Árboles israelíes serán digitalizados por SeeTree

0
164

SeeTree es ejemplo de cómo la Inteligencia Artificial puede aplicarse con éxito en cultivos leñosos, con sistemas capaces de monitorear salud y tasas de crecimiento de cada ejemplar y elaborar planes personalizados a partir de los datos recabados.

Canales sectoriales Interempresas/Israel Internacional.-

Cada árbol es un mundo en sí mismo, con sus propias particularidades y necesidades, que pueden ser diferentes de su ‘hermano’ más próximo.

Los agricultores son conocedores de ello tras años de experiencia y trabajo con ellos, observando su evolución desde el momento de la plantación, el estado de salud y la capacidad de producción.

Pero, por regla general, disponen de esa información sin técnicas objetivas que puedan confirmarlo.

Los cambios de temperatura, la erosión del suelo y las lluvias pueden afectar la capacidad de los agricultores de cultivar árboles.

A diferencia de las viñas, cuando los árboles se estresan difícilmente pueden salvarse, aunque son una de las formas más exitosas de agricultura perenne, pudiendo producir en algunos casos durante decenas y decenas de años.

El sistema de inteligencia artificial de SeeTree, tecnológica israelí fundada en 2017 que trabaja con grandes productores de todo el mundo que cultivan al menos 1.000 hectáreas de cultivos arbóreos, monitorea la salud y las tasas de crecimiento de cada ejemplar de forma individual y elabora planes personalizados para cada árbol o grupo de árboles.

El resultado puede suponer una pequeña revolución en tiempos en los que muchos países luchan por ofrecer alimentos suficientes a la población.

“Se puede pensar en la tecnología de SeeTree de la misma manera que la resonancia magnética revolucionó la atención médica humana”, afirma William Sonneborn, director senior del grupo inversor Corporación Financiera Internacional (IFC).

“SeeTree proporciona la resonancia magnética en un millón de árboles, que potencialmente llega a mil millones de árboles”.

Y es que no son pocos los inversores internacionales que han puesto sus ojos en la agricultura, especialmente después de lo vivido, y sufrido, durante el último año con la pandemia provocada por el COVID-19.

Un sector que lustros atrás resultaba poco atractivo para el capital se ha convertido en uno de los principales focos de interés.

En este caso, IFC se interesó por SeeTree tras una reunión, prevista inicialmente para una hora de duración, y que terminó prolongándose hasta tres.

Los inversores conocían que la agricultura de precisión tenía un papel central en cultivos de soja y maíz en Israel y Estados Unidos.

La tecnología de aprendizaje automático de IA de SeeTree utiliza un análisis integral de imágenes para detectar datos que el ojo humano no es capaz cuando se trata de árboles.

El principal atractivo para empresas como SeeTree es el impacto que pueden tener en el resto del mundo.

Los expertos estiman en unos 400 millones de ‘rendimientos’ (kilogramos por hectárea) de cultivos arbóreos en los mercados emergentes, por lo que IFC tiene la intención de ayudar a expandir las operaciones de la tecnológica para penetrar en esos lugares, mejorar los rendimientos, eliminar los costes operativos y reducir la cantidad de agua necesaria.

«Podemos crear una solución holística en la que las imágenes de drones de SeeTree pueden contar las cantidades esperadas de frutos en un árbol, pero también los problemas de riego excesivo o insuficiente y detectar enfermedades desde el principio para luego permitir el tratamiento», señala Sonneborn.

Inversiones

Los desarrollos tecnológicos de SeeTree han llamado la atención de capitales externos, como es el caso de la multinacional japonesa Kubota Corporation, que ha participado en una ronda de inversión ‘Serie B’ por un total de 30 millones de dólares.

Por su parte, la primera inversión del fondo Orbia Ventures ha sido precisamente en SeeTree, a quien destina 3 millones de dólares.

De esta forma, el grupo empresarial de agricultura de precisión Netafim incorporará estas soluciones en su oferta de agricultura digital y apoyará el desarrollo de las soluciones de SeeTree.

“Estamos encantados de anunciar esta inversión en un momento crucial para el crecimiento del mercado de cultivos permanentes”, manifiesta Daniel Martínez-Valle.

“Identificamos nuevas formas de fomentar una agricultura consciente y rentable y promover la vida en todo el mundo. Desde decisiones agronómicas y comerciales hasta la gestión de operaciones agrícolas, SeeTree proporciona la red de inteligencia de datos más avanzada y completa en tecnología agrícola al combinar las mejores herramientas de su clase con equipos de ejecución expertos».

«Con un fuerte enfoque en proporcionar datos en conjunto, SeeTree continúa generando valor en la toma de decisiones agrícolas. Con el uso de drones de grado militar, sensores terrestres, inteligencia artificial, herramientas de aprendizaje automático y recopilación de datos de arranque en el terreno, las soluciones integrales ‘de extremo a extremo’ de SeeTree ofrecen una estrategia de recopilación de datos de múltiples capas con nuevos recursos para mantener los árboles saludables y maximizando su productividad a bajo coste”.

La tecnología de SeeTree se aplica en cítricos —de momento, donde mejor para funcionar—, almendros, avellanas, aguacates y olivos.

La empresa planea agregar cultivos de eucalipto, palma y pistacho, y tiene intención de expandir sus imágenes a nueces de macadamia, almendros y manzanos en zonas como África, Indonesia y Oriente medio y próximo.

Israel Talpaz y Guy Morgenstern, fundadores de SeeTree

Este experto opina que “el cambio climático está pasando factura a los árboles en varios aspectos; el clima más cálido y extremo requiere diferentes protocolos de riego e infraestructura, así como mayores niveles de adaptabilidad para cada parcela.

Además, vemos cómo áreas que tradicionalmente no se regaron sufren niveles más altos de estrés, ya que los árboles no pueden subsistir sin la ayuda de un riego específico”.

“Próximamente, la revolución digital en la agricultura nos permitirá comprender las necesidades específicas de cada planta/árbol y tener la capacidad de actuar en base a esta información hasta el nivel de una sola planta y árbol”, concluye Martínez-Valle.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here