Netanyahu, una vez más, encargado de conformar gobierno

0
81

La historia vuelve a repetirse, no importa si antes no se obtuvieron los resultados esperados. Así pareciera pensar el presidente del Estado de Israel, Reuven Rivlín, quien nuevamente encargo a Benhamín Netanyahu para formar el próximo gobierno.

Mario Beroes/Israel Internacional.-

Netanyahu recibió la mayoría de los respaldos para formar gobierno, superando al líder de Yesh Atid, Yair Lapid.

Rivlin encomendó a Benjamin Netanyahu el mandato de formar una coalición, después de que el líder del Likud conjugase las voluntades de sus compañeros miembros de la Knéset.

¿Película repetida?

Esta sería la cuarta vez en dos años que el Primer Ministro recibe tamaña tarea. Pero en esta oportunidad, el presidente de Israel mostró su su escepticismo de que lograra formar una coalición.

«He llegado a una decisión basada en el número de recomendaciones, que indica que el diputado Benjamín Netanyahu tiene una probabilidad ligeramente mayor de formar Gobierno. En consecuencia, he decidido encomendarle la tarea de hacerlo. Tengo que reconocer, sin embargo, que creo que ningún candidato tenga posibilidades reales de formar un Gobierno Ejecutivo».

Y es que Rivlin pensará que ya ha visto esa película, que se repite en el ámbito político del país judío desde hace varios años.

Netanyahu hace malabares, ofrece cargos; entrelaza alianzas, pero todo se desmorona, o por su terquedad, o porque los «aliados» no cumplen con lo prometido.

Dijo que decidió no tomar en consideración el juicio en curso de Netanyahu por un deseo de proteger la oficina del presidente, que “recibe la confianza del público“.

¿Se logrará conformar gobierno?

Netanyahu venció al líder de Yesh Atid, Yair Lapid, durante las reuniones del lunes en la residencia del presidente, por lo que era probable que recibiera el mandato.

Otra opción aparentemente considerada por Rivlin fue enviar el mandato directamente a la Knéset, omitiendo candidatos específicos.

Esto le habría dado a la Knéset, que prestó juramento el martes, unas semanas para encontrar un candidato.

En las consultas de Rivlin con las 13 facciones en la nueva Knéset, 52 diputados de cuatro facciones recomendaron a Netanyahu, mientras que 45 de cinco facciones recomendaron a Lapid.

Bennett: a la espera

Yamina recomendó a su líder, Naftali BennettTikvá Jadashá y las dos facciones árabes no recomendaron a nadie.

La decisión de Yamina y Tikvá Jadashá de no recomendar a Lapid tenía como objetivo que Bennett obtuviera el mandato de Rivlin cuando Netanyahu no lograra formar un gobierno durante los 28 días que recibiría de Rivlin.

La negativa del Partido Religioso Sionista a unirse a una coalición respaldada por Ra’am (Lista Árabe Unida) hará muy difícil a Netanyahu construir una coalición.

Mientras tanto, Yamina y Yesh Atid han comenzado a negociar un acuerdo de gobierno de unidad en el que Bennett se desempeñaría como primer ministro los primeros dos años y Lapid los últimos dos años y medio, según señala The Jerusalem Post.
El equipo de negociación de Yamina está dirigido por los estrategas Tal Gan-Zvi y Shalom Shlomo, y el de Yesh Atid por el veterano asesor de Lapid, Hillel Kubrinsky.
Las dos partes no llegaron a un acuerdo sobre cómo compartir el poder y dividir las carteras en las conversaciones iniciales, lo que impidió llegar a un acuerdo a tiempo para las consultas del lunes con Rivlin.

“Necesitamos un gobierno de acuerdo nacional”, dijo Lapid en un discurso en las redes sociales el lunes por la noche.

“Le ofrecí a mi amigo Naftali Bennett la oportunidad de formar un gobierno conmigo que incluirá el espectro de la política israelí – partidos de derecha, centro e izquierda – y eso reflejará el hecho de que vivimos aquí juntos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here