Netanyahu quiere anexarse el Valle del Jordán

0
214

Para ello sería necesario que en un gobierno de unidad fuera primer ministro los primeros seis meses

Apolinar Martínez-Mario Beroes/Israel Internacional

El Valle del Jordán, otro elemento geográfico para la disputa en el Oriente Medio, es el argumento dado por el primer ministro Benjamín Netanyahu para encabezar el gabinete de unidad, si se logra con Benny Gantz, durante los primeros seis meses: Netanyahu prometió en su campaña electoral anexarse ese valle.

Si bien en la ribera este del río Jordán se encuentra Jordania, la ribera oeste pertenece a Israel y a Cisjordania el tramo central meridional

El deseo de Netanyahu

El primer ministro, Benjamín Netanyahu, quiere servir en la primera etapa de un gobierno de rotación con la agrupación política rival Azul y Blanco (Kajol Laván) para cumplir su promesa electoral de anexar el Valle del Jordán, señalaron fuentes del partido Likud al diario Israel Hayom.

Likud y Azul y Blanco están negociado –aunque hasta ahora infructuosamente- el establecimiento de un gobierno de unidad para evitar la convocatoria a terceras elecciones en un año. El partido Likud, encabezado por Netanyahu, insiste que su líder debe ser el primero en el acuerdo de rotación, incluso por unos pocos meses.

Pero Azul y Blanco ha prometido a sus electores que no se unirá a un gobierno conducido por un primer ministro que ha sido imputado.

Lo prometió en la campaña

En septiembre pasado, Netanyahu prometió que si era reelegido anexaría de inmediato el Valle del Jordán, una franja estratégica que conecta Cisjordania (Judea y Samaria) con Jordania. De ser aplicada, la medida atraería el apoyo de los votantes de derecha.

Según Israel Hayom, el gobierno de rotación que propone el Likud tendría a Netanyahu ejerciendo como primer ministro durante los primeros seis meses, con el objetivo de promover la anexión del Valle del Jordán. Luego, daría un paso al costado para luchar contra los cargos por soborno, fraude y abuso de confianza.



Según el rotativo, tras los seis meses de gobierno de Netanyahu, el líder de Azul y Blanco, Benny Gantz asumiría la titularidad del Ejecutivo por un año y medio, y luego regresaría el cargo al Likud.

El ministro de Medio Ambiente, Zeev Elkin, confirmó la oferta a la emisora estatal Kan.

“Comprenda que el proceso [de anexión] requiere un acuerdo tácito de los estadounidenses. Actualmente existe una rara oportunidad que no podemos desaprovechar”, apuntó Elkin.

“Hay dos opciones. Podemos dejar que Azul y Blanco nos empuje a elecciones de nuevo o podemos tratar de llegar a un acuerdo. Estamos dispuestos a ir lejos”, agregó. «No tiene sentido que Azul y Blanco no acepte la oferta; continuaremos [independientemente] en el poder por otros seis meses si hay elecciones».

Azul y Blanco reiteró que está dispuesto a formar un gobierno de unidad con el Likud, pero solamente si Netanyahu renuncia como líder. Según los reportes, Azul y Blanco teme que Netanyahu use esos meses como primer ministro en el acuerdo de rotación para promover una movida que le brinde inmunidad y evitar así su procesamiento.

En caso de que no se logre formar un gobierno de unidad, el Parlamento (Knéset) se disolverá y se convocará a elecciones en el mes de marzo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here