quinta escuela [del Islam] «(Al-Riyadh, Arabia Saudita, 24 de septiembre de 2016).

[14] Un informe de inteligencia estadounidense reciente evaluó que bin Salman ordenó «capturar o matar» al disidente pro-MB Khashoggi en la embajada saudí en Estambul en octubre de 2018 (Edition.cnn, com, 26 de febrero de 2021).

Traducido para Porisrael.org y Hatzadhasheni.com  por Dori Lustron

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here