Netanyahu cae en las encuestas y arrastra al Likud

0
198

Bien sea por el efecto de las medidas tomadas en relación al coronavirus, que ha afectado severamente  a todos los pobladores, o producto de algunas declaraciones de Benjamín Netanyahu, lo cierto es que el Likud comienza a descender en la aceptación del elector israelí.

Apolinar Martínez-Mario Beroes/Israel Internacional.-

Una encuesta elaborada por el instituto Panels Politics, difundida por Radio FM103, revela que si se llevaran a cabo elecciones el día de hoy, el Likud caería de 36 a 34 escaños -mucho menos de los 40 a 41 escaños que hace un mes le daban los sondeos de opinión-.

Estos resultados se registran bajo el telón de fondo de la notable caída de los índices de aprobación del primer ministro, Benjamín Netanyahu, y su Gobierno, en las últimas semanas, debido a las preocupaciones por la crisis económica y el descontento con la gestión oficial de la pandemia.

El principal beneficiario del declive del Likud parece ser el partido religioso nacional Yamina, encabezado por el diputado, Naftalí Bennett, que conseguiría 14 escaños frente a los seis que recibió en las elecciones de marzo pasado para la Knéset (Parlamento) -y de los cinco que al final le quedaron con la escisión de Habait Hayehudí (Hogar Judío)-.

La Knéset está conformada por un total de 120 diputados.
El partido Azul y Blanco, liderado por el ministro de Defensa y primer ministro alternativo, Benny Gantz, que actualmente tiene quince diputados cae a nueve en el sondeo, continuando con su tendencia descendente.

Yesh Atid-Telem, que en las tres últimas elecciones participó en la misma lista con Azul y Blanco, obtendría 16 escaños, por lo que mantiene su fuerza. La Lista Unida árabe permanece en tercer lugar con sus quince diputados.

Con respecto a los partidos ultraortodoxos, el sefaradí Shas retiene sus nueve escaños, en tanto que el askenazi Judaísmo Unido de la Torá mantiene sus siete diputados.

El partido nacionalista secular Israel Beitenu (Israel Nuestro Hogar) treparía de sus actuales siete escaños a nueve.
Eventualmente, el partido de izquierda Meretz asciende de sus tres escaños actuales a siete.

Los partidos Laborista, Guesher, Derej Eretz, Hogar Judío y Otzma Yehudit no lograrían superar el umbral mínimo electoral del 3,25% de los votos como para ingresar en el Parlamento.

Solamente un 28% de los encuestados aprobó la gestión del Gobierno en los tiempos del COVID-19, en comparación con el 68% que expresó su desaprobación.

Entre los votantes del Likud, un 57 por ciento apoya la gestión del Gobierno mientras que el 41% la desaprueba.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here