La verdad sobre las finanzas de la AP

0
321

Uno de los temas más candentes de los últimos tiempos en el mar de discrepancias entre Israel y la Autoridad Palestina, gira en torno de los pagos recortados por parte de Israel.

Ana Jerozolimski/Israel Internacional

Las sumas deducidas al dinero que le debe transferir mensualmente a los palestinos en las cuentas de la Autoridad Palestina (AP). “Es nuestro, nos lo deben dar”, recalcan autoridades palestinas.

Seguramente el lector promedio se pregunta de qué se trata. Si es dinero palestino ¿ qué significa que Israel se lo transfiere? ¿De dónde? ¿Y por qué ha recortado las transferencias?

El Protocolo de París

El tema se remonta a  la suscripción del Protocolo de París, el acuerdo económico entre Israel y la Autoridad Palestina, en mayo de 1994, parte de los primeros acuerdos de Oslo.

Allí se determinó que Israel, a través de bancos israelíes, cobra el dinero de impuestos que debe recibir la Autoridad Palestina tanto por sus exportaciones a través de Israel como por palestinos que trabajan en territorio israelí.

En general, la suma anual de impuestos que Israel transfiere a la Autoridad palestina supera los 2.000 millones de dólares y equivale a la mitad del presupuesto palestino.

Eso se hizo con normalidad durante años, hasta que Israel decidió que no podía continuar entregando ese dinero en su totalidad- por más que pertenezca sin duda a los palestinos-mientras la Autoridad Palestina efectúa continuamente lo que Israel llama “los pagos por matar”.

¿Pagar o no pagar?

Se trata de pagos que la Autoridad Palestina hace a terroristas presos por haber atacado israelíes y a las familias de los que llama “mártires”, que a ojos de Israel son terroristas que murieron mientras cometían atentados.

Todo, de acuerdo a una tarifa predeterminada, según si en el atentado en cuestión hubo muertos o heridos, cuántas víctimas, y por cuánto tiempo el terrorista en cuestión-que la AP ve como luchador por la libertad- fue sentenciado a prisión.

Febrero de 2019

Israel, convencido de que esos pagos constituyen un aliento al terrorismo, promulgó el año pasado una ley que permite deducir del dinero que corresponde transferir a la Autoridad Palestina, la suma que la propia AP confirma pagó a los presos  y familias de los terroristas muertos , a los que llama-evidentemente-con otra terminología.

Comenzó a implementar la nueva ley en febrero del 2019, deduciendo del dinero palestino un total de 502 millones de shekel , la cantidad que la AP había confirmado había pagado en el 2018 a los terroristas. La AP reaccionó airada, devolviendo a Israel el pago recortado y aclarando el propio Presidente Mahmud Abbas que aceptaría jamás la imposición israelí.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here