«Nada ni nadie puede separar a Israel de Jerusalem, su capital histórica»

0
372

Ante la ausencia del primer ministro Benjamín Netanyahu, por la situación en que vive Israel al no haberse logrado conformar un nuevo gabinete, le tocó al canciller Yisrael Katz, fijar la política de su país ante la Asamblea General de las Naciones Unidas. Y no pudo hacerlo de manera más conmovedora

Apolinar Martínez/Israel Internacional

“Yo, Yisrael Katz, hijo de los sobrevivientes del Holocausto Meir y Malka Katz, que descansen en paz, estoy orgulloso de estar hoy aquí, en el podio de las Naciones Unidas, como Ministro de Relaciones Exteriores de Israel. Para mí, este es un momento muy conmovedor”, dijo.

Katz agradeció al presidente estadounidense Donald Trump por su “histórica y valiente decisión de reconocer Jerusalem, la eterna capital del pueblo judío durante tres mil años, como capital de Israel, y de reubicar la embajada estadounidense en Jerusalem”.

«Orgulloso de mi origen»

Hago un llamamiento a todos los países para que sigan a los Estados Unidos y reconozcan a Jerusalem como la capital de Israel. Nadie puede separar al pueblo judío de nuestra patria histórica, y nadie puede separarnos de Jerusalem, nuestra capital eterna. Israel quiere la paz con todos sus vecinos”, añadió.

El ministro de Asuntos Exteriores exigió que la ONU impida que los países transfieran ayuda a Gaza hasta que Hamas devuelva los cautivos israelíes y los cuerpos de los terroristas que tiene en su poder.

“Recientemente hemos asistido a una grave escalada en la que se dispararon misiles iraníes desde Irán contra instalaciones petrolíferas saudíes para interrumpir el suministro mundial de petróleo. Este ataque terrorista contra Arabia Saudita se realizó bajo el mando directo del líder iraní Ali Khamenei. Irán es el Estado terrorista más grande del mundo y el mayor partidario del terrorismo. Pido a la comunidad internacional que se una para detener a Irán”, continuó Katz.

Más presión contra Irán

El canciller hizo un llamamiento a la comunidad internacional para que apoye la “política de máxima presión” del presidente estadounidense Donald Trump contra Irán.

Debemos detener a Irán hoy, para evitar la guerra mañana”, dijo Katz y, hablando en persa, añadió: “Y a los líderes iraníes les digo que no cuenten los pájaros hasta el final de la caída”.

Katz condenó al presidente turco Recep Tayyip Erdogan, quien en su discurso ante la Asamblea General acusó a Israel de robar tierras palestinas.

Ataque al presidente turco

-El otro día escuché a Erdogan atacar a Israel y quiero decirle: “Ustedes que oprimen brutalmente al pueblo turco, matan a la minoría kurda y apoyan a la organización terrorista Hamas”, dijo Katz.

Eres el último que puede sermonear a Israel. Usted no es el sultán y Turquía no es el Imperio Otomano. Debería darles vergüenza”, añadió el Ministro de Asuntos Exteriores.

Habló de la iniciativa “Ferrocarriles para la Paz” que desarrolló con el Primer Ministro Binyamin Netanyahu, y que tiene como objetivo conectar a los Estados del Golfo a través de los ferrocarriles desde Jordania hasta el puerto de Haifa.

“Esta iniciativa les permitirá un acceso más rápido, más corto y más seguro al Mediterráneo. También tenemos la intención de conectar a la Autoridad Palestina con el proyecto, algo que impulsará su economía”.

“Israel tiene una política clara de promover las relaciones y la normalización con los Estados del Golfo. No tenemos conflictos con los Estados del Golfo, y tenemos intereses de seguridad comunes frente a la amenaza iraní, así como la promoción de muchas iniciativas civiles”, dijo Katz.

Insistió en que Israel “quiere la paz con todos sus vecinos” y añadió: “Pedimos a la Autoridad Palestina que ponga fin a la incitación. Dejar de alentar y financiar el terrorismo. Y reconocer el derecho del pueblo judío a su propio Estado”.

Katz también hizo un llamamiento a los árabes palestinos para que vuelvan a las negociaciones directas “sin condiciones previas”.

Concluyó con una cita del profeta Isaías “quien, hace miles de años, invitó a todas las naciones a venir a orar a Jerusalem: “’Aún a ellos los llevaré a Mi santo monte, y los alegraré en Mi casa de oración; sus holocaustos y sus sacrificios serán aceptables en Mi altar’”.

En la parte final de su du discurso, Katz se colocó una Kipá y leyó el pasaje 56: y del libro de Isaías

“Dado que pronto celebraremos el Año Nuevo Judío, quiero concluir mis comentarios con la tradicional bendición judía, para todos ustedes, los ciudadanos de Israel y el pueblo judío de todo el mundo: Shana Tova U ‘Metukah”, dijo Katz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here