Naftali Bennett barre los vidrios rotos de Netanyahu

0
154

Ni siquiera la combinación de ocho partidos que abarcan todo el espectro político, incluido por primera vez uno de la minoría árabe. lograron conseguir la tranquilidad en el seno de la Knéssett (parlamento), reunido para escoger definitivamente al nuevo gobierno que regirá los destinos de Israel, en reemplazo de Benjamín Netanyahu, quen había estado al frente por doce años.

Apolinar Martínez/Israel Internacional.-

A Bennett no lo dejaban hablar

Naftali Bennett, escogido por el grupo de partidos para primer ministro, fue el primero en tomar la palabra, pero ello desató la furia de los diputados radicales radicales del sionismo religioso opuestos a su candidatura, particularmente Itamar Ben Gvir, a quien finalmente expulsaron de la cámara.

Parlamentarios del Likud también interrumpieron al líder de Yamina al grito de «vergüenza» o «mentiroso. Lo que obligo a Bennett a cambiar su discurso y hasta a tener palabras de agradecimiento hacia Netanyahu , a quien agradeció «por todos sus logros al servicio de Israel»

Se mencionó asimismo como un primer ministro «para todos los israelíes» y adelantó que «Israel no permitirá que Irán consiga el arma atómica».

Netanyahu promete derrocarlo

Nada en el cambio del lenguaje en el tono de Bennett, a la postre escogido por 60 votos contra 59, hizo ceder a Netanyahu. y por contrario radicalizó su lenguaje

«Si nuestro destino es estar en la oposición, lo haremos con la frente en alto, haremos caer a este mal gobierno y volveremos a dirigir al país a nuestra manera (…) ¡Volveremos pronto!» Calificó al partido de Bennett de «falsa derecha» y respondió a sus palabras sobre Irán diciendo que la república islámica «celebra la nueva coalición porque percibe que ahora hay un gobierno más débil».

Lo cierto es que cualquiera será la pasión exhibida, Israel tiene nuevo gobierno, y la época de Benjamín Netanyahu, ha comenzado desde ayer a ser cosa del pasado

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here