Tasa de transmisión de Israel muestra desaceleración del brote

0
101
An Israeli woman receives her second Pfizer-BioNTech COVID-19 vaccine from an army medic, left, at a vaccination center set up on a mall parking lot in Givataim, Israel, during a nationwide lockdown to curb the spread of the virus, Wednesday, Jan. 20, 2021. (AP Photo/Oded Balilty)

A medida que la tendencia comienza a revertirse, el viceministro de salud dice que si bien las infecciones ahora están disminuyendo, la disminución se ve atenuada por la mutación británica del virus de rápida propagación, según informa The Times of Israel.

Redacción Israel Internacional.-

La tasa de transmisión del coronavirus de Israel cayó por debajo de 1 por primera vez desde fines de octubre, lo que significa que el número de casos activos está disminuyendo y el brote del país ahora se está desacelerando, según los datos publicados por un grupo de trabajo militar el jueves.

El número de reproducción básico, o número R, que es el número de casos nuevos derivados de cada infección por coronavirus, o el número de personas que contrajeron el virus de cada persona infectada, se situó en 0,99, la primera vez que fue inferior a 1 en casi tres meses.

Cuando un número R es mayor que 1, es una indicación de que el número de infecciones está aumentando. En bloqueos anteriores, los ministros y los funcionarios de salud han establecido una tasa de transmisión de 0.8 como el nivel en el que las restricciones pueden comenzar a aliviarse.

Los datos se dieron a conocer cuando el viceministro de Salud, Yoav Kisch, dijo que, aunque el país estaba comenzando a ver una tendencia a la baja en el número de infecciones, la disminución se vio socavada por la propagación de la mutación británica más contagiosa del coronavirus.

“Existe una tendencia continua de una lenta disminución de la morbilidad. Ayer estábamos en 9.2% verificado, hoy es 9% ”, dijo Kisch, refiriéndose a la tasa de positividad en las pruebas de COVID-19.

«Este bloqueo se ve muy afectado por la mutación británica … los números que solíamos ver bajar a un ritmo mucho más rápido, están bajando mucho más lento», dijo Kisch a Army Radio.

MK Yoav Kisch, entonces presidente del Comité de Asuntos Interiores de la Knesset, el 12 de julio de 2018 (Yonatan Sindel / Flash90).

Mientras tanto, la jefa de salud pública del Ministerio de Salud, Sharon Alroy-Preis, dijo que existía la preocupación de que pudiera desarrollarse una mutación israelí del virus, y señaló que parecía que la mayoría de los casos de mujeres embarazadas gravemente enfermas en Israel con COVID-19. había contraído la cepa británica.

“En todas las mujeres embarazadas que secuenciamos genéticamente, parece que tienen la variante inglesa [del virus], en cinco de las cinco mujeres de las que pudimos obtener muestras. Nunca antes habíamos visto números semejantes ”, dijo Alroy-Preis a la emisora ​​pública Kan.

El funcionario de salud también dijo que las violaciones de las restricciones de virus observadas en algunos sectores de la comunidad ultraortodoxa fueron «impactantes».

“La mayoría del público ultraortodoxo obedece las restricciones, pero ver estas imágenes es realmente impactante, no tengo otras palabras. En el pico de infecciones en ese sector hay una morbilidad insana: 35-40% ”, dijo, refiriéndose a imágenes recientes de concentraciones masivas y escuelas abiertas en algunas áreas. A pesar de eso, Alroy-Preis dijo que comenzaba a haber una reducción en las tasas de infección.

Cientos de hombres ultraortodoxos de la dinastía jasídica Toldos Aharon asisten a una boda en Beitar Illit, violando las regulaciones del coronavirus, el 5 de enero de 2021 (Captura de pantalla: Twitter).

Más tarde, el jueves por la mañana, cientos de trabajadores médicos se manifestaron frente al Ministerio de Finanzas y la Oficina del Primer Ministro en Jerusalén, diciendo que los hospitales estaban al borde del colapso debido a una crisis financiera.

“Nuestro equipo se está acabando, los medicamentos se están acabando y poco a poco vamos dejando de hacer más y más actividades, incluso en las unidades de coronavirus”, se lee en un comunicado emitido por los centros médicos Hadassah y Shaare Zedek de Jerusalén, el Hospital Laniado de Netanya. Mayanei Hayehushua en Bnei Brak y tres instalaciones en Nazaret.

Directores de hospitales en la carpa de protesta frente al Ministerio de Finanzas el 17 de enero de 2021 (Yonatan Sindel / Flash90)

Los hospitales dicen que no han podido compensar el déficit de fondos causado por el aumento de la carga de la pandemia combinada con el declive del turismo médico y los procedimientos electivos, y que la incapacidad del gobierno para compensar la diferencia ha dejado a las instalaciones luchando por presion.

Los datos del Ministerio de Salud publicados el jueves mostraron que 8.182 personas fueron diagnosticadas con el coronavirus un día antes, lo que eleva el número total de casos del país desde el inicio de la pandemia a 579.016, incluidos 81.493 casos activos.

La tasa de pruebas positivas se mantuvo en un alto 9% de las 93.352 pruebas realizadas el miércoles. Hubo 1.160 casos graves, incluidos 374 en estado crítico y 324 en ventiladores. El número de muertos siguió aumentando, llegando a 4.210.

También el jueves, la ministra de Salud, Yuli Edelstein, presentó cifras que muestran que se administraron más de 200.000 vacunas el día anterior, cruzando ese umbral por segundo día consecutivo.

Sanitarios trabajan en la sala de coronavirus del hospital Shaare Zedek en Jerusalén el 19 de enero de 2021 (Yonatan Sindel / Flash90)

Edelstein proporcionó datos del ministerio que muestran que unas 2.365.000 personas han recibido hasta ahora la primera de las vacunas Pfizer-BioNTech de dos inyecciones, y unas 692.000 de ellas también han recibido su segunda dosis. El número representa cerca de una cuarta parte de los 9,3 millones de ciudadanos de Israel y mantiene su posición como el país con la tasa de vacunación per cápita más alta del mundo, según grupos de monitoreo.

El zar del coronavirus, Nachman Ash, dijo a los ministros el martes que la variante del Reino Unido representa el 30-40 por ciento de las infecciones actuales y se convertirá en la cepa dominante en Israel en unas semanas. Alroy-Preis, ha dicho que hasta ahora no hay indicios de que la cepa sea resistente a la vacuna Pfizer-BioNtech que Israel está utilizando en su campaña de vacunación masiva rápida.

Los ministros del gobierno votaron el martes para extender el bloqueo nacional por 10 días adicionales hasta fines de enero, ya que Israel registró sus tasas de infección por coronavirus más altas desde el inicio de la pandemia.

Además, los ministros también aprobaron una multa de 2.500 NIS (772 dólares) para cualquier persona que llegue al país sin una prueba de virus negativa reciente, según la Oficina del Primer Ministro. Según la nueva política, la prueba debe realizarse dentro de las 72 horas antes de aterrizar en Israel.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here