Neofacistas destruyen centro comunitario judío en Budapest

0
287

La conmemoración del levantamiento húngaro contra la ocupación soviética en 1956 fue el justificativo del atropello.

Apolinar Martínez/Israel Internacional

La resistencia o revolución húgara librada entre el 23 de octubre y el 10 de noviembre de 1956, contra la ocupación soviética, marcó un extraordinario momento en la historia de ese país. El saldo tras la intervención de las tropas soviéticas de Nikita Kruschev, dejaron un saldo de más de 2.500 húngaros muertos, 722 soldados soviéticos perdieron la vida y unos 200 mil húngaros huyeron de su país.

Cada año se hacen movilizaciones para recordar aquellos instantes. Desde entonces el 23 de octubre es considerado como un hito en la lucha por la libertad húngara

La presencia neofacista

Este año las cosas adquirieron otro carácter cuando grupos neofascistas de Hungría destrozaron  un centro comunitario judío en Budapest durante la marcha nacionalista en el centro de la capital 

Docenas de activistas de extrema derecha se reunieron en el centro comunitario de Aurora – que estaba cerrado en ese momento – enluciendo el edificio con pegatinas neonazis y prendiendo fuego a una bandera arco iris en la entrada, informaron los medios de comunicación locales.

Adam Schönberger, director del centro Aurora, dijo al centro de noticias de Budapest Index que “docenas” de partidarios de la organización de extrema derecha Legio Hungaria estaban involucrados en el vandalismo. Dijo que había sido alertado de la indignación, en la que nadie resultó herido, por los residentes de un edificio vecino.

En su sitio web, decorado con iconografía de estilo nazi, Legio Hungaria dijo que la marcha del miércoles fue un “homenaje a nuestros predecesores, que lucharon contra el opresivo terror rojo a costa de sus vidas, su sangre y su libertad, y una protesta contra la continua propagación de nuevas ideas izquierdistas”

El 23 de octubre de 1956 comenzó una revolución efímera contra el dominio soviético en Hungría, una fecha que muchos húngaros consideran un hito en su lucha por la libertad. Los grupos de extrema derecha han intentado regularmente explotar el aniversario desde el colapso del comunismo hace 30 años

Fundado por el grupo húngaro-judío Marom, el centro Aurora abrió sus puertas en Budapest en 2014 “para conectar programas culturales, trabajo organizativo civil y activista, construcción comunitaria y diversión en una comunidad abierta”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here