McDonald’s usa tecnología ecológica israelí en sus locales

0
316

Durante el primer trimestre de 2020, en algunos restaurantes de la cadena de comida rápida McDonald’s un material termoplástico ecológico producido a partir del reciclaje de basura doméstica reciclada sustituirá al plástico común.

Abigail Klein Leichman/Israel Internacional

La iniciativa será posible gracias a una alianza entre la empresa UBQ de Israel y Arcos Dorados Holdings, la mayor franquicia independiente de McDonald’s en el mundo con más de 2.200 restaurantes en América Latina y el Caribe.

“¿Quién hubiera pensado que los materiales desechados a diario por la sociedad podrían reciclarse para su uso comercial? Nosotros lo logramos. Además, nuestro innovador proceso de fabricación genera un balance de emisiones de carbono cero o incluso negativo, lo que ayuda a reducir el calentamiento global», afirmó Albert Douer, presidente ejecutivo de UBQ a Israel21c.com.

Según el directivo, cada tonelada de material producida por UBQ es equivalente a la reducción de emisiones de carbono de 540 árboles.

UBQ descompone los desechos domésticos no clasificados en sus ingredientes naturales más básicos (lignina, celulosa, azúcar y fibra) y crea un nuevo compuesto a través de un proceso que no utiliza agua ni emite gases nocivos. El material termoplástico se puede convertir en ladrillos, carritos de compras, tuberías, botes de basura y autopartes, entre otras cosas

Por su parte, Gabriel Serber, director de Compromiso Social y Desarrollo Sustentable de Arcos Dorados, expresó: “Como líderes en nuestro sector, tenemos la responsabilidad de aprovechar nuestra gran escala para contribuir al cuidado del medio ambiente y hacer buenas acciones para la sociedad. En ese sentido, la asociación con UBQ es otro paso en nuestro compromiso con la sustentabilidad porque que nos permite reemplazar materiales contaminantes dentro de nuestras operaciones por otros similares cuyas emisiones finales de carbono son cero».

El proyecto de McDonald’s se llama «Scale for Good» (Escalar para mejor) tiene como objetivo reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de la red en un 36 por ciento para el año 2030, más un 20 por ciento en toda la cadena de suministro durante el mismo período. Esto añadiría hasta unas once millones de toneladas de CO2 que no llegarán a la atmósfera.

En septiembre de 2019, UBQ anunció su primera asociación en EEUU. Se trata de un programa piloto con la Autoridad de Gestión de Residuos de Virginia Central para fabricar contenedores de reciclaje a partir de su material ecológico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here