Presidente electo de Tunez es enemigo de Israel

0
318

“Cualquiera que normalice relaciones con Israel debe ser juzgado por traición”, dijo Kais Saied, vencedor en las elecciones

Apolinar Martínez/Israel Internacional

A pesar de que será hoy cuando se conozca el resultado oficial de las elecciones en Túnez, las encuestas a pie de urna indican que Kais  Saied ha obtenido el 76,9% de los votos, proclamándole ganador de la segunda vuelta frente al magnate Nabil Karui

Saied, quien se caracteriza por un ideario conservador y austero y no cuenta con una estructura política tradicional tras su figura, en árabe clásico como acostumbra a hablar (frente al dialecto que utiliza la mayoría de la población), Saied ha realizado unas primeras declaraciones tras su triunfo, dando las gracias a los ciudadanos que le han votado y prometiendo una «revolución constitucional».

“En guerra con Israel”

La cadena tunecina Watania TV emitió el sábado un debate entre los dos contendientes finales de la carrera presidencial del país, en el que se trataron los temas de Israel, y donde no dejaron ninguna duda cuál sería la posición de ambos de ganar las elecciones

Kais Saied dijo que el problema no es con los judíos y que los tunecinos, incluido su padre, protegían a los judíos de los nazis. También dijo que cualquiera que normalice las relaciones con Israel, con el que dijo que Túnez está en estado de guerra, debería ser juzgado por traición.

Su oponente, Nabil Karoui, dijo que Túnez debe apoyar a los árabes palestinos y a la Autoridad Palestina en cualquier posición que adopten con respecto a Israel. Cuando los anfitriones le preguntaron si debería haber una cláusula en la constitución que penalizara los tratos y la normalización con Israel, respondió afirmativamente.

El radicalismo tunecino ante Israel

En 2014, la ministra de Turismo de Túnez fue criticada por los parlamentarios por un viaje a Israel que realizó en 2006 para participar en un programa de capacitación de las Naciones Unidas para jóvenes árabes palestinos.

En 2017, Túnez prohibió la película “Mujer Maravilla”, protagonizada por la actriz israelí Gal Gadot, porque Gadot había defendido la operación antiterrorista israelí Protective Edge en Facebook.

El año pasado, un legislador tunecino rompió una bandera israelí durante una sesión del parlamento para exigir que se promulgara una ley que tipificara como delito las relaciones con Israel.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here