Lapid: «Abrir consulado de EE.UU para Palestina es una mala idea»

0
50

En una sesión informativa con periodistas extranjeros, el ministro de Asuntos Exteriores de Israel, Yair Lapid, manifestó su postura sobre la reciente retirada de EE. UU. de Afganistán y sobre el plan del gobierno de Joe Biden de reabrir el consulado norteamericano en Jerusalén dirigido a los palestinos.

Redacción Israel Internacional.-

Al hablar sobre lo sucedido en Afganistán, dijo que “no sucedió de la forma en que se suponía que debía suceder, y de nuevo, probablemente fue la decisión correcta, pero tal vez no se realizó de la manera correcta”.

Mientras que sobre el consulado, expresó: “Creemos que es una mala idea y le hemos dicho a EE. UU. que creemos que es una mala idea”.

Lapid citó 2 razones para la oposición de Israel: primero, porque reabrirlo después de que ya estaba cerrado “enviaría un mensaje equivocado”, y segundo, porque podría causar un conflicto dentro de la coalición gobernante.

“Tenemos una estructura de gobierno interesante pero delicada y creemos que esto podría desestabilizar a este gobierno”, dijo.

A principios de este año, el secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, anunció durante una visita a Ramallah que la administración Biden reabriría el consulado estadounidense en Jerusalén, que durante años sirvió como una misión diplomática estadounidense no oficial para los palestinos, hasta su terminación por la administración Trump en 2018.

El presidente Joe Biden originalmente planeó reabrir el consulado como parte de la restauración de los lazos entre los EE. UU. y la Autoridad Palestina, que se cortaron durante la presidencia de Trump.

Históricamente, el consulado sirvió no solo a los cientos de miles de palestinos que residen en Jerusalén, sino también a los palestinos de Cisjordania y Gaza que requerían servicios consulares de EE. UU.

Sin embargo, funcionarios israelíes y fuentes cercanas a la administración Biden dijeron recientemente que EE. UU. se ha visto obligado a desacelerar sus planes debido a una prioridad separada de Biden: ayudar a la frágil coalición israelí a sobrevivir sus primeros meses en el cargo y evitar otras elecciones.

“Sabemos que la administración (de Biden) tiene una forma diferente de ver esto, pero dado que está sucediendo en Israel, estamos seguros de que nos están escuchando con mucha atención”, agregó Lapid.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here