16 astronautas judíos alcanzan las estrellas

0
194

Eytan Stibbe, el segundo astronauta israelí no está solo, hasta la fecha 16 astronautas judíos han llegado al espacio

Redacción Israel Internacional.-

Mientras que casi 600 personas han volado en el espacio, Israel y el pueblo judío han dejado su huella con no menos de 16 judíos e israelíes que hasta ahora han abandonado la atmósfera terrestre. Eytan Stibbe será la decimoséptima persona de ascendencia judía en alcanzar las estrellas, pero tiene una larga e impresionante lista de astronautas y cosmonautas de tres países diferentes detrás de él.

Stibbe se convertirá en el segundo astronauta israelí de sexo maculino en el espacio y despegará hacia la Estación Espacial Internacional (ISS) en octubre de 2021. El ex piloto de la Fuerza Aérea israelí convertido en astronauta también será uno de los primeros astronautas en ser lanzado por un organización privada sin fines de lucro y no una agencia gubernamental oficial.

El primer astronauta israelí, Ilan Ramon, pasó 16 días a bordo de la EEI en 2003, antes de morir tras el impacto cuando el transbordador espacial Columbia se deterioró al volver a entrar en la atmósfera terrestre.

lan Ramon fue el primer astronauta de Israel y murió trágicamente en el desastre del transbordador espacial Columbia de 2003

El año pasado, la astronauta de la NASA Jessica Meir apareció en los titulares como la cuarta mujer judía en el espacio y la primera de ascendencia sefardí o del Medio Oriente. Su padre emigró a Israel desde Irak. Meir pasó seis meses a bordo de la estación y realizó la primera caminata espacial exclusivamente femenina con su colega Christina Koch. Meir es fisiólogo de oficio y se unió a la creciente tendencia de científicos que luego se convertirán en astronautas, además de ingenieros y físicos.

La astronauta de la NASA Jessica Meir fue la cuarta mujer judía en el espacio y la primera descendiente del Medio Oriente. Foto: Shutterstock

Históricamente, la mayoría de los astronautas eran hombres, que se habían entrenado en las fuerzas aéreas hasta cierto punto, pero todo eso está cambiando a medida que el cielo se abre a nuevas posibilidades, es decir, científicas que se entrenan para ser astronautas. Meir estudió los rasgos fisiológicos de los elefantes marinos del norte frente a la costa de California, los pingüinos emperador en la Antártida y los gansos con cabeza de barra en las montañas del Himalaya. También tiene experiencia en medicina, luego de que se desempeñó como profesora asistente de anestesia en la Escuela de Medicina de Harvard, antes de unirse a la NASA.

Otras mujeres judías en el espacio incluyen a Judith Resnick, una joven maestra de escuela, que murió en el desastre del transbordador espacial Challenger de 1986, Ellen Shulman Baker, una ex médica, en 1989, y Marsha Ivins, una ingeniera de vuelo en 1990.

El primer astronauta judío, quizás sorprendentemente, fue Boris Volynov, quien fue elegido por la Unión Soviética para representar al país en el espacio en 1969 después de varios contratiempos debido a los prejuicios por su herencia, y contratiempos y complicaciones a bordo de los cohetes Soyuz. Nacido en Siberia, completó su formación de piloto militar en Kazajstán y luego asistió a estudios de astronauta en Moscú.

A su regreso, fue celebrado en la URSS y recibido con un desfile que promovía la exploración espacial y los ideales soviéticos. Fue galardonado con títulos soviéticos ilustres como el de «Héroe de la Unión Soviética» y la «Orden de Lenin».

Fue solo en 1985, que Jeffrey Hoffman se convirtió en el primer judío en llegar al espacio bajo la bandera de Estados Unidos. Le siguieron los astronautas estadounidenses Jerome Apt en 1991, David Wolf en 1993, Martin Fettman en 1993, John Grunsfeld en 1995, Scott Horowitz en 1996, Mark Polansky en 2001 y Gregory Chamitoff y Garrett Reisman en 2008.

Reisman es un ex director de operaciones de tripulación en SpaceX y es profesor de Práctica de Astronáutica en la Escuela de Ingeniería Viterbi de la Universidad del Sur de California. Asistió a la Semana Espacial de Israel el año pasado, donde habló a una audiencia sobre tecnología espacial en las oficinas centrales de Start-Up Nation de Israel en Tel Aviv.

Garrett Reisman se dirige a una audiencia. Foto: Yariv Katz

En 2004, Rusia envió a otro astronauta judío al espacio, Yuri Shargin.

Quizás, con el aumento de astronautas privados, los cielos se abrirán para más israelíes y judíos que puedan unirse a futuros esfuerzos espaciales y continuar alcanzando las estrellas.

 

https://www.calcalistech.com/ctech/articles/0,7340,L-3878579,00.html

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here