¡Por fin el gobierno aprueba presupuesto estatal!

0
36

Tras maratónicas conversaciones nocturnas, el gabinete votó el lunes para aprobar el presupuesto nacional por primera vez en tres años, uno que introducirá una serie de cambios profundos en la economía y la sociedad israelíes.

Redacción Israel Internacional/Enlace Judío México.-

El primer ministro Naftali Bennett acogió con satisfacción el presupuesto, cuyas negociaciones habían marcado una prueba importante para el nuevo gobierno.

“Después de tres años de estancamiento, Israel ha vuelto al trabajo”, dijo el primer ministro en un comunicado desde su oficina.

“Pido a los miembros del gobierno que comprendan la magnitud del momento”, dijo Bennett. “Después de años de negligencia, esta mañana hemos traído el presupuesto más atrevido y competitivo, el más útil para los sectores más débiles [de la sociedad] y los más preocupados por el futuro de nuestros niños”, publicó The Times of Israel.

El ministro de Finanzas, Avigdor Lieberman, dijo que las reformas, que aún deben ser aprobadas por la Knesset, traerían cambios tangibles en la vida de muchos.

“Las reformas que hemos aprobado se enfocan principalmente en reducir el costo de vida, hemos invertido enormes presupuestos en infraestructura, transporte y bienes raíces, y hemos implementado reformas significativas que reducirán la burocracia, haciéndolo más fácil para todos en nuestro día a día en los negocios o en la vida privada”, dijo Lieberman en el comunicado.

El primer ministro Naftali Bennett llega a la reunión del gabinete en Jerusalén el 1 de agosto de 2021 (Emil Salman / POOL)

En un acontecimiento clave, el ministro de Salud, Nitzan Horowitz, habría obtenido un aumento de 2.000 millones de NIS (619 millones de dólares) en fondos para la atención médica del Ministerio de Finanzas.

El ministro de Salud había amenazado con votar en contra del presupuesto si no se cumplían sus demandas.

Horowitz había advertido previamente que el sistema de salud está “en soporte vital y necesita una transfusión urgente, independientemente del coronavirus… Está funcionando en modo de emergencia y es imposible continuar así”.

Además de pedir más dinero, el Ministerio de Salud también habría insistido en que una reforma planificada sobre las importaciones para abrir el mercado no incluye los cosméticos.

El ministro de Salud, Nitzan Horowitz, habla durante su visita al Centro Medico Beilinson, el 27 de julio de 2021. (Avshalom Sassoni / Flash90)

Otro obstáculo había sido una reforma agrícola planificada, a la que se opusieron los agricultores y proveedores de productos frescos, así como algunos miembros de la coalición.

Los agricultores habían protestado contra el plan el domingo frente al Ministerio de Relaciones Exteriores, donde los ministros se reunían para discutir el presupuesto.

Agricultores israelies se manifiestan contra el plan de los ministerios de Finanzas y Agricultura para abrir el mercado de frutas y verduras a las importaciones, Jerusalen, 1 de agosto de 2021. Olivier Fitoussi / Flash90)

Otras reformas importantes incluyen el aumento gradual de la edad de jubilación de las mujeres a 65 años en el transcurso de 11 años, a un ritmo de cuatro meses al año durante tres años y de tres meses al año durante ocho años más.

Los ministros han planteado reservas sobre varios aspectos del presupuesto.

La ministra de Transporte, Merav Mijaeli, se opuso al plan de introducir una tarifa de congestión para los conductores que ingresan al área de Gush Dan en el centro del país durante las horas pico, y dijo que el transporte público aún no está a la altura de tomar el relevo si los conductores optan por dejar sus vehículos en casa, informó el Canal 12 de noticias.

La ministra de Inmigración y Absorción, Pnina Tamano-Shata, advirtió que no apoyaría el presupuesto a menos que el Ministerio de Finanzas acepte su demanda de mayor financiamiento para traer inmigrantes etíopes a Israel.

Después de semanas de discusiones, los ministros se reunieron el domingo por la mañana para las conversaciones antes de la votación.

Al comienzo de la reunión, Bennett dijo que el presupuesto “será un hito para la estabilidad del gobierno”, y agregó que permitirá a los ministros llevar a cabo sus funciones sin necesidad de ganarse el favor de grupos de interés.

“Esta vez, el presupuesto no sirve a los intereses de este o aquel sector, sino de todo el Estado de Israel”, dijo el primer ministro. “Este gobierno es libre de actuar en nombre del interés general. Estamos reduciendo la burocracia y aumentando la competencia, para todos, pero principalmente para los sectores más débiles. Quienes se beneficiarán más de la competencia y los precios más bajos son los sectores más débiles”.

Los ministros continuaron sus charlas durante todo el domingo hasta las 8 p.m. y después de tomarse un descanso, las negociaciones continuaron hasta pasada la medianoche, cuando se llamó a otra pausa mientras Bennett convocaba a los jefes de la coalición para una reunión en su oficina. Las negociaciones continuaron durante la noche hasta que se alcanzaron los acuerdos.

Lieberman está adelantando el presupuesto 2021-2022 ($ 187 mil millones para 2021, $ 173 mil millones para 2022), aunque enfrenta obstáculos importantes en la Knéset antes de la fecha límite de noviembre para su aprobación.

El presupuesto requerirá todos los votos de la coalición delgada como una oblea para aprobarse, con la oposición de un solo legislador capaz de derribarlo. La diversa composición del nuevo gobierno liderado por Bennett – formado por partidos de derecha, centrista y de izquierda – complica el esfuerzo.

No aprobar un presupuesto estatal significará la disolución automática del gobierno.

El ministro de Finanzas, Avigdor Lieberman, asiste a una conferencia de prensa, presentando una nueva reforma en el sector agricola, en el Ministerio de Finanzas en Jerusalen, el 21 de julio de 2021. (Yonatan Sindel / Flash90)

El nuevo presupuesto estatal también incluye reformas radicales del establecimiento kashrut y la industria agrícola, impuestos elevados sobre los artículos de plástico desechables y bebidas azucaradas, y cambios considerables en las políticas de importación.

El presupuesto también aumentará el presupuesto de defensa para 2022 a 58.000 millones de NIS (17.800 millones de dólares), según un comunicado del gobierno la semana pasada. Eso incluirá un aumento sustancial – unos 7.000 millones de NIS (2.150 millones de dólares), según la emisora ​​pública Kan – para “rearme y fortalecimiento de las Fuerzas de Defensa de Israel” para preparar a las fuerzas armadas para un posible ataque contra Irán, según el comunicado del primer ministro, ministro de defensa y ministro de finanzas.

El último presupuesto estatal aprobado de Israel fue para 2019, antes de que el país se viera envuelto en un estancamiento político de dos años. Ese presupuesto se aprobó en marzo de 2018.

En el gobierno anterior, el entonces primer ministro Benjamin Netanyahu se negó a aprobar un presupuesto, lo que le permitió convocar elecciones sin que el entonces socio de la coalición, el ministro de Defensa, Benny Gantz, se convirtiera inmediatamente en primer ministro de transición según los términos de su acuerdo de rotación.

Lieberman ha dicho que cree que el presupuesto se aprobará porque incluso la mayoría de la oposición no quiere una nueva ronda de elecciones. Fuentes del gobierno han estado hablando con miembros de la Lista Conjunta de la oposición para negociar el apoyo para el presupuesto fuera de la coalición, informó Kan el domingo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here