Pompeo y Netanyahu analizaron «diversos desafíos» en el Medio Oriente

0
256

El Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, se reunió con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, debido a la serie de cambios de política del presidente Donald Trump sobre Siria, los cuales despertaron la preocupación de los aliados regionales.

Mario Augusto Beroes Ríos/Israel Internacional

Pompeo llegó a Israel después de que él y el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, negociaran un acuerdo por el que Turquía suspendería su ofensiva contra Siria, pero que suscitó críticas por lo que muchos consideraban un abandono de los aliados kurdos de Washington.

El diplomático de Washington y el primer ministro israelí comenzaron la reunión el viernes por la mañana en la residencia oficial de Netanyahu en Jerusalem.

“Esperamos que las cosas salgan bien”, dijo Netanyahu a los periodistas sin más detalles cuando se les preguntó sobre el acuerdo con Siria.

¿Humo blanco?

“Netanyahu y yo tuvimos una reunión productiva sobre los esfuerzos para contrarrestar la influencia maligna del régimen iraní, así como los acontecimientos regionales y otras cuestiones relacionadas con la seguridad de Israel”, declaró Pompeo el viernes por la mañana, tras la reunión con el primer ministro israelí, según datos de la agencia china de noticias Xinhua.

Después de la reunión, Netanyahu dijo que había hablado con Pompeo sobre el “fortalecimiento” de la alianza entre Estados Unidos e Israel y los “diversos desafíos” a los que se enfrenta la región.

“Hemos tenido importantes discusiones sobre el fortalecimiento de nuestra alianza, la región, los diversos desafíos que enfrentamos juntos. Y quiero agradecerle a usted y al presidente por su constante apoyo a Israel”.

“El Medio Oriente es un mar de problemas y turbulencias. Pero si hay algo que destaca, es la durabilidad, estabilidad y fuerza de la alianza Israel-América. Hablamos de hacerlo aún más fuerte”.

El Secretario de Estado añadió que él y Netanyahu discutieron sobre los esfuerzos para “hacer retroceder la amenaza” planteada por Irán no sólo a Israel “sino también a la región y al mundo”.

“La relación notablemente estrecha entre nuestros dos países es tan fuerte como siempre lo ha sido. El presidente Trump, por supuesto, dijo que le enviara sus saludos a usted también”.

“Tuvimos la oportunidad de hablar esta mañana sobre todos los desafíos que enfrenta el mundo, y que Israel y Estados Unidos afrontan juntos como un importante faro de esperanza aquí en Oriente Medio”.

Irán y qué solución implementar

“Hablamos de todos los esfuerzos que hemos hecho para hacer retroceder la amenaza no sólo contra Israel, sino también contra la región y el mundo desde la República Islámica de Irán. Y compartimos nuestras ideas sobre cómo podemos garantizar juntos la estabilidad de Oriente Medio y cómo podríamos avanzar en nuestros esfuerzos para combatir conjuntamente todos los desafíos a los que se enfrenta el mundo aquí en Oriente Medio”.

Los líderes israelíes han estado observando de cerca las decisiones de Trump sobre Siria, preocupados de que su país también pueda ser abandonado por su aliado más importante.

Más allá de eso, a Israel le preocupa desde hace mucho tiempo si el archienemigo Irán tomará medidas para llenar cualquier vacío en la vecina Siria, donde Teherán ha estado apoyando al presidente Bashar al-Assad en una guerra civil de ocho años.

Netanyahu también ha tenido tensas relaciones con el presidente turco Recep Tayyip Erdogan, un partidario de la Autoridad Palestina que ha sido abiertamente hostil hacia Israel.

Después de que se anunciara el alto el fuego temporal, Trump alabó a Erdogan, llamándolo “un líder del demonio”.

Netanyahu ha tenido cuidado de no ser visto como un crítico de Trump, quien ha sido un partidario clave, pero la semana pasada emitió una declaración diciendo que Israel condenó enérgicamente la “invasión de las áreas kurdas en Siria” por parte de Turquía.

También advirtió “contra la limpieza étnica de los kurdos por parte de Turquía y sus representantes”.

Trump desencadenó la ofensiva turca de una semana de duración contra los kurdos al retirar las tropas estadounidenses del noreste de Siria.

Ha cambiado abrumadoramente la política de EE.UU. a favor de Israel desde que asumió el cargo, incluyendo la declaración de la disputada ciudad de Jerusalén capital de Israel, pero sus recientes movimientos relacionados con Siria han causado preocupación.

La visita de Pompeo también viene con la larga permanencia de Netanyahu en el poder bajo amenaza después del estancamiento de las elecciones del 17 de septiembre.

Hasta ahora, el primer ministro no ha podido formar un gobierno de unidad con su principal oponente, el ex jefe militar Benny Gantz, y también podría ser acusado de corrupción en las próximas semanas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here