Monopolio informativo y poder político, un verdadero peligro

0
474

El llamado de Chris Hughes, uno de los cuatro cofundadores de Facebook al gobierno de los Estados Unidos para que “rompa el monopolio de esa empresa, porque  le da a su presidente Mark Zuckember  poder que va «mucho más allá de la de casi cualquier otra persona en el sector privado o en el gobierno», reabre el eterno tema de hasta dónde puede limitarse la libertad de expresión.

Apolinar Martínez/Israel Internacional

Chris Hughes, uno de los cuatro cofundadores de Facebook, llamó hoy al gobierno de los Estados Unidos a «romper» el monopolio de la empresa, que le dio a su CEO, Mark Zuckerberg, una influencia que va «mucho más allá de la de casi cualquier otra persona en el sector privado o en el gobierno».

«Es hora de romper Facebook», afirma Huges en un extenso artículo de opinión publicado el jueves en The New York Times, en el que hace una descripción del «impresionante» poder que Zuckerberg -de quien fue amigo y compañero en la Universidad de Harvard- acumuló gracias a una combinación de dominio del mercado y falta de supervisión regulatoria, según lo refleja France 24.s

«La influencia de Mark es asombrosa, mucho más allá de la de cualquier otra persona en el sector privado o en el gobierno. Controla tres plataformas clave de comunicaciones, Facebook, Instagram y WhatsApp, que miles de millones de personas usan todos los días», describe Huges.

Zuckerberg nació en 1984 en White Plains, Nueva York. Él es el hijo de Karen (Kempner), una psiquiatra, y Edward Zuckerberg, un dentista. Sus antepasados vinieron de Alemania, Austria y Polonia. Zuckerberg fue criado judío y tuvo su Bar Mitzvah cuando cumplió 13 años. En la High School secundaria de Ardsley, Zuckerberg sobresalió en clases. En su solicitud universitaria, Zuckerberg afirmó que podía leer y escribir francés, hebreo, latín y griego antiguo

En 2002, con 18 años, lanzó con su amigo Adam D’Angelo, ex-jefe técnico de FacebookSynapse Media Player. El éxito fue notable debido a la habilidad del programa de reproducir canciones basándose en la preferencia, y selecciones previas, del usuario. Diferentes compañías de software, como Microsoft o Apple, quisieron obtener los derechos, pero finalmente no se firmó ningún contrato al respecto. Por el contrario Mark subió a la red su aplicación, donde los usuarios la podían descargar de forma gratuita.

Ingresó en Harvard en 2003 y formó parte de la fraternidad Alpha Epsilon Pi. Empezó a desarrollar programas como el Coursematch, que permitía a los estudiantes ver la lista de otros compañeros de clase, o una web en la que se podía calificar a las estudiantes de la universidadFacemash.com

Zuckerberg declaró que pensaba que la información debía ser libre y abierta al público. Las acciones tomadas por el Consejo Administrativo de Harvard en este asunto no se hicieron públicas. En 2004 Zuckerberg creó Facebook y se ausentó un año de la Universidad, hasta que un año después abandonó la carrera.

Más tarde volvió a retomar sus estudios y en 2017, finalmente se graduó en Ciencias de la Computación, dando el discurso de cierre en la Universidad de Harvard.

Debate mundial

Mientras el tema del control de los contenidos de las redes sociales se debate cada vez con más intensidad, Francia a través de su presidente encuentra otra vía para negociar el tema: una reunión directa con el cerebro mundial de las redes.

El Gobierno francés se ha mostrado como uno de los países más interesados en regular el contenido de odio en las redes sociales. El presidente francés, Emmanuel Macron, ha planteado que las plataformas digitales retiren los contenidos denunciados en menos de 24 horas y si no lo hacen que sean multados con hasta un cuatro por ciento de sus ganancias globales.

Con el objetivo claro, el presidente francés invitó al creador de Facebook, Mark Zuckerberg, al Palacio del Elíseo para debatir esta y otras estrategias que ayuden a limitar la «viralidad» de la publicación con contenido de odio y violencia para que por ejemplo, otros usuarios no lo puedan compartir o que no sea sugerido en su muro.

El joven millonario estadounidense, creador de la red social más grande del mundo, se mostró optimista ante la legislación que Francia contempla adoptar. Según Zuckerberg, esta podría llegar a ser un modelo en toda la Unión Europea.

«No creo que una organización privada deba tomar todo este tipo de decisiones por parte de todos, incluso en países donde no va haber un marco regulatorio como el que tiene Francia», dijo Zuckerberg

El poder de las redes sociales

En teoría,  todos somos iguales y podemos expresar libremente lo que pensamos, y definitivamente esto es algo que ningún otro medio había conseguido a tan gran escala. Sin embargo, los caminos de la gran telaraña comunicacional no son tan inocentes, cada día hay mas influenciadores de la opinión y mayor monopolio de los portales, un tema que habrá que resolver.

https://www.france24.com/es/20190511-macron-zuckerberg-estrategias-odio-redes-sociales

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here