Las «balas del Holocausto» en una fotografía

0
129

La investigadora estadounidense Wendy Lower, con la publicación de su libro “La Fosa” (The Ravine), no sólo muestra la foto más cruel de los asesinatos durante el Holocausto, sino que deja constancia de la participación de personas no alemanas durante los hechos.

Apolinar Martínez/Israel Internacional.-

La foto en referencia se hizo en Miropol, Ucrania, el 13 de octubre de 1941 y muestra el asesinato ante una fosa común de una mujer y un niño, (en un análisis detallado apareció una segunda criatura escondida entre las faldas de la mujer).

Los perpetradores son dos milicianos ucranios, que asesinan a esta familia ante dos soldados alemanes. Un civil con gorra mira la escena al fondo. La imagen, que tiene una composición profesional, enseña el momento mismo del disparo: el humo blanco de la pólvora oculta el rostro de la mujer, que arrastra a los niños con ella a la fosa. El autor de la foto fue Lubomir Skrovina, un soldado eslovaco desplegado en la URSS, un resistente que quería documentar los crímenes nazis.

Diez años de investigación

Wendy Lower, de 56 años, directora del Centro Mgrublian de Derechos Humanos en Claremont (California) y autora de «Las arpías de Hitler» (Crítica), ha dedicado diez años a investigar esta imagen, un trabajo que ha recogido en La Fosa.

La foto resume el llamado Holocausto de las balas, el fusilamiento de entre 1,5 y dos millones de judíos en los primeros años de la Segunda Guerra Mundial, sobre todo en la entonces URSS y Polonia, antes de la construcción de los campos de exterminio con cámaras de gas.

Los perpetradores fueron grupos de asesinos llamados Einsatzgruppenque iban de pueblo en pueblo, pero no estaban solos: la imagen muestra claramente que los que disparan no eran SS, sino milicianos ucranios, y que los alemanes que supervisan el crimen tampoco pertenecen a este cuerpo. Son guardias de finanzas.

Los cuatro perpetradores que aparecen en esta imagen fueron voluntarios”, explica Lower por teléfono desde Estados Unidos. “Además, sabemos por los procesos posteriores que hubo más ucranios, porque el más joven de los asesinos no está en la foto».

«Y también están presentes más alemanes. Ninguno pertenece a los cuerpos desplegados por Himmler para cometer esos crímenes. Es una unidad totalmente voluntaria, reclutada sobre la marcha. Querían estar ahí”. Es muy posible que los asesinos conociesen incluso por su nombre a las víctimas, ya que se trataba de una localidad pequeña.

Los alemanes no estaban solos

“Sabemos que esa es la historia de una parte del Holocausto, el asesinato de judíos ante fosas comunes en las afueras de sus pueblos. Pero capturar ese momento es muy inusual, como lo es el hecho de que podamos ver a los ucranios con los alemanes.

Es una imagen muy poderosa porque muestra cómo la mujer trata de proteger a los niños y porque el genocidio es también el asesinato de familias. Aquí la colaboración está muy clara”, explica Lower, experta en Ucrania, quien cree que los estudios del Holocausto se están moviendo en esa dirección.

“Cada vez está más claro que el Holocausto es una historia europea. Esta foto lo muestra claramente: un fotógrafo eslovaco, dos milicianos ucranios, dos alemanes, un civil, los habitantes locales asesinados”. Los nazis fueron sin duda los instigadores, sostiene, pero no estuvieron solos en sus crímenes.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here