Países del Medio Oriente llaman a «la contención»

0
367

Pese a que la tensión aumenta por el ataque  estadounidense que acabó con la vida del comandante de la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución Iraní (IRGC), el general Qassem Soleimaní, los países suníes se han mantenido hoy callados o han pedido contención.

Mario Beroes-Apolinar Martínez/Israel Interancional

Poner la sabiduría, el equilibrio y las soluciones políticas por encima de la confrontación y de la escalada», indica la Cancillería

Evitar cualquier escalada

Egipto pidió en un breve comunicado que «se contenga la situación y se evite cualquier escalada».

Para ello es necesario «el cese inmediato de todo tipo de interferencia regional en los asuntos de los Estados y pueblos árabes», según un comunicado del Ministerio de Exteriores.

Mientras, desde el Golfo Pérsico, donde una escalada de la violencia es más probable debido a la cercanía de Irán y la presencia de bases militares estadounidenses, sólo Arabia Saudita se ha pronunciado.

El ministerio de Exteriores del Reino Saudita dijo que sigue los acontecimientos en el país «hermano», Irak, y denunció «las amenazas y operaciones de las milicias terroristas» en la región, en referencia a los grupos chiíes.

En un comunicado, Riad llamó a «la contención para evitar todo lo que pueda conducir a una exacerbación de la situación y sus consecuencias».

Además, recordó que «la comunidad internacional debe cumplir con sus responsabilidades y tomar las medidas necesarias para garantizar la seguridad y la estabilidad de esta región vital para el mundo entero».

Arabia Saudita es el principal socio de EE.UU. en el golfo y archienemigo de Irán, al que acusa de desestabilizar e interferir en los países árabes.

Agencias internacionales han señalado que, precisamente, Soleimaní era el encargado de las operaciones militares fuera de Irán, donde supervisaba a las milicias aliadas, sobre todo en Siria e Irak.

Sabiduría y equilibrio

Por su parte el ministerio de Relaciones Exteriores de Catar a través de un comunicado llamó también «a la contención regional» tras la muerte del poderoso general iraní Qasem Soleimani.

El ataque militar que se dio en el país el viernes desde Estados Unidos también acabó con la vida de Abu Mahdi al Muhandis. Muhandis era uno de los líderes más importantes chiíes iraquíes de las Fuerzas de Movilización Popular.

«Catar llama con insistencia a los actores a actuar con moderación en sus esfuerzos para liberar a Irak, a sus ciudadanos y al pueblo de la región del círculo vicioso de la violencia. Así como también de las consecuencias de la escalada directa o indirecta del conflicto», ha hecho saber el Ministerio de Exteriores de Catar luego de la muerte de Soleimani en su cuenta oficial de Twitter.

El país lleva años enzarzado en una crisis diplomática regional desde que Arabia Saudí, Emiratos, Bahréin y Egipto anunciaran en junio de 2017 la ruptura de relaciones.

Esta ruptura se dio por supuestamente apoyar a los grupos terroristas que operan en la región. Durante la crisis, Irán ha brindado apoyo diplomático y económico a Catar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here