ONU lo avala: Irán preside Comisión a favor de las mujeres

0
128

 

En el haber de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) destacan contradicciones, decisiones y hechos polémicos. Sobre todo cuando se trata de los países a los que se les da voz y voto. Muchos regímenes totalitarios forman parte de sus comisiones a pesar de los abusos que internamente cometen en sus países.

Redacción Israel Internacional.-

Muestra de ello son China, Rusia y Cuba, integrantes del Consejo de Derechos Humanos desde que inició este año. Su elección no fue poca cosa. Cada uno superó el 70 % en las votaciones del total de 192 sufragios.

Bajo la misma línea, esta vez la ONU permitió que cuatro países —con un turbio expediente sobre violación de derechos de las mujeres— se sumen a la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer. Mauritania, Egipto, Irán y Túnez se sentarán en la mesa del organismo a deliberar sobre los temas que involucran a las mujeres de todo el mundo, dictando resoluciones y normas. Para colmo, Irán presidirá la comisión durante cuatro años.

Según los derechos fundamentales, todo ser humano debe gozar de integridad física y moral, libertad ideológica y religiosa y seguridad. Algo que no respetan en dichas naciones.

¿Por qué Irán?

El experto lanza una teoría interesante, ya que en Viene se llevan conversaciones para que Irán abandone el enriquecimiento de uranio que lo podría llevar a la creación de una bomba nuclear. La Unión Europea, Estados Unidos y el resto de países miembros del abandonado acuerdo de 2015 están en esa mesa de negociación.

Por supuesto, la ONU es determinante porque su Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) es el que inspecciona las plantas nucleares de la República Islámica bajo dicho acuerdo.

«Espero que los estados de EE. UU. Y la UE que negocian con el régimen iraní sobre su programa de armas nucleares no hayan hecho un trato fáustico para traicionar a las mujeres en Irán que son subyugadas, discriminadas en la ley y la práctica y criminalizadas si cantan, bailan o muestran su cabello», asomó el director ejecutivo de UN Watch, organización que supervisa el desempeño de la ONU.

En Irán se castiga a las mujeres tan solo por mostrar su rostro, además deben someterse a la «autoridad» de sus padres y sus esposos. Aquellas que no usan el hiyab, serían responsables si son víctimas de violación. Es en esas contradicciones donde residen las críticas, tras la decisión de la ONU y los países que votaron a favor de Irán.

Crímenes invisibles

A Mauritania también lo domina la religión islámica. Ahí simplemente es peligroso ser mujer. Por sus imposiciones 66 % de las niñas y mujeres han sufrido alguna forma de mutilación genital, el número puede subir a 90 % en algunas regiones.

La ley en ese país califica como delitos la violencia sexual y la violencia conyugal, pero a menudo pasan por debajo de la mesa sin que hayan castigos para quienes los cometen. Una voluntaria de la ONG Médicos por el Mundo relató como muchas veces los padres pactan con los violadores una cantidad de dinero a cambio de no denunciar el delito a la policía.

En Egipto la situación es algo similar. Por ejemplo, el año pasado fueron a prisión 15 personas, incluida una adolescente de 17 años tras publicar un video en el que alegaba haber sido golpeada y violada, por cargos vagamente formulados como violar “la moral pública” y “socavar los valores familiares”, informó Human Rights Watch.

Túnez es quizás, en menor grado, el que respeta un poco más sus propias leyes. Aunque hay mucho camino por recorrer según un balance de 2019 publicado por Amnistía Internacional.

Todo este panorama lo que hace es demostrar que la ONU no tiene coherencia entre sus estatus y sus acciones. Igual ocurrió con Venezuela, cuandoabogó por ellevantamiento de las sanciones, en lugar de denunciar las graves violaciones a derechos humanos del régimen de Nicolás Maduro.

Presos políticos y nulas condiciones de vida empañan el expediente del régimen sin que reciba llamados de atención severos. Para beneficio de Maduro, Venezuela forma parte del Consejo de Derechos Humanos desde 2019.

«Trágicamente el Consejo se ha convertido en un lugar para que regímenes tiranos se unan y reciban cobertura internacional para continuar cometiendo sus abusos», declaraba entonces el senador republicano de EE. UU., Marco Rubio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here