Netanyahu pedirá «posponer» juicio en su contra

0
241

A pesar de haber informado que no solicitará indulto alguno, el primer ministro Benjamín Netanyahu se encuentra en la incertidumbre que a pesar de haber ganado las elecciones, no tiene los 51 diputados suficientes para formar gobierno, y casualmente el juicio en su contra  por el  fiscal general, Avichai Mandelblit, fijado para el 17 de este mes, coincide con el tiempo en que está conversando con distintos sectores en busca de alianza gubernamental.

Apolinar Martínez-Mario Beroes/Israel Internacional

El tiempo está en contra del actual Primer Ministro israelí; él lo sabe y de ahí su preocupación. Sin embargo, el Fiscal General no piensa ceder en su posición.

Sin tiempo para recibir material de la acusación

El equipo de defensa del primer ministro Benjamín Netanyahu presentó una moción para posponer la fecha de apertura del 17 de marzo. Sus abogados  sostienen que  aún no han recibido todo el material de investigación de los casos 1.000, 2.000 y 4.000, y por lo tanto, la acusación debe ser rechazada. Cabe recordar que hace una semana afirmó que no pedirá ningún tipo de indulto en el proceso legal.

«Hemos solicitado al tribunal una solicitud técnica para posponer la audiencia, de modo que primero recibamos el material de investigación y sólo después nos presentaremos en el tribunal» expresó el grupo de defensa.

Los abogados ahora esperan el consentimiento del Estado para presentar una solicitud ante el tribunal de distrito. El líder del Likud pretende ganar tiempo y concentrarse en un posible armado de gobierno.

En respuesta a la acusación presentada hace aproximadamente un mes y medio, Netanyahu declaró que «este es un intento de golpe de Estado con falsas pretensiones y un proceso de investigaciones sucias y sesgadas».

Además, el primer ministro criticó a las autoridades judiciales y agregó: «El público ha perdido la fe en ellos, está perdiendo la fe en ellos todo el tiempo, con razón».

Acusaciones con Netanyahu

Avichai Mandelblit, presentó formalmente las acusaciones contra Netanyahu. El Jefe del Gobierno es acusado por fraude, soborno y abuso de confianza.

Aunque ha negado reiteradamente cualquier irregularidad en los tres cargos, alegando que el proceso es parte de una “cacería de brujas” que involucra a la izquierda, publicó el diario The Times of Israel.

A principios de este mes el tribunal de Distrito de Jerusalén, Aharon Farkash, reveló los miembros del panel de tres jueces que llevarán el caso del primer ministro.

Nunca antes en la historia de Israel un primer ministro en servicio ha enfrentado cargos judiciales.

Los supuestos casos de corrupción

El Caso 1.000 afirma que Netanyahu recibió obsequios y beneficios de benefactores multimillonarios, incluido el productor de Hollywood nacido en Israel Arnon Milchan, a cambio de favores.

Por otra parte, en el Caso 2.000, se dice que el premier israelí acordó con el editor del periódico Yedioth Ahronoth, Arnon Mozes, debilitar la circulación diaria de un rival a cambio de una cobertura más favorable de Yedioth.

Y el caso 4.000, considerado el más serio, se le acusa de tomar decisiones regulatorias avanzadas que beneficiaron a Shaul Elovitch, accionista controlador del gigante de telecomunicaciones Bezeq, a cambio de una cobertura positiva del sitio de noticias Walla, propiedad de Elovitch.

Como siempre Benjamín Netanyahu está sometidos a grandes presiones. Deberá esperarse a ver si lo satisfacen con la posposición del juicio, y sobre todo sí logrará convencer para poder una vez más, formar gobierno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here